viernes, junio 01, 2007

COMUNICACIÓN NO VIOLENTA

Detrás de cada acto de violencia se esconde una necesidad del ser humano
Que el ser humano esconde una necesidad detrás de cada conflicto es la idea de partida de la Comunicación No Violenta (CNV). La necesidad, por otra parte, se deja ver a través de los sentimientos que nos provocan las situaciones violentas. Pero ¿reconocemos los sentimientos, los expresamos, hablamos desde ellos, o por el contrario hemos aprendido a esconderlos? "La danza de la comunicación", como la llama la CNV, recuerda al ser humano cuáles son sus sentimientos y cuáles las necesidades, y ofrece un procedimiento para no cerrar las vías de comunicación.

Los sentimientos son una de las esencias del ser humano, son una muestra de la forma en que nos sentimos y reaccionamos ante los eventos de la vida diaria. Son naturales y no es posible evitarlos. Además, están regidos por las leyes que gobiernan el funcionamiento energético del cerebro. Inhibir un sentimiento equivale a fomentar un anhelo, y postergar un anhelo fomenta una frustración. Los sentimientos necesitan de un cauce para ser satisfechos y así podernos sentir completos.

Como seres humanos, sea cual sea nuestra experiencia, es difícil no dar por válida esta definición, incluido cuando dice que la inhibición del sentimiento equivale al fomento del anhelo, o de la ansiedad, que es lo mismo. Y sin embargo, la educación que recibimos y que damos habitualmente contradice lo que parece tan natural: si un niño se hace daño jugando se le dice "eso no es nada, no llores". Si se expresa la alegría o el cariño de forma abierta se nos tacha de “besucones”o “sentimentales", si alguien ríe abiertamente, se le llama “superficial”, “escandaloso”,“inoportuno”, si se está triste, es que uno es “pesimista” y eso, además, está mal visto… hay un largo etcétera de situaciones que podemos reconocer en las que mostrar un sentimiento resulta molesto y, desde luego, susceptible de ser etiquetado con tal o cual calificativo.

OBSERVACIÓN NEUTRAL
Por eso, el primer paso en la CNV es desposeer la comunicación de juicios y valoraciones sobre los demás y sobre nosotros mismos. Es lo que llaman los formadores de este movimiento la observación neutral. Objetivamente y sin calificativos, se describe de qué situación se trata y quienes intervienen en ella sin calificativos que nos sitúen y sitúen al otro.

BÚSQUEDA DEL SENTIMIENTO ASOCIADO
Si se ha realizado el primer ejercicio, el siguiente paso es buscar en uno mismo cuál es el sentimiento que produce la situación: crispación, cabreo, desilusión, disgusto, euforia, enloquecimiento, o cualquier otro que se pueda reconocer pensando detenidamente.

SENTIMIENTO Y NECESIDAD
La CNV parte de que cualquier acto de violencia responde a las necesidades que se encuentran en uno mismo –deja aparte las de los demás, porque no distanciarse de las de los demás ya es calificar: éste/a es que es, es que necesita... etc; y recordemos que tampoco cabe la autocalificación--. Asociaremos entonces el/los sentimientos que hemos reconocido ante la situación violenta a las necesidades personales.

Por ejemplo, un sentimiento de crispación ante una situación como puede ser que un compañero de trabajo no tenga en cuenta sus responsabilidades por lo que caen sobre otro, puede estar hablando de la necesidad de respeto, de consideración, de derecho al descanso de quien tiene que sustituirlo, etc. Porque, dice la CNV, existen necesidades universales para todos los humanos, que afectan a cuestiones como la autonomía, la integridad, la interdependencia, las necesidades físicas o las metafísicas.

EXPRESIÓN DE LA NECESIDAD: LA PETICIÓN
El sentido de esto que llaman “danza de la comunicación” es que el canal entre el emisor y el receptor no se cierre, y que en cualquier momento se pueda expresar cual es la necesidad de cada uno. Descrita la situación de conflicto, reconocidos los sentimientos que provoca, asociados éstos a las necesidades individuales, estamos en disposición de expresar cual es la necesidad que tenemos.

En el ejemplo anterior, se podría expresar así según una fórmula que CNV aplica: “Cuando es la hora de tu trabajo y no estás para hacerlo, yo me siento desbordado, disgustado, fastidiado, … porque yo tengo necesidad de descanso, de respeto y de consideración. ¿Podrías, entonces, acudir a la hora que te corresponde al trabajo?

Naturalmente que esta fórmula resulta rígida y poco aceptable en una comunicación como la que habitualmente damos por cotidiana, y que llaman de lobo, porque es calificadora y etiquetante, frente a la de jirafa, metáfora de la comunicación que procede del sentimiento. Pero de ella lo más interesante es la liberación que procura no etiquetar a los demás, y la búsqueda en los sentimientos taponados que están asociados a necesidades particulares, independientemente de las de los demás. Si no se produce respuesta, es entonces cuando la misma "danza de la comunicación" se enfoca a descubrir cuáles son las necesidades del otro que interviene en el acto de violencia.

  • Rosa María Alemán López, formadora de Comunicación No Violenta, ha realizado recientemente un curso, organizado por el sindicato STEI, sobre este tema con un grupo de profesores de Murcia. Es de los primeros que se dan en España, donde aún no se ha profundizado mucho sobre la comunicación y educación emocional. Como formadora, ha trabajado durante once años en Guatemala en educación de Adultos y en Formación de Profesores. También en Educación por la Paz y Salud Mental a través de la expresión corporal con víctimas y grupos damnificados por los conflictos armados del país. Desde hace tres años vive en India, en el intento personal de seguir formándose...en ella misma.
  • La Comunicación No Violenta es un movimiento ligado al pacifismo y a la filosofía de la no resistencia. Tiene como maestro al psicólogo Marshall Rosenberg, de larga experiencia en cárceles y lugares con alto nivel de conflictividad.

24 comentarios:

Aloia dijo...

Apabullante. Extremadamente realista. Volvemos a las cadenas. Conflictos macroscópicos derivados de lo microscópico. Sólo hay que mirar a nuestro alrededor, en el día a día...Hace bien poco, expresándole un sentimiento a una "amiga", su respuesta fue "no estoy para tonterías". Empatizar no está de moda aunque queda muy bonito decir que lloramos con el telediario. Opino que quien no está preparado para empatizar con lo próximo, jamás podrá hacerlo con lo lejano...y córcholis:conflicto! Podría seguir escribiendo horas..porque hilaría inmediatamente con este nuevo mundo de los blogs y un largo etc que se me ocurre.
Gracias Pilar, me encanta el análisis sociológico(pasión) y aquí tengo la oportunidad de compartirlo.
Besos.

P.D: En el comentario a la entrada anterior, se me olvidó citar dos libros(que seguro que habrás leído ya) que dan una idea del problema global; me refiero a "Como nos venden la moto"(de Chomsky) y "Ante el dolor de los demás"(de la Gran Susan Sontag)

Pilar M Clares dijo...

Ay, Alioa, pues tendremos lugar a largas conversaciones, porque coincidimos. Me alegro un montón.

Totalmente de acuerdo con lo que dices. A mí me pasó que hice un examen del que salí cabreadísima porque no era como me lo esperaba. Desde mi punto de vista, contravenía técnicamente la técnica del test: todas las preguntas penalizaban. Cada enunciado tenía algo así como tres o cuatro renglones, y cada opción, cuatro por pregunta, en un total de sesenta preguntas, de nuevo tres renglones cada una. Solo en leerlo se tardaba un montón, y las diferencias entre las opciones variaban en una palabra o un sintagam puesto al revés, ¡¡¡aquello era un infierno!!!
Bueno, pues al poco tiempo vi al profesor, y le dije lo que pensaba, ¡ni te cuento cómo le sentó! Pues el azar, mira por dónde, me lo puso delante el otro día entre un grupo de amigos...una situacióóóonnnnn... violentísima.

Y ahora digo yo, cerrar una comunicación con un profe es algo que aparentemente no tiene importancia, sin embargo, por las circunstancias que explico, me crea desazón, violencia, me hace pensar más aún en mil calificativos de descréditro hacia él. ¿Qué esconde eso en realidad? Pues la necesidad personal de reocnocimiento, de justicia, de autoestima etc.?

¿Y un día se lo planteo? Pues ya tiene que venir la cosa bien como para que lo haga, la verdad, porque como dices de tu amiga, "no estoy para tonterías". Parece tan fácil, pero... en el fondo acumulo tontamente violencia ¿o no?

Y no me enrollo más...es largo y en cuestiones más transcendentes, éste es un ejemplo cotidiano. Mil besicos

Julia Ardón dijo...

Excelente aporte. De esto se trata.
Gracias, Pilar.

Antwoneone dijo...

Empiezo a creer que la palabra "amigo" empieza a ser una muletilla (como la utilizan los gringos) similar Tío porque nos hallamos rodeados de personas que nunca están cuando las necesitas (aunque sea un concepto "adolescente" de amigos-para-siempre-hermanos-de-sangre-compañerico-del-alma-compañero (o era tan temprano?)
Yo quiero ser, riendo, el hortelano. Y esperar a que el cielo llore sobre los sentimientos que planté y crezcan como el arbol que no he sido pues mis pocas raíces son 4 amigos.
Así que empatizo pronto (poco) con lo superficial que es de lo que se trata si no quieres llevarte una "enritación"
Besos sociológicos (pasion?)

Jenipher dijo...

Gran tema, que como dices, nace de uno pequeño... ¿pequeño?... he allí el quiebre...

Me adhiero al planteamiento...

Buen domingo, cariños...

Pilar M Clares dijo...

El sentimiento que tengo cuando os leo satisface la necesidad de empatía y comunicación que tengo y por lo que escribo en este blog. Es por eso que os agradezco vuesttras opiniones, y que tengáis tantas ideas que aportar, ---esto me está quedando...---que Antowneone, bienvenido, un placer leerte, que me evocas a Miguel Hernández,con quien tanto tenemos, Julia cómo me gusta verte por aquí, gracias, y Jennipher también un abrazo de bienvenida.
Efectivamente, no hagamos de la acumulación de micros un macro que se vuelva como boomerang...pero no es fácil, lo es más señalar al uno o al otro como antagónicos. ¡¡Invitación a el show de los sentimientos!! ¿quién quiere entradas? BESAZOSssss

Por cierto, Aloia se me olvidó coemntarte sobre esos dos pedazos de libros que comentas. "Ante el dolor de los demás" lo saqué de la biblioteca hace muy poco por un trabajo que hacía sobre S.Sontag, alucinante esta mujer, referente indispensable. ¿nos reconstruimos con las imágenes? Miles de sugerencias... Y de Chomsky, qué contar, también he tenido cerca 11-9-2001...hummmm...un análisis interesantísimo del 11S y del terrorismo, la prensa, la política... me alegra compartir a esta parejilla de genios. Besos

Celeste dijo...

! Menudo nivel!!!!!!!
Gracias Pilar, se agradece siempre.

El tema genial!
Y me encanta seguir los comentarios.

Puede haber un comportamiento social qeu no emane de lo personal?
Podríamos evaluar lo social y lo personal por separado?
Hay un comportamiento colectivo que no se daría en lo individual?
Esto siempre anda dándome vueltas...

Bombermán dijo...

Por eso yo voy a expresar mis sentimientos bien bonito así, mira, Pili, y te digo que te mando un besote, un abrazote y... muchos besotes y abrazotes más.


!D

Lucía Benítez dijo...

Gracias, Pilar. Nos hemos quedado con la miel en los labios. ¿dónde hay más información? ¿hay más cursos?
A Celeste:
Los comportamientos individuales y colectivos están siempre muy relacionados. En solitario, donde nadie nos ve tenemos formas de actuar que se escudan en lo oculto. Lo colectivo es siempre un enjambre de interrrelaciones que se modifican y nos modifican y en la que todo tiene un mayor alcance.
Muchos besos

Antwoneone dijo...

No se si el boticario (de la botica niña no va aya a solaaa) gasta esta misma pistola (de larra) pero se me emparra el gesto en la dicotomía de la superseriedad socio/femino/periodística de tus páginas con la alegre y rápida Zoltura (de zanluca?) de tus comentarios de zen zuale onomatopeyas.
Esa rectitud militante me impide linkearte but i wish

Pilar M Clares dijo...

jajajajaja, ayayayyyyy, antowoneone qué risa, pues va a ser eso que dice Lucía, que si lo colectivo y que si lo individual... lo que es "yo"... muerta de risa todo el día, lo que es "nos", qué cabreo, coño, así es que me quedo con lo que te quedas de mís onopatopeyas, que siempre fueron sonidos libres llenos de intenciones. hiiiiiiii, un abrazo.Por cierto, que tu nombre también tiene son.

Celeste, me has dejado en un lío de pensamientos, o de expresión, cómo podría decirlo. Vamos a quitarnos las ca(s)pas de la educación, de qué hay que hacer y lo que no, de las cosas que no eran como pensábamos y nos replantean otras, de lo que nos dicen quienes queremos, de la polis(-ítica),vamos a suponer que nos vamos a quitar todo lo externo... ¿a ver...hmmm...qué queda por aquí....hmmm...una individua desposeída... Nos buscamos sin saber dónde, recurrimos a las palabras ¡y volvemos a conectarnos!?? amor-odio en lo colectivo. Según la comunicación no violenta las necesidades son personales, y compartidas, universales. Pero mientras nosotras nos comemos el coco, otros-as van organizando la vida colectiva,haciendonos creer que son tales o cuales. Individuos libres=sociedades libres, pero los primeros vamos más lentos que las segundas.La vida empuja, o apretuja. Temazo el que planteas.

Miles de besos a todos-as

Pilar M Clares dijo...

Bomber, mi hombre bomber, lleno de sentimientos, eres una esperanza. Besicos, hm.

Antwoneone dijo...

Podías empezar por ahí (temazo) en tu próxima entra-da.
Digo por el estilísmo comentarial.
Lo cual igual nos lleva al de-wate(r) sooner than later.
x

Anónimo dijo...

Pilar, de nuevo temazo con fondo que entronca directamente con nuestros usos sociales y educación anti-sentimiento. Los hechos que comentáis, sobre situaciones cotidianas en las que como respuesta obtenemos, como poco, una agresión verbal, son una muestra perfecta de nuestra sociedad de comunicación violenta de la que pocos escapan.

Anónimo dijo...

Qué cabeza Pilar, soy Francis el del comentario anterior.
Besos

Jenipher dijo...

Pasando a agradecer tu visita en mi casa...

Esta semana todo mun do habló de violencia, maltrato, etc...

hay que hacer algo!!!

besos de chocolate

Antwoneone dijo...

En el dulce maltrato del chocolate waslúkin4u
Dondestabas?

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Chica pues me ha venido de perlas, porque tengo un compi de curro que es un jeta y se pasa el día de arriba a abajo, paseando un papel en blanco por toda la oficina y sin dar golpe. Así que voy a establecer una CNV con él a no más tardar. Él, como tiene tanta cara, seguirá probablemente haciendo lo mismo, pero al menos yo podré sentir esa liberación de la que hablas y desparecerán las ganas permanentes de estrangularlo que me entran.
Un beso.

Malasombra dijo...

Gracias Pilar, ojala lo lean y lo difundan en todas partes. Desde ya te estoy copiando a los amigos para asi, hacer una gran cadena de sensibilizacion. Un abrazo.

beth dijo...

buen remedio para los etarras...habría que recomendárselo a don talante, siempre con las orejas pá alante...

Mari dijo...

lenguajes concensuados.

Pilar M Clares dijo...

El que la lleva la entiende, antwoneone, up, ¿por dónde dices que cominece la nueva entrada? a ver...

Besos Jenipher.

Gregorio, de esos compañeros tenemos una dosis cada uno, mira a ver si responde así... y cuenta cómo ha ido. Un abrazo

No me lo puedo creer. dolomitas Francis y Beth, vosotros aquí!!! Pues para la CNV la cosa, Francis, está en escapar desde una posición individual quee vita generar más violencia. Un ejercicio difícil. ¿Piensas, Beth, que este gobierno es violento?Besazos a ambos.

Consensuar, sí, Mari (¡¡¡Pásalo bien!!!)

Raquel dijo...

¿Y cuando el problema no es el reconocimiento ni siquiera la expresión de nuestros sentimientos, los ajenos y aquello que los provoca? Creo que en muchos casos se trata no de comprender, si no de un cambio de actitud en la práctica. Expresar nuestros sentimientos y necesidades y comprender los ajenos no garantiza en absoluto que se pueda dar comunicación o que la situación mejore.
Como teoría es interesante, pero no la veo aplicable en muchos entornos.

Besos.

Pilar M Clares dijo...

Raquel,¡¡hola!!. Se trata precisamente de forzar la comunicación con un procedimiento . Es una herramienta, una estrategia precisamente cuando hay una dificultad de comunicación, es decir, es un modo de intentar a través de la expresión formulada la empatía. Y desde luego no es solo comprender ese "todo" del otro y del yo. Se trata de dar los pasos. Y claro que nada garantiza nada. (Imagínate cuando trabajan con violadores y víctimas, por ejemplo, con asesinos y familiares de los asesinados...tela)