jueves, octubre 18, 2007

TRECE ROSAS EN LA ETERNIDAD


El 5 de agoto de 1939, trece mujeres fueron ejecutadas ante las tapias del madrileño cementerio del Este:

Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brisac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García y Luisa Rodríguez de la Fuente.

Por ser algunas de ellas menores de edad se les llamó las TRECE ROSAS. En general, se les acusó de pertenecer a las Juventudes Socialistas Unificadas; aunque había otros cargos, como el imputado a Julia Conesa: haber sido “cobradora de tranvías durante la dominación marxista”.

El régimen franquista adoptaba un tono paternalista con las mujeres en sus mensajes, pero trató con igual inquina a hombres y a mujeres. La miliciana era para los vencedores la antítesis de la mujer, cuya misión en la vida era ser madre y reposo del guerrero.

“Reunido el Consejo de Guerra Permanente número 9 para ver y fallar la causa número 30.426 que por el procedimiento sumarísimo de urgencia se ha seguido contra los procesados (…) responsables de un delito de adhesión a la rebelión (…) Fallamos que debemos condenar y condenamos a cada uno de los acusados (…) a la pena de muerte” y con este documenteo fusilaron a estas 13 mujeres y a 43 hombres.

Una testigo, María del Pilar Parra, recuerda: “Yo estaba asomada a la ventana de la celda y las vi salir. Pasaban repartidores de leche con sus carros y la Guardía Civil los apartaba. Las presas iban de dos en dos y tres guardias escoltaban a cada pareja, parecían tranquilas..."

“Si fue terrible perderlas, verlas salir, tener que soportarlo con aquella impotencia, más lo fue ver la sangre fría de Teresa Igual relatando cómo habían caído. Entre las cosas que nos dijo, fue que las chicas iban muy ilusionadas porque pensaban que iban a verse con los hombres, con sus novios y maridos también condenados antes de ser ejecutadas, pero se encontraron que ya habían sido fusilados” añade Carmen Machado, también presente.

Habían pasado cuatro meses oficialmente del final de la guerra, y en las radios de Madrid se escuchaba:

“Españoles, alerta. España sigue en pie de guerra contra todo enemigo del interior o del exterior, perpetuamente fiel a sus caídos. España, con el favor de Dios, sigue en marcha, una, grande, libre, hacia su irrenunciable destino…”

Franco también advertía continuamente en sus discursos:

Juro aplastar y hundir al que se interponga en nuestro camino”

Entre otros:

“El número de detenciones diarias en la capital era muy variable en 1939, aunque muchos días la información titulada ‘Detención de autores de asesinato’ estaba formada por más de cien nombres…”, escribe Pedro Montoliú en su libro Madrid en la posguerra, 1939-1946. Los años de la represión (Sílex, 2005). Los peores meses fueron junio, con 227 fusilados; julio, con 193; septiembre, con 106; octubre, con 123, y noviembre, con 201. Por días, los más sangrientos fueron el 14 de junio: 80 fusilados; 24 de junio, 102; 24 de julio, 48; el 5 de agosto, 56. Hablamos solo de Madrid.

Blanca Brisac escribía a su hijo esa noche, mientras aguardaba la pena capital: “Voy a morir con la cabeza alta… Sólo te pido… que quieras a todos y que no guardes nunca rencor a los que dieron muerte a tus padres, eso nunca. Las personas buenas no guardan rencor… Enrique, que te hagan hacer la comunión, pero bien preparado, tan bien cimentada la religión como me la cimentaron a mí… Hijo, hijo, hasta la eternidad…”.

Más información:

Reportaje de Lola Huete Machado

En este blog:

Antes de ser fusilado

Recuperación de la memoria: "Muerte en el valle" de Christina Hardt

Dulce Chacón y "La voz dormida"

17 comentarios:

3'14 dijo...

Me apetece mucho ver la película, pero mucho me temo en que acabe sepultada por esos comentarios en que el cine español sólo sabe hacer "españoladas", melodramas costumbristas y a nivel político todo cuanto se refiera a la guerra civil...

Yo soy de la opinión que para no olvidar es preferible mantener las memorias refrescadas.

Besos

Celeste dijo...

Tantas mujeres, tantos hombres asesinados…tanto silencio obligado, tanto “a la fuerza y por la patria”, tanta risa amordazada!

Cuando estudiaba, hice prácticas durante un tiempo, en la calle Peñalver, en la residencia “Fundación Fausta Elorz, del centro de Madrid.
Las “hermanitas de la caridad” que se encargan de la residencia, aún rezaban a diario, “por esos comunistas que tanto daño hicieron a España”. El sótano de esa residencia, fue usado durante mucho tiempo para dejar morir apelotonados, machacados, sin comer, durmiendo sobre el agua del suelo, a hombres y mujeres sin que ni siquiera supieran de qué se les acusaba, sintiéndose morir…Desde aquí se llevaban al “paseillo” a muchos.
En la fachada, se puede leer:
Aquí estuvo encarcelado Miguel Hernández, en este lugar escribió “Nanas de la cebolla”
…Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca…
Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.


Si perdemos o silenciamos la memoria histórica, toda la memoria histórica, la muerte rondaría constantemente a la libertad.
Gracias Pilar por contribuir a que los nombres, a que los hechos, pervivan.

Celeste dijo...

He conocido, en mi adolescencia a mujeres que fueron rosas en las carceles Franquistas. Me contaron, durante largas tardes, sus palizas, sus torturas...como las arrebataron a sus hijos y eran entregados a casas "de buenas familias" y cómo después de tanto, despues de tanto...vivian menospreciadas y señaladas como "rojas".

Escucharlas era algo que...

No, no las olvidaré, sus palabras, su vida, viven en mi.

Me tocó una adolescencia que muchos se empeñan en silenciar, pero sólo se puede guardar la historia cuando esté completa, sólo cuando esté completa.

Azul dijo...

Hay eventos en la vida tan....deshonrosos e injustos que no deberíamos repetir, sin embargo lo vemos cada día, cada época con otros rostros, otro idioma...a veces me choca la idea de repetir la historia. Y otras de no callar nunca lo que sucede para evitar repertirlo...y sin embargo...

Bikos.

Hôichi dijo...

Las injusticias históricas se deben recordar y procurar que no vuelvan a ocurrir, junto con la reparación de las víctimas, mal que les pese a ciertos pájaros azules de este pais, que también es el nuestro

Aloia dijo...

Es prácticamente una excepción aquella persona que en este país no tenga una historia relacionada con esa etapa de nuestra reciente historia, ya sea más lejana o allegada...mi abuela es de las que a día de hoy no sabe a dónde ir para visitar a su padre. No se puede poner tierra sobre lo acontecido, menos ignorar a las víctimas, muchísimas aún vivas.
Me sorprenden, lo cierto es que ya nada me sorprende viniendo de cierta calaña,las declaraciones de Mariano Oreja diciendo que no puede condenar la dictadura porque pertenece a nuestra historia y muchas familias españolas convivían con ella con total normalidad. Señores, a dónde hemos ido a parar; así que muerte a Fidel, pero beneración a Franco...sinto caer en la demagogia, pero me lo ha puesto a...
Demasiado dolor, demasiadas familias rotas, demasiadas incógnitas aún a día de hoy como para seguir ocultando.
Me enfurece todavía más, que ciertos pájaros azules, como dice hôichi, llenen sus bocas diciendo que tal ley hará resurgir demonios enterrados; curioso que lo digan ellos, únicos que por activa y por pasiva entonan en sus discursos frases que sí deberían estar enterradas: las dos españas, los rojos vienen a quemar las iglesias, uan españa grande y libre, la unidad de españa....porque son los únicos que aún hacen alarde de la ley del miedo, la única que debería estar enterrada.
Y paro, porque es un tema que dá para mucho y en el que es muy difícil dejar al margen sentimientos.
Mil biquiños!

Pía Bórquez dijo...

cuando leo esto se me aprieta el corazón.

saludos

Pilar M Clares dijo...

Ayer jueves 18, se aprobó la Ley de Memoria Histórica finalmente. El País destacaba en primera sus principales aspectos:
*Condema del franquismo
*Incentivos públicos a la recuperación de las fosas.
*Desaparcíón de símbolos franquistas
*Ilegitimidad de los juicios
*Regulación del Valle de los Caídos

Creo que coincidimos en que era necesaria, y que los girtos de quienes se resisten son los que siguen, ¡después de 68 años de terminada la guerra! -oficialmente-,considerándose vencedores y coontinuadores de esa ideología totalitaria. Allá ellos y sus rencores.
Del 39 al 75, del 75 a 2007 ¿cuántos alos hacen falta históricamente para que una ideología deje de tener efecto?

3,14, viene un comentario de Carlos Boyero en el País que no le dice muchos piropos, yo la veré no obstante.

Celeste me emociona mucho, muuucho, lo que dices, y esos versos y esas palabras oídas... grande eres!

Azul no callar para no repetir, si es posible.

Hoichi víctimas que sufrieron, ellos y descendientes, toda la idignidad, ya vale, ya, sí.

Aloia, más testimonios, eso hace falta, no callar.

Pía el corazón se aprieta y se dilata, vida ¿qué tal tu pequeñin?

Besazos para todo el mundo. Gracias por todo lo que decís, y que siga la ronda.

canichu dijo...

En febrero de 1939, a pocos meses de acabar la guerra civil de modo oficial, no tanto oficioso, Franco emite en el BOE la ley por la cual se legitimaba matar, perseguir, sancionar, encacelar, etcétera a todo aquel que fuera de izquierdas y sobre todo de aquel que lo fuera y de modo comprometido. No entro a valorar la etapa de la guerra civil, que podría hacerlo, pues también es un tema para discutir, pero durante la dictadura simplemente el grupo vencedor tuvo toda la maquinaria más que suficiente no para reconstruír socialmente a un páis, pues no la uaron para eso, sino para exterminar física, moral, e ideológicamente a todo aquellos opuestos a las ideas en las que se basaría el nacionalcatolicismo (término que designa la dictadura de Franco en numerosos libros de Historia). Y este nacionalcatolicismo no fue igual a lo largo de toda la etapa de Franco. Las trece rosas fueron ejecutadas en 1939, con la guerra civil aún reciente, pero aún más allá, cuando algunos obispos que apoyaron a franco discrepaban en silencio (ahora se han sacado documentos al efecto) acerca de que el gobierno de franco había prohibido la enciclica del Papa condenando el nazismo y el fascismo, solo la autorizaron cuando la guerra mundial estaba claro que sería ganada por los aliados. Es una etapa en la que Falange controla etapa de gobierno, y esta en origen tenía muchos miembros ateos, al modo del fascismo italiano, y beneraban las formas de hacer de Hitler y Mussolini. Las propias imágenes del momento enseñan como el saludo franquista era imitación del nazi y el fascista... hasta que en 1942 se ve que perderán la guerra y deciden eliminarlo. Franco quería entrar en guerra a favor de Hitler y Mussolini, no entro a citar los porqués sí, y los porqués no lo hizo. Sólo anoto al respecto de las trece rosas que la etapa de 1939 a 1942 fue una de las etapas de la dictadura donde mayor número de gente fue ejecutada a menudo sin garantias legales. de 1942 a 1946 las ejecuciones prosiguieron pero se frenaron por miedo a que los aliados acabaran invadiendo españa. Tras ver en 1945 que eso no ocurriría se abrió otra etapa de 1946 a 1949 donde la represión fue aún más sangrienta que la de 1939 a 1942. Todo esto se puede rastrear en los documentos de quejas en la ONU, en la prensa exiliada, en procesos judiciales, en fosas comunes y sus fechas registradas en municipios, etcétera. El régimen siguió eliminando adversarios físicamente hasta 1975, pero en menor cantidad, ya no quedaban tantos para matar, aunque sí muchos para encarcelar, sancionar en trabajos, marginar, mantener en exilio, etcétera. LAs trece rosas, las primeras con nombre propio y repercusión interancional tras acabar la guerra civil (durante la guerra hubo otros más famosos, como Lorca) son victimas de una etapa donde Franco, sin demasiadas dudas, deseaba aliniarse e instaurarse al modo de sus amigos y colaboradores alemanes e italianos del momento.

Pilar M Clares dijo...

Canichu, te esperaba en este post, y te agradezco mucho los datos que aportas, como siempre interesantes.
Efectivamente el rumbo de la guerra mundial cambió el de este país.Sobre todo de Mussolini aprendió bastante el Franco, los sindicatos verticales fueron uno de los ejemplos. Para quien no tenga el dato, la últimas sentencias de muerte fueron en el 75.
Yo digo que no a la pena de muerte, sea cual sea el régimen político.

Raquel dijo...

Tomo nota de esos vínculos, Pilar. Un beso.

Karuna dijo...

Yo en breve veré la película, alguien la ha visto? ¿Qué tal está?

La verdad es que es pasmoso toda la barbarie que rodea la historia del hombre, sin palabras...

Un besote,
karuna

casandra casandra dijo...

por eso no existe la historia, sino solo un remake de ella.

pelao dijo...

no sabia que jesus ferrero habia escrito algo sobre ellas, me leo el libro antes de ver la peli...y justamente en el libro que ahora leo(simulacra de philipkdick) un rescatado goering fuera de su tiempo concede que el regimen nazi finalmente no hubiera triunfado a largo plazo precisamente porque se empeñaba en mantener a la mujer en roles "familioamatorios" en vez de integrarla plenamente en el curuscuru sociopolitico...hm

Pilar M Clares dijo...

Novela con cinismo del que ese que te saca de la ficción y te hace pensar hasta donde la literatura puede recoger la esencia de la realidad, del siguiente modo:


Roux, Cardinal y el Pálido habían comido opíparamente en el Ritz y se sentían alegres (…). Una hora antes les había llegado la orden de elegir a quince mujeres, preferentemente menores de edad, para conducirlas a juicio. Ya en comisaría, una señora, que se sentía agradecida porque habían liberado a su hija, le regaló al Pálido un ramo de rosas. Eran quince… El Pálido lo cogió y, mirando a Cardinal y a Roux, dijo: ‘Señores, ha llegado el momento de decidir quiénes van a ser las quince de la mala hora. Bastará con ponerle un nombre a cada una de las rosas… Empezaré yo’, dijo tomando una flor. ‘Y bien, esta rosa de pasión se va a llamar Luisa. No conseguí que esa bastarda pronunciara una sola palabra en los interrogatorios. Por poco me vuelve loco’. ‘Y ésta, Pilar’, dijo Cardinal. ‘Y ésta se va a llamar Virtudes’, susurró el Pálido con precipitación. ‘Y ésta, Carmen’, dijo Cardinal. ‘Lo merece más que nadie. Nunca me miró bien esa condenada’. ‘Y ésta, Martina’, anunció Roux. ‘Está siempre ausente. Seguro que ni siquiera se va a dar cuenta de que ha muerto

Besos Pelao

Casi nada comprobable es cierto casandra, ni lo documentado si quiera, interpretaciones, las muertes sí, eso sí.

Queda la expectativa de cómo se habrá resuelto cinematográficamente. Karuna hablaremos.

Besos a Raquel, y a todos-as.

Un a-mail de Miguel A. Gómez Navarro dijo...

Muchas gracias por incluír el vídeo sobre mi canción ¡Ay Carmela!


Un cordial saludo,


Miguel Ángel

Pilar M Clares dijo...

Una suerte para mí encontrarla y ´recibir ese e-mail. Un fuerte abrazo. Mil gracias. También por tus palabras.