domingo, septiembre 21, 2008

MOROS O CRISTIANOS



En Madrid se ha celebrado esta semana la Conferencia Internacional para el Diálogo auspiciada por el rey de Arabia Saudí, Abdalá Bin Abdulaziz Al-Saud. Allí se han reunido unos doscientos pensadores oficiales de las principales religiones que, antes de llegar, de sobra ya tenían probada su incapacidad a la vista de las tensiones en el mundo y el interés con el que ellos mismos las alimentan. Son cardenales católicos, obispos evangélicos, patriarcas de las iglesias ortodoxas, rabinos judíos, lamas budistas de varios países, incluido China, y, sobre todo, dirigentes del mundo musulmán en sus diferentes manifestaciones. Los últimos, además, lo tienen mejor porque en sus países son dueños de los cuerpos y las almas. En resumen, todos santos y preocupados.

Arabia Saudí, convocante del evento, tiene como constitución el Corán, libro de tal flexibilidad que, siendo un tratado de amor, protege leyes civiles como éstas:
Y etc.

Arabia Saudí es un país importante que limita con Iraq, Jordania, Kuwait, Omán, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Yemen, y tiene uno de los PIB más altos de la Península Arábica. También es de los más decisivos en la economía del petróleo desde que en 1938 descubrieran que lo tienen. Precisamente en los últimos días, Sarkozy ha cerrado con ellos un trato sobre venta de armas que dará al país vecino unos 400.000 millones de euros, aunque quizás no sea eso precisamente lo más interesante para el francés, sino la ayuda que está dispuesto a prestarles en nucleares o los 1,54 millones de barriles que van a empezar a extraer del complejo de Kurhais. Arabia Saudí, hemos leído en titulares, es el nuevo coloso del petróleo para Europa después de que la guerra de Irak se haya quedado tan solo en cifras de atentados, enfrentamientos, heridos o muertos diarios, amén de empresas de reconstrucción externas.

Abdalá Bin Abdulaziz, concentra todo el poder como monarca en un sistema de acumulación de riquezas bien poco democrático en el reparto. Pertenece a una ancestral dinastía que desde mitad del dieciocho gobierna el país (el nombre del país procede de su mismo apellido:Al-Saud). No existen en Arabia Saudí partidos políticos, todo pasa por las manos del rey, que conserva la tradición medieval de las audiencias al pueblo; todo menos un asunto, el legal, controlado por los clérigos que se adhieren a la estricta interpretación sunita de la ley islámica. Para el caso de la mujer castigada a latigazos por haber sido violada, el tribunal aclaró:
'Reiteramos que las órdenes judiciales en este virtuoso país (...) están basadas en el libro de Dios (el Corán) y las tradiciones de su Profeta (Mahoma), y que no se emite ninguna orden que no esté probada'.

A mí esta reunión no me ha sabido bien, por mucha alianza de civilizaciones que pretenda si es que es así, que más huele a reunión de familias a lo corleone o zorros en corral decidiendo la gallina. Me los imagino haciendo concursos sobre cuántas niñas no estudian en sus países, cuántas están pendientes de latigazos por conducir un coche o tomarse un café con un amigo, cuántos abortos a niñas violadas han condenado, cuántas tienen encerradas en sus casas por su bien, cuántos muertos e infectados de sida han favorecido con las campañas contra los preservativos, cuántas páginas prohibidas, escritores condenados, científicos en la hoguera, cuánta virginidad hace falta para ser mujer, cuánta obediencia, cuánta sumisión para ser ciudadano o ciudadana, cuántas manos para poder robar en un país rico lleno de pobres.
Y si hablamos de respeto a la tradición, que conmigo no cuenten mientras los derechos humanos esenciales no sean su punto de partida. En estos interlocutores, sean moros o cristianos, sinceramente no creo.

11 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Ninguno de esos ha pegado un palo al agua, toda la vida dictaminando sobre la vida de los demás.

En una obra los ponía yo, de sol a sol, seguro que cuando volvieran a casa estarían más centrados.

Es que hay tener la cara muy dura para decirle al resto de humanos como han de vivir, no sólo eso sino encima castigarlos si no hacen caso.

Estoy pensando que lo de trabajar en la obra es poco, mejor los pondría en el interior de los cimientos, tipo mafia, ya me entiendes.

Besos.

pe-jota dijo...

Creo que el texto lo explica todo clarito, muy clarito.

Hablemos sí pero también hablemos de ellos.

Pilar M Clares dijo...

Mira, Toro, una reunión entre nosotros mejoraría con diferencia este mundo, y más barata.

Propuestas sobre qué hacer con ellos:
*Metidos en interior de cimientos (toro)...hum..interesante, difícil de superar, hummm...

* antes del cimiento: pasada por instrumental cocina: centrifugado, el rebanador, la tostadora, trituradoras, filtro antical, hervidos al vapor...

Difícil toro, me lo has puesto ¿alguien da más?

Pedro dijo...

Apoyo a pjota, no es mala idea hacer público la desvergüenza de estas gentes, pero de verdad de quien hay que hablar es del explotado, la explotada.Mi propuesta es meterlos en un barco a la deriva.
Beso

Pilar M Clares dijo...

http://www.world-dialogue.org/Spain/program.pdf
En esta dirección está el fascinante programa que ha montado esta joya de rey, Abdalá para los amigos. Ni una mujer ponente.

El último día, una ponencia de un fulanito llamada: "EL papel de la mujer en el desarrollo de la coexistencia y el diálogo"...qué potito...

¡tufo! fuf

Nuestro rey también estuvo, y eso que estaba cabreado con su homónimo por haberse saltado a la torera un protocolo sobre unas fotos de la Leti; advertido del tema, se lo pasó por el forro. Eso tiene dejarle la casa a semejante especímen.

Besos pjota y Pedro, ¡qué suerte tenéis de ser hombres!

Celeste dijo...

Ando atrasada con las noticias, pero me entero que han lapidado a tres chicas por casarse sin permiso de sus mayores y a sus tres madres, por ocultarlo.

Cuantos casos similares ocurrirán en distintos países, bajo esta tiranía?

Que su Dios les justifique, porque los simples mortales no podemos.

(Y nuestro rey, preocupado por la Lety)

Noticia de hoy en Europapress dijo...

Dos mujeres de etnia africana de la región sudanesa de Darfur han sido condenadas a muerte por lapidación acusadas de adulterio, mientras sus supuestos amantes no han sufrido ninguna condena, según denunció hoy la Organización Contra la Tortura en Sudán.


Ambas mujeres fueron juzgadas por separado en la localidad de Azaza, en el estado central de Al Jazira, a 200 kilómetros al sur de la capital sudanesa, Jartum.


Las condenadas son Saadiyah al Fadel y Umounah Daldoum, de la tribu africana Tama, que reside en el conflictivo Darfur y formaban parte de una agrupación tribal que trabajaba en granjas en Gezira Scheme (centro del país).


Ambas fueron trasladadas tras el juicio a una prisión en la localidad de Wad Medani, capital de Al Jazira. Al Fadel, que se declaró culpable de adulterio, fue sentenciada y se encuentra encarcelada con su hija de 18 meses.


"Saadiyah fue abandonada por su esposo durante algún tiempo y confesó ante la corte que que se había quedado embarazada de esta niña de otra relación con un hombre al que nombró", dijo un activista de la organización. Este hombre fue llevado ante la corte y, tras asegurar que no tenía nada que ver, fue absuelto por falta de pruebas. La otra mujer, Daldoum, también confesó.


La muerte por lapidación es un castigo estipulado por la ley islámica o Sharia, que está vigente para las autoridades centrales sudanesas, de mayoría árabe. Según el activista, el juicio fue injusto. "No hubo abogados de defensa, y los procedimientos judiciales fueron en árabe, un idioma que las acusadas no entienden", dijo.




http://www.europapress.es/noticia.aspx?cod=20070322191122&ch=69

Pilar M Clares dijo...

Yo digo, Celeste, lo que AI, que las prácticas religiosas y tradicionales no pueden utilizarse como excusa para violar los derechos humanos fundamentales de las mujeres-muchas veces- y de los hombres -porque son sistemas injustos para todo el mundo-. A la misma vez, son países con un potencial económico que nunca está al servicio del pueblo pero sí participa de la vida económica internacional y de las decisiones.

Esta reunión de santones carcamales me ha puesto los pelos de punta.

Besazos

Simone de Beauvoir dijo...

Mandale esta invitación, jejeje. http://www.feminismeislamic.org/cast/index.htm

Pilar M Clares dijo...

Ellos no leen, Simone
qué interesante tu asociación-blog, te enlazo. Gracias por al sugerencia y, a no parar, ya sabemos. Besos

chipirríng dijo...

gran alí alí baba ven por aquí que te voy adaaa lo que sabes tu. chipirring