martes, noviembre 04, 2008

EL CONTEXTO DE ASHA: SOMALIA, EL PAÍS FANTASMA

Reportaje

Somalia está reconocida por la ONU con un asiento en su Asamblea en el que se lee República somalí; también aparece en los mapas y esferas del mundo, y en la wiki; Y sin embargo, como tal no existe sino en las mentes que nunca hemos pisado ese territorio. La realidad de Somalia es que tiene varios autoproclamados países independientes así como repúblicas autónomas con gobiernos locales, y algunas que otras áreas nada definidas desde el exterior y en permanente alerta bélica en el interior, que están regidas por clanes que nadie reconoce, excepto quienes los padecen, porque entre saberlo o no saberlo puede encontrarse la frontera de estar vivo o muerto. Se puede decir que es un territorio con nombre falso en manos de la anárquica voluntad de unos pocos poderosos, un coto de caza de humanos en un sistema feudal armado al estilo siglo XXI.

I

Limita con Etiopía y Yibuti, al sur con Kenia, al norte con el Golfo de Adén, y al este con el Océano Índico, se lee en el atlas, pero dejó de ser así 1969. Históricamente, el territorio estuvo unido a Etiopía y ligado a tribus árabes que se instalaron en la costa, en el golfo de Anden. Se islamizó por la llegada de chiitas procedentes de Irán. Hablamos de tiempos remotos. Mucho más cercano nos queda que allí llegaron británicos, franceses e italianos para establecer sedes, y que la Somalia preactual surge en 1960 de la unión de territorios tomados por los británicos y los italianos. Los franceses se quedaron en lo que se llamóYitubi.


Desde la unión británicoitaliana, fue presidente el líder de la Liga de Juventud Somalí, asesinado en 1969, a lo que siguió el golpe de estado de turno que colocó a M. Siad Barre -un policía autoritario de estudios primarios- al frente del país. Con él vino la guerra contra Etiopía, rival histórico, que perdió cuando la URSS, de quienes los somalíes venían recibiendo apoyo, se dejó caer con la ayuda a los etíopes. La economía quedó destruida, y los problemas aumentaron. La población civil lo paga.


Por el norte surge entonces una fuerza de oposición bien armada que toma cuerpo y definitivamente en 1990 hace desaparecer la República Somalí, si bien no el sillón de la ONU. Y unos años después, por diferencias entre clanes y tras algo bien parecido a una guerra civil, los rebeldes se escinden: hacia el sur, el Movimiento Patriótico Somalí (MPS), al norte el Movimiento Nacional Somalí(MNS) ambos con buen suministro de armas, factor decisivo en los clanes y en la toma de las áreas. Dentro del norte, el este pasa a autodenominarse Somalilandia -zona al parecer más estable- y el oeste Putlan (o Putlandia) de territorio más extenso. No son lugares en los que se exija pasaporte, si bien al entrar nadie garantiza si se va a salir o cuando ... La capital, Mogadiscio, la toma el grupo CongresoUnido Somalí (CUS) que destituye a Barre. Los territorios así distribuidos, pasan a estar definitivamente en manos de los llamados señores de la guerra, pertenecientes a los clanes más ricos y, una vez demolida cualquier noción deEstado, con autonomía para sus decisiones. Y la población civil, en sus manos.

El blog Fronteras habla de los Estados de Somalia como de "lugares que no existen" -curioso, pero geográfico, subtitula la cabecera de la publicación- y describe así la intervención internacional: “…la ONU entre 1992 y 1995, mayoritariamente apoyada y financiada por Estados Unidos, pero con tropas de 24 países, tenía como objetivo paliar los efectos de la guerra entre la población civil y reconstruir el desaparecido estado somalí. En lo primero tuvieron cierto éxito, en lo segundo, ninguno. Naciones Unidas se retiró del país en 1995, tras comprobar la imposibilidad de que se cumpliera cualquier alto el fuego. Entre medias, se produjo la batalla de Mogadiscio, que fue llevada al cine, a las librerías, y a las pantallas de los ordenadores del todo el mundo con el nombre de Black Hawk Derribado.”

Mietras tanto, miles, millones se calcula hoy, de civiles se desplazan a campos de refugiados, mueren en contiendas o sufren una espantosa hambruna. Siempre
la población civil.

Calle abandonada que sirve de forntera ente dos clanes en la lucha por tomar la capital, Mogadiscio, en 1993 (foto del blog Fronteras)

II

En 2000 se constituye un Gobierno de Transición Refugiado, que se instala en Yitubi y apoya la ONU, pero fracasa; y en 2004 es sustituido por el Gobierno Federal de
Transición
(GFT), cuyo representante es el que, ahora sí, por fin, sabemos se sienta en el sillón de la ONU. Del GFT sólo decir que hace dos años solo tenía una ciudad controlada, donde instalaron a los ministros, claro, la de Baidoa, y que fue reconocido como gobierno por los señores de la guerra, a los que se les prometió mantener sus dominios. Este pacto, la debilidad que tiene, y la falta de dinero al lado del que manejan clanes y señores de la guerra, ha dado lugar a que las cosas no sólo sigan en el mismo punto, sino que empeoren, porque ahora todos esos están más cerca de la comunidad internacional.

En este no-estado de cosas, nace la Unión de Cortes Islámicas (UCI), organización político religiosa procedente de los viejos tribunales islámicos -parece que con el apoyo de Al Quaeda- para mantener la ley y el orden. Señala Fronteras: "...en un país donde la única ley era la del más fuerte, la población acogía con agrado a quien fuera capaz de defender a los civiles de las milicias y de los señores de la guerra, aunque el precio a pagar fuera la obediencia estricta a la Sharía, la interpretación más fundamentalista de la ley islámica."

El resultado es que, presuntamente financiados por la CIA, varios señores de la guerra y hombres de negocios (algunos ministros en el gobierno somalí) formaron la Alianza para la Restauración de la Paz y Contra el Terrorismo con el objetivo de neutralizar a la UCI, que ya había tomado gran parte de Mogadiscio y sus alrededores, y sí quedó claro que con el apoyo de Al-Qaeda. A propósito de este tema, EEUU se permitió bombardear, por lo que las milicias islámicas declararon la yihad contra ellos. Y más población civil muerta, desplazada o sin recursos.

Por último, una nueva guerra: Etiopía, alarmada por la creación de un estado islámico en sus fronteras, invade Somalia para controlar a la UCI. A pesar de que la Unión vuelve a recibir el apoyo de Al-Qaeda, pierden la contienda pero, como podemos suponer, no les sienta nada bien, lo que remueve de nuevo a la población, mísera, enferma, acostumbrada a los muertos, desplazada y sumisa a la fuerza.

Familia de refugiados somalíes en un campamento de Kenia

III

En esta situación, la familia de Asha, natural de Mogadiscio, huye a un campo de refugiados de Kenia. Allí nacen buena parte de sus hijos, incluída Asha, la número 13. Según las escasas noticias que hay, por problemas de salud, parece que ataques epilépticos, deciden mandarla de nuevo a la ciudad de origen con su abuela para ser tratada médicamente. Lo demás ya lo sabemos: Había señores de la guerra para que el conflicto le hiciera tener que quedarse en Kismayo,una ciudad intermedia, clanes para violarla tres veces, promesa de dinero para engañarla, a ella que siempre fue pobre, y estadios de fútbol para lapidarla públicamente por tener relaciones sexuales sin estar casada. Demasiadas guerras para una sola posibilidad, la de que la viera un médico.

15 comentarios:

Clares dijo...

Y así es como los acontecimientos históricos, en este caso casi prehistoricos, caen sobre la desgracia de una pobre criatura inocente. Pavoroso. Una perfecta documentación y una síntesis magnífica para enterarnos una vez más de que la barbarie no tiene limite. Gracias por tanta información, Pilar.

TOROSALVAJE dijo...

Gracias por la información.

De todas formas sigo pensando que no se pueden tolerar creencias de este tipo. Así de claro y rotundo, por mucho que ellos las profesen voluntariamente, en el momento que ocurre un crímen así esa gente debería ser encarcelada.

Besos.

Clares dijo...

No se pueden tolerar moral ni humanamente, pero veo serias dificultades para no "tolerarlo" en la práctica. Si alguien encuentra el modo de encaarcelar a estos tipos, que la exponga. Después de leer la entrada de Pilar, y comprender, por tanto, qué es Somalia, no se puede pensar en "encarcelarlos", como si el terrible delito lo hubieran cometido en Francia o en España. No quiero decir que porque sea allí haya que tener tolerancia, sino simplemente que es imposible en la práctica. Solo una intervención militar contundente por la counidad internacional podría hacer algo. Ya la hubo y casi que fue peor.

Pilar M Clares dijo...

HOla a los dos, tema difícil éste, vaya putada que esta dolorosa tragedia nos lo haya evidenciado, al menos a mí.

Cuando dices, Toro, "no se pueden tolerar" es impersonal, pero yo me apunto, estoy contigo, yo no lo tolero, y así decido escribir del tema. La cosa es, me parece que es lo que apunta Clares añadiendo impotencia, ¿quién tiene la capacidad de "no tolerarlo", es decir, quién puede entrar en tierra abatida por colonialismos, crecida en la desigualdad de las castas, familias, clanes, y armada hasta los dientes por AlQuaeda y todos los que venden armas, recordemos, el negocio es el negocio. Aquello se ha convertido en un campo de maniobras, en un punto estratégico armamentístico. Difícil cuestión. Una intención allí puede convertirse en algo de gran transcendencia, y no bueno.

Los intentos de la ONU son en el 95, en 2000 y en 2004, hasta la fecha, donde se reconoce un Estado que abarca ¡dos ciudades!, que ha pactado con las Cortes Islámicas y con los señores de la guerra, por tanto con los clanes que vienen a ser lo mismo - los primeros ejércitos de los segundos-. La ONU...¿qué puede hacer? ¿Hay diplomacia capaz de arreglar ese asunto?

Por otra parte, entiendo que las situaciones extremas como son éstas tienen un fin por su propio extremismo: pasan del millón los desplazados, la población cada vez está más mermada, ¿llegará un punto en que Somalia, o lo que sea, se reduzca a un lugar de estrategia militar, armamentística -- si no lo es ya-- al margen de lo que fue su población? Esto suena a video juego, macabro, muy macabro.
Por el contrario ¿resistirán los países por los que está formada una situación como la que viven? ¿Será eterno el enfrentamiento militar, Etiopía seguirá prestando ayuda desde sus fronteras al tema, se convertirán los campos de refugiados en polvorines, cambiará la situación de manos del pueblo, intervenciones internacionales aunque sea por interés económico, habrá levantamiento del pueblo?

Creo que la barbarie y la desigualdad tan evidente llega a su fin un día, aunque solo sea porque para ser poderoso hace falta ejercer el poder sobre alguien.

Somalia es pobre de medios naturales, agricultura y pastoreo, no hay nada que escarbar allí, quizás por eso mismo, lo importante es su situación en África, Al Quaeda lo tiene bien claro. Demasiado tarde para tomar medidas, me parece.

De la historia de ese pueblo, lo único válido, el pueblo, al que me temo le queda un largo recorrido de dolor.

Mientras tanto, no me cansaré de una reivindicación personal de derechos humanos: No a las alianzas político religiosas de estado, las más crueles siempre.

Asha, rip

Pedro M dijo...

Yopregunto: si se tiene un vecino,sea de donde sea, que está maltratando a alguien de su familia, hijos, esposa, ancianos abuelos, ¿debo denunciar esa situación e intervenir? ¿Nos hacemos ciudadanos burbuja?

Un beso pilar

Clares dijo...

Y esto es lo que hacemos, denunciar, con AI, por ejemplo, publicando entradas como ésta, y otras en otros medios y espacios, saliendo a la calle en organizaciones cuando te lo piden... Pero, ¿tenemos capacidad como individuos para algo más? Es una cuestión de estado a estado, y no hay estado con el que hablar o negociar. Compara con el caso de Amina Lawal; allí, mal que bien, había interlocutor. Ya digo, lo único podría ser una intervención directa, militar, de la comunidad internacional, y ahí chocamos con otro problema. ¿Cuándo la comunidad internacional ha intervenido en defensa de la población civil, si no es por intereses estratégicos o económicos? Ya lo dice Pilar muy claramente, qué es Somalia y en qué se ha convertido.

Sibyla dijo...

Cuando leo todo lo que está ocurriendo en Somalia y en el resto de países que mencionas, siento una impotencia brutal...

Pilar, me recuerdas a la protagonista intrépida de la pelícua "El jardinero fiel"

Un abrazo grande para tí:)

Isabel Romana dijo...

Has hecho un reportaje magnífico, pilar, y muy clarificador, porque en estos conflictos sin nombre es muy fácil perderse. Igual que se pierden en el olvido en el día a día, porque la violencia adquiere el grado de cotidianidad y sólo de vez en cuando salen a la luz algunas de sus brutalidades. Lo ocurrido a Asha espanta a cualquiera. Y si allí son capaces de hacer esto, ¿qué no harán cada día, cada minuto, a cada mujer? Creo que hay un odio profundo y radical a las mujeres. Y no se vislumbra el más mínimo cambio en estos países.
Besos.

Pilar M Clares dijo...

Me alegro, Isabel, quereconduzcas el tema hacia las mujeres, porque más allá de la situación política y humana lamentable que se vive en ese territorio, está el tema mujer, doble víctima, doble pobre, doble esclava. Asha era la hija número 13, un dato que me llamó la atención. Y era mujer, claro, para ser ciolada, y asesinada con total impunidad.

Así es que, Pedro, desde luego que sí, denuncia, y no te digo yo que la parte humana visceral no saliera en alguna circunstancia y me saltase el "respeto" ese por lo ajeno, sea de donde sea, efectivamente; yo creo que los ciudadanos burbuja son los poderosos, que crean cada vez más distancia con nosotros, que procuramos sibrevivir y, al descuidarnos, los tomamos como modelo. Internet nos conecta en cierta medida. ¿No crees?

Sibyla, ¡espero no terminar muerta! --que no, que no me da para tanto la vocación, que a Somalialoquesea no me voy...aunque Ralph... no sé, aunque el médico aquél...hummm...-

Efectivamente, fuen, la pena de muerte en algunos países es controlable a cambio de dinero, que ya tiene narices, vuelve a ser abuso sobre la población, otra manera de rentqabilizar la injusticia pero que a la larga trae reflexión y reforma legislativa. En Nigeria, el mismo día que "perdonaban" a Amina, condenaban a lapidación a un hombre por "sodomía"...homosexualidad en mi pueblo, y a saber el asunto cómo era. No sé qué pasó del tema, pero en general son sociedades con la mujer mucho más estrictas. Y no hablamos, lo he dicho en ocasiones, solo de países pobres, porque ¿Arabia Saudí?
Besico, hermosa

Malasombra dijo...

como duele la realidad no?

Saludos!

supersalvajuan dijo...

Por lo que cuentas, este territorio será un polvorín de por vida. Es lo que hay.

pe-jota dijo...

De tremendo reportaje podemos calificar esta entrada, que nos ayuda a comprender las cosas tan terribles que suceden en aquellas tierras, es un viaje hacia el pasado, y por tanto hacia a la faz más oscura y terrible del ser humano, y su negación como tal, deberíamos reflexionar todos, pero por desgracia andamos muy preocupados en nuestras tragedias diarias.

Clares dijo...

Un pequeño apunte tan solo. La homosexualidad está tan castigada como los "pecados" femeninos en países extremadamente patriarcales, pues su sóla presencia es un atentado contra los principios fundadores de ese sistema. ¿Creéis que la homofobia es un sentimiento espontáneo y natural? Yo no, desde luego.

Pilar M Clares dijo...

Nada es espontáneo,Clares, desde luego, sino constructo, Judith Butler lo analiza bastante bien. EL tema homosexual en sociedades extremadamente patriarcales como dices, sin embargo también presenta matices, porque se contempla desde el punto de vista masculino. Apenas se habla, por ejemplo, de que los encuentros femeninos, tan frecuentes y eficaces por otro lado para estas mujeres, puedan ser lésbicos. En los hombres, e incluyendo relaciones sexuales pueden llegar a ser frecuentes,como sorprendería saber que lo son en todas las sociedades, pero están dentro de lo posible en el campo del poder de ser hombre. Solo se contemplan como "sodomía" en otros casos, en los que intervienen otros factores como el castigo, utilizarlo como excusa, o como ha sucedido hace poco con unos gays que así se mostraron reivindicativamente en Arabia Saudí, como ejemplificación.
La sharía, para mí, sí tiene sexo, el masculino machurrón. Besico sin bigote.

Deberían reflexionar quienes tienen capacidad de actuación, pjota, que tienen nombres y apellidos, y encima están ahí en nombre (que toman en vano) nuestro, y ese nuestro fíjate lo que abarca. Cachis. Un abrazo.

Parece que es la vida precisamente la que no se aguanta, supersalvajuan. Pensaba hoy de qué manera España fue campo de prueba en los años 70 de multinacionales. Ya, ya sé que no es lo mismo. Un beso bienintencionado.

Malasombra, qué bien verte, dura pero dura en cuanto se escarba. Hasta la próxima, besote.

Pilar dijo...

Los combates que tienen lugar en Mogadiscio son de los peores en muchos meses: 208 muertos, 700 heridos y 57.000 desplazados desde el viernes. La guerra que allí se libra ante la pasividad de las fuerzas africanas de interposición entre moderados y extremistas es una por delegación entre Occidente y grupos satélites del universo ideológico de Al Qaeda. Aunque esto es cierto, resulta una simplificación. Somalia no es Afganistán. En Somalia no hay Estado ni forma de autoridad central alguna desde 1991. Representa un problema, como demuestra la piratería.
Mayo 09 en Somalia