martes, enero 09, 2007

MALTRATADORES: UNA CONDENA Y UN FUNERAL

Recorte de periódico de 2004 . A un grupo de hombres se les suspendieron penas inferiores a dos años por maltrato a cambio de realizar un curso acogiéndose a que "era la primera vez" - art. 83 del Código Penal-.
¿Segunda oportunidad?

En el Instituto Anatómico Forense de Sevilla se encontraba anoche el cadáver de Francisco Lucena, de 58 años, a la espera de que algún familiar se hiciese cargo de él. Francisco, inclumpiendo la orden de alejamiento, el 27 del pasado agosto se presentaba en casa de su hija embarazada de cuatro meses en busca de su ex mujer. Sin más, mató a ambas a tiros. Pendiente de juicio y en prisión provisional, ayer se quitó la vida ahorcándose con un cinturón elástico de su litera. "Suicídate antes de matarla" es el lema que pasean las mujeres de la Plataforma Feminista de Valencia.

También ayer un tribunal condenó a 64 años de prisión a Ismael Pablo Rodríguez, asesino de su ex mujer y de dos de sus hijos de siete y cinco años. Los tres perecieron abrasados en el incendio que intencionadamente había provocado el ex esposo y padre. Igualmente había quebrantado la orden de alejamiento.

Sobre maltratadores que siguen terapia rehabilitadora se publicaba, el 21 de octubre en El País, un reportaje que recogía, entre otros, este testimonio:

"No debí matarla, me arrepiento de corazón, pero aquella mujer me estaba haciendo la vida imposible y en aquel momento no fui capaz de ver otra salida".
El remitente, un condenado por asesinato, la destinataria, su nueva novia.

Por otra parte, Mercedes Gallizo, directora de Instituciones Penitenciarias, ha hecho público un estudio que intenta dar luz a la cuestión de si hay esperanza de recuperación para los condenados por maltrato cuando se prestan a terapia rehabilitadora. Durante casi dos años y en 18 prisiones, 148 hombres de entre 19 y 71 años condenados por violencia contra las mujeres se han sometido a un seguimiento.
El trabajo concluye que
"el riesgo de reincidencia es moderadamente alto, porque el homicidio en la violencia de género es el último eslabón de una violencia continuada y de gravedad creciente". La violencia de género en estos sujetos, se añade, "es una conducta muy consolidada en el repertorio de sus comportameintos."
El asesinato a mujeres es un delito que en la actualidad está contemplado y que ha dado lugar a una Ley de Violencia de Género aprobada en junio de 2004 con la doble intención de ser castigado y a la vez actuar como medida disuasoria para los asesinos, como si éstos lo fueran menos o más vulnerables por serlo de mujeres, o como si la ley les fuera a dar la madurez, cordura o prudencia que ellos no tienen.

¿Puede ser rehabilitado cualquier asesino? Probablemente una parte de ellos sí, pero por tratarse de un asesino de mujeres no lo tiene más fácil aunque las terapias penitenciarias, que deberían ser para todos en cualquier caso, se empeñen en quitarle color a la sangre a cambio de pasión, ofuscamiento, celos, drogas o costumbres atávicas.

Según el psicólogo de la prisión de Álava en el mismo reportaje mencionado:
"Para un maltratador, la crónica de su crimen en un periódico siempre está incompleta. No entiende por qué el periodista que escribió lo que él le hizo a su mujer no pone también lo que ella le hizo a él, razones como que no sabía manejar el dinero, que no lo cuidaba, que se iba más con las amigas que con él...algunos pueden reconocer incluso que han hecho una barbaridad, pero siempre hay un pero detrás como que bebía mucho en esa época o que estaba muy nervioso".

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Pilar estos temas me que sacas me remueven viejas heridas pero te admiro por ello. Nunca nunca debemos aceptar ning[un tipo de maltrato, chantaje o insulto, ni hombres, ni mujeres. Nadie por nadie, Y para el que lo haga justicia y cárcel, como yo lo hice y no me arrepiento.

PIlar M Clares dijo...

Pues sí, Mari, ahí está, pero lo curioso es que la sociedad no valora por igual un crimen dentro de un pareja que fuera. Es curioso, esas leyes atávicas tan crueles como necesarias generadas por nosotros, nosotras mismas, permiten que se justifique o aminore un crimen cuando hay una "pasión amorosa" por en medio-la gran mentira, cuando se ama no se daña, es imposible al menos hasta ese extremo-. Esto es lo que se ha permitido siempre y es la lacra que tenemos que quitarnos. A un delincuente no se le deja libre a cambio de un curso si su pena es de menos de dos años, sin embargo a un malatratador, y dos años en estos casos es una condena no por una nimiedad, se le permite. Se le da otra oportunidad ¿por qué? En el fondo se considera una delinquir menos ¿no crees? Ritmos sociales interruptos.

Y respecto a los maltratos individualizados, según estadísticas del instituto de la mujer, el 35 % de las mujeres en pareja hemos sido maltratadas. A eso deberíamos añadirle que en muchas ocasiones -sobre todo en los dos extremos: de pobreza o de gran nivel económico- el maltrato se asume o se ignora o se hace parte de la vida sin más. Muchas mujeres, por distintas razones no lo reconocen, así e sque las estadísticas tengo la certeza de que siempre se quedan cortas.

Muchos besicos.

Anónimo dijo...

Querida Pilar:

Y parece que la sociedad ha evolucionado... ¿No te parece que al contario, estamos todos más agresivos?...¿Qué se ha perdido? ¿nacen los hombres sin corazón?... Un saludo. Chayo.

Anónimo dijo...

pues yo lo metí 20 años a la cárcel....

Lucía Benítez dijo...

Tremenda historia, Mari. Y enhorabuena por vivirlo sin vergüenza.
Pilar,
mi felicitación más grande porque cuentas la historia desde el principio: el agresor.
Besos
Lucía

Anónimo dijo...

Cuando alguien da un puñetazo a la pared porque la sopa está fría y se le disculpa porque viene muy cansado. Cuando alguien te manda a la m. porque no supiste entenderle, cuando te grita "para que lo entiendas de una vez", cuando comenta entre los amigos, delante de ti, que eres la más torpe para todo, la más brusca, la más gorda...
Y nos callamos, estamos permitiendo.
Cuando disculpamos a nuestro hijo, porque "los hombres son así", cuando al hablar de la nuera, siempre es ella la culpable de los problemas de casa, cuando a nuestra hija la decimos: tendrás que disculparlo, los hombres son tan nerviosos...estamos permitiendo.

Estamos en una sociedad de hombres, de machos, a los que las mujeres dan la razón y el poder. Y todos los estamentos sociales.

Cada vez que en mi comunidad, en cualquier pueblo muere una mujer por malos tratos, llamo al ayuntamiento para preguntar ¿van a hacer un minuto de silencio?...entre las respuestas varias, de todo tipo, siempre hay una que se repite: es usted la única que nos ha llamado pidiendo esto.

Pues eso.
No veo a las mujeres plantadas en la calle, a TODAS, junto a las pocas de los grupos feministas. No las veo.
Me duele en el corazón.
Escribí unas palabras en el periódico local para abrazar y pedir perdón a la última victima y lo leyeron muchas mujeres...me conocen la mayoría. Ni una sola dijo "algún gesto de estos, lo tendríamos que haber hecho todas". No sé, es algo que no termino de comprender por más que lo analizo.

Soy una mujer, enamorada del ser humano. Quizás sea eso, no somos "hombres" o "mujeres" sino bellos seres humanos. Como pues tener una ley para mujeres o hablar de violencia de género...
En fin, lo dejo. Siento haberme extendido.
Un abrazo grande.
Gracias Pilar.

Anónimo dijo...

Otra cosa:
He vivido en Madrid, en el centro, veintitrés años. Unos de mis ex (jajajaja he tenido varios)"Loco de celos" (malditas disculpas!) me abordó en la calle, me rompió el busca, me quitó las llaves, me amenazó gritando... me fui a la comisaría a poner una denuncia: barrio de Salamanca, 1992 El policía que me atendió, no quería cogerla, porque según él, no había agresión. Y me costó mucho encontrar una comisaría donde sí me atendieran. ¿Sabes qué se falló en el juicio? Absuelto por falta de pruebas claro está, pero lo que es peor, el juez ante el que estuve durante un escaso minuto, me desalojó a mí de la sala...dijo que no me estaba permitido hablar!.
No creáis que han cambiado mucho las cosas. Tiene que haber sangre, brazos rotos, lesiones que se vean y se palpen, para que algo se mueva.
Y en los pequeños pueblos?...dos días de arresto domiciliario y a seguir conviviendo...

Pero poco a poco, se irá consiguiendo... no puedo perder la esperanza, tengo que transmitirla cada día.

Un abrazo grande.
(Uno de mis trabajos es colaborar con grupos de mujeres maltratadas. Todo un mundo os lo puedo asegurar. Mis respeto y cariño para cada una de ellas)

PIlar M Clares dijo...

Mari, hoy es la segunda vez que te lo digo, te canto y te celebro por tantas cosas, en este caso porque la justicia metiera a alguien en la cárcel mereciéndoselo, por ser tan libre de culpa como para que lo hablemos aquí y sean los culpables los señalados, no las víctimas, por tener esa capacidad de crear a pesar de los obstáculos, tantos como existen en la vida, que es vida a fin de cuentas, con sus horas y sus "cosillas" y se les va dando salida, comiendo, riendo, amando y la gama de gerundios que nos vienen dados y buscamos. Así es que el mundo es tuyo, -espero tener un trocito- (hiiii...viva Barcelona, Lima y los días de Manhattan con las noches y las personas estupendas y la madre que nos parió, aunque sean unas coñazos -que también- que también...eyyy) Y no estoy pasá de rosca, estoy pletórica de saber que las cosas cambian y que poco a poco, Celeste, Lucía, vamos trnsformando el mundo sin perpetuar esquemas que van contra la esencia de vivir y de ser nosotros y nosotras mismas.
A la mierda la protección judicial de los nombres de los verdugos, sus prerrogativas sociales, sus capas todo lo tapan masculinas y femeninas de la vergüenza de ser asesino. NO a la violencia, no a la de género, no a los abusos, no a la desigualdad.

Mil besos a todas.

PIlar M Clares dijo...

Si hicéramos una lista, Celeste, no tendríamos memoria virtual suficiente. Bien por ir a la comisaría: dos delincuentes, el ex y el juez. Creo que en estos años las cosas van cambiando al menos en apariencia, parece que ya se contienen ante la amenaza de ser descubiertos, me refiero a los jueces, pero haberlos haylos, perduran.
En muchas ocasiones he oído que el tema de las agresiones a mujer se han convertido en espectáculo mediático. Mientras no dé la vuelta y deje de interesar, curiosamente ciertos comportamientos violentos repetidos dejan de despertar interés -cómo somos-, yo me alegro de que sigan día a día apareciendo en los medios. Es que existen, esa es la realidad.

En los últimos días llevo oyendo algunos sobre niños, otra realidad aún más escondida y protegida por el derecho que las mismas falimias se han otorgado desde siempre -y ahí las religiones también tienen mucho que ver, el castigo, el dolor...-

Besicos, (Celeste, menuda foto bonita te has puesto en tu blog)

Anónimo dijo...

Gracias, siempre son un placer tus palabras. Me encanta verme cubierta de verdes... además, estaba sucísimaaaaaaaaa jajajajajaajaja.
(No la he puesto copyright) jajajajaja
Ves, al final se me suaviza el ánimo aunque el tema sea duro.
Un abrazo niña!

AZUL dijo...

Y pensar que la línea del abuso es tan pequeña que la puede romper una palabra....y de ahi...muy buen tema, como siempre en tu espacio ...

Mil bikos !!

Reality Bit dijo...

Muy interesante.
Veo que en mi ausencia han seguido proliferando los temas candentes en el blog. Yo he visto algún reportaje sobre maltratadores, de éstos en los que salen hablando algunos que aún no están "curados" del todo y dicen una cantidad de burradas que te quedas alucinado.
El principal problema es que hay hombres (y algunas mujeres) que consideran a su pareja, o a sus hijos, o a sus padres, como una propiedad, y la tratan como tal: yo a veces me enfado con mi móvil porque no funciona bien y le pego dos gritos o lo tiro al suelo; ellos consideran que pueden hacer lo mismo con sus parejas, con sus hijos, con sus padres, porque creen tener los mismos derechos sobre ellos que sobre un móvil de tu propiedad.
La educación nos hace lo que somos.
Saluditos apretados

3'14 dijo...

No hay disculpa ni justificación para la violencia ejercida sobre otro ser humano (ni animal).
El sentimiento de propiedad y autoridad domina al individuo que llega a actuar así. Mala educación. Haberlo mamado desde la infancia. Es un problema del agresor, que vivan solos, porque estas personas no saben amar. Y si son incapaces de controlarse, pues habrá que aislarlos de la sociedad.
Se culpa a muchas víctimas de consentimiento, pero lo que no se tiene en cuenta es el machaque psicológico previo a las palizas al cual han estado sometidas, hasta tal punto que quedan anuladas, insegura, débiles y creyéndose culpables y merecedoras de lo que sus parejas les hacen.

Ayudar y devolver la confianza, hacer entender que llevar una falda demasiado corta no es una provocación. No haber lavado la camisa que quería ponerse al día siguiente no es ningún motivo para un grito. Es más, ¿Porqué lavarle la camisa si manos tiene?

Un tema del que ojalá se pudiera dejar de hablar un día, no por miedo, por el qué dirán, por verguenza... si no porqué dejase de existir. Seguiremos intentando que así sea.

Anónimo dijo...

es curioso que una cuestión que parece de sentido común pueda tener un fondo de solución en principio tan compleja, vinculada con el hecho patriarcal y su adjunto sentido de propiedad, con los cánones educativos que ésto conlleva y con ciertos instintos de conservación, terriotrialidad, violencia y sumisión.
Aún así, sin estar las cosas bien, soy de los que piensan que las cosas van a mejor, que no es que antes el problema fuera más grave sino que ahora se habla de el porque ahora se entiende como un problema y no como una rutina normalizada. Y esto es gracias a gente como Pilar, que tiene la manía de ponernos los pelos de punta con la verdad por delante.

besos

Anónimo dijo...

Lo que me parece grave del tema, es que cuando se habla de los malos tratos y de las denuncias, algunos dicen que con las leyes que tenemos los hombres están totalmete indefensos y desprotegidos ante falsas denuncias de sus parejas. Aunque algún caso habrá, es repugnante.
Saludos
j

PIlar M Clares dijo...

Azul dame una palabra... y me quedaré como estoy,que si fuera por palabras todo estaría solucionado. Lo peor por son los abusos, en cualquier clave.

Ralityyyyyyyy...cómo te echaba de menos, qué bien que hayas vuelto y como siempre, en primera línea... me voy ahora mismo a ver tu blog. Muuuaaaaaccc. (seguro que ya todo bien)

3,14, mala educación tenemos todos y todas y nos encargamos de ir desintegrándola a lo largo de la vida, ¡a veces hasta la empeoramos! Creo en los individuos y en la capacidad de hacer la vida, y en la de romper. Ahora ¿quien está dispuesto a renunciar a los privilegios que le ha otorgado "las cosas como son"? Pues las gentes suficientemente inteligentes, suficientemente revisoras y cuidadosas con la vida, suficientemente libres como para no caer, como hombres también, en las esclavitudes que ofrece el género, el azar de su sexualidad. Yo creo que vamos por buen camino, a pesar de lo que se ve.

Gracias, Andrés, tómate lo que quieras, invita la casa.
Tocas los temas básicos:patriarcado, propiedad (agggg), educación, instintos, territorialidad, conservación...y al final ese curioso cóctel de despotismo-protección-necesidad-desprecio=derecho a violencia. Una escalada estúpida que, estoy contigo, cada vez está más desenmascarada. Los brotes de los últimos años, además der la punta del iceberg de siempre, si no antes más- son agarrarse con uñas a los valores dados por supuestos. Me parece cada vez más insostenible. ¿Y si pudiéramos vivir sin imposiciones? ufffffffff...me da un gustazo pensarlo!

En cuanto a lo que dices, anónimo, es verdad, se calcula que como un 15% de las denuncias que a diario se ponen en comisarías son venganzas, cabreos...vale, queda "solo" un 85% de realidades, además de las que no se ponen, además de las que pueden resultar falsas pero, no nos engañemos, esconden siempre el despotismo que ya se ha vivido. Habrá casos, pero la realidad de las parejas es la que es hoy por hoy. este tema es largo, y le tengo ganas.

Mil besazos a cado uno-a

julia dijo...

Ay Muchachas, Ay, todos...este tema está importante, urgente....voy a ver cómo lo comparto por mi blog...siento que no es sólo cosa de un enlace...sino de hacer una nota sobre todas las reflexiones, lo intentaré...es importante lo que has puesto sobre el tapete, Pilar...mucho.
Lo que sí , siento yo que no hay que dejar de olvidar, es que el hecho de que tantas lo comprendamos de que muchos hombres lo compartan también nos dice de avance, despacio, pero sí hay avance.
Hace 20 años nadie hablaba de estas cosas, o quien hablaba era un "distractor", siempre había temas más "importantes".

Un abrazo fuerte, especialmente para Mari.

chocoadicta dijo...

Este tema me crispa. La situación es gravísima y me asombra todavía encontrarme con personas que de algún modo son capaces de justificar este tipo de asesinatos en base a papanatas: no era así, es cosa de familia, algo haría ella... bla, bla. No sé. Recuerdo el día en que mi madre ayudó a escapar a una mujer de su marido, recuerdo al marido como loco rodeando la casa, sabía que le habíamos ayudado... No entiendo las justificaciones, sólo sé que muchos somos cobardes y que antes problemas de tal calibre nos es más fácil escusarnos a luchar y asumir problemas...
Siento el caos del comentario: es que diría tantas cosas en tan poco espacio...

PIlar M Clares dijo...

Es una de las cuestiones básicas de la dignidad de la mujer, en este caso es un asunto de género exclusivamente, de otros abusos se puede hablar en otros apartados, pero serlo lo es es éste de género desde que la historia es historia, desde la dominancia masculina, patriarcal, de sociedades y luego eso que llaman su célula, la familia, con la que en su sentido tradicional estoy absolutamente en desacuerdo. A veces me pregunto dónde está la madre del cordero, y de qué manera la familia contribuye al parto, el reparto de papeles, las disciplinas, la mímesis en los comportamientos, el poder de unos sobre otros, las diferencias puestas de manifiesto, enfrentadas, bueno, todo eso tan discutible y que va cambiando por otra parte a veces sin saber haia dónde. Época de crisis, menos mal. Besicos Julia.

Choco, bien por tu vuelta, buenas vacaciones las tuyas. Feliz año, y sin asunciones de problemas, que luego nos salen granos. No hay justificaciones posibles con estos temas, no se sustentan ya, hay cobardía y magulladuras psíquicas que taponan las soluciones, pero el tema cada día es más evidente ¿con qué autoridad puede dudar un hombre de la valía de una mujer cuando está cayendo sobre ella la misma o más-normalmente más-repsonsabilidad que sobre él (mujeres ecuatorianas que han levantado la economía en crisis de su país con la emigración, mujeres que cuidamos a nuestros hijos, tenemos proyección profesional e inquietudes, etc, etc. Creo que ya no hay argumentos. A veces queda miedo, no es cosa de días quitarlo. Está en nuestra historia.

Lola gracia dijo...

nDesde luego Pilar, los maltratadores son enfermos, si no no se entienden ni sus actos, ni sus palabras. Yo también he pensado muchas veces porqué no se suicidan ellos primero

Anónimo dijo...

Comparto la idea de que los maltratadores son enfermos y me parece ridículo pensar que un cursillo és suficiente para reinsertarlos. También creo que el avance hacia una mejora en este problema, viene dado por la valentía de las víctimas a denunciar y hacer público cualquier abuso.

Besos,
Encarna

PIlar M Clares dijo...

Un dato que acabo le leer en las noticias: un hombre de 59 años ha sido detenido -en Barcelona, podría ser cualquier sitio- por acoso y abuso por internet. Se hacía pasar por su hijo, consiguió imágenes de sus acosadas de la webcam. Es un tema que hay que observar atentamente. Otras dimensiones en un producto humano aún sorprendente,irrealidad de los datos, etc... La pérdida de identidad en internet es frecuente, ¿reinventarse a uno mismo? ¿con qué fin?
Ojo con que no se convierta en una herramienta más de abuso machista. Ojo con los/las adolescentes. Que no se pierda la comunicación, aunque sea difícil, que no falte información, muy importante.
(Encarna, Lola, besos a las dos, de acuerdo con suicidarse antes de matar, de acuerdo con la no rehabilitación con un "curso". Los datos cantan. La rehabilitación pasaría por otros procedimientos más globales e ideológicos. Se les niega la rehabilitación a desgraciados que las condiciones les han llevado a nacer en cárceles y a creerlas su referencia. No creo que un curso haga mucho, hace falta una transformación profunda social de los que están dentro y fuera de las cárceles)
Besazos

Anónimo dijo...

Tarados mentales como el que mencionas de las noticias nos los podemos encontrar en todos los ámbitos de la vida. Que ello no coarte nuestra libertad.
Respecto a lo maltratadores creo que hay algo más profundo. Tienen miedo de sus víctimas. Miedo de que sean mejores que ellos, miedo de que sean libres, no se si me entendéis...
Entre todos tenemos que plantarles cara...
Un saludo
j

Anónimo dijo...

Pocos chicos veo por aquí, pero bueno, me sumo a los que ya han escrito y expreso mi solidaridad con aquellas mujeres que han sido/son/serán víctimas de la violencia doméstica. Sé que es repetir uno de los tópicos que se vierten sobre este particular, pero creo que es una cuestión educacional y sobre todo tiene mucho que ver con la estructura social en la que vivimos, eso que se conoce como patriarcado. Sobre el problema que tú planteas no veo otra solución que la de la aplicación de las leyes sobre los agresores, y en el caso de no ser suficientes las leyes, que las autoridades judiciales tomen las medidas pertinentes para castigar las conductas delictivas y terroristas de esta gentuza. Claro, que lo triste del asunto es que todas estas medidas sólo se toman cuando ha habido delito (en este caso, una mujer ha sido golpeada, violada, vejada, hasta asesinada), con lo que la respuesta es siempre tardía y deberían preverse políticas preventivas dotadas de la financiación económica pertinente. Creo que así, con la prevención se solucionarían más de un problema, sin embargo no hay mayor método preventivo que la educación

Salud

PIlar M Clares dijo...

J: el miedo quizás sea la madre del cordero, pero el miedo a perder privilegios que hace que salga de golpe la violencia e imposición a la que se nos ha acostumbrado para onseguir las cosas en la educación o con la que se nos ha impuesto. No hablo exclusivamente de padres. Montas un pollo y consigues, pegas una patada y ganas, gritas y se callan a tu alrededor.

Harry, hacen falta posiciones personales además de sociales, compromisos. En la enseñanza he llegado a oír que para qué hablar de feminismo si las mujeres somos profesoras en muchos casos. Hace falta reflexión y reconocimiento de la desigualdad, que no creas que todo el mundo ni todos los jóvenes la tienen. ¿Feminismo? suena mal, lo sabemos, es una idea que aún se rechaza como si fuera la peste, porque representa pérdida para el sector dominante, que innegablemente aún hoy sigue siendo el masculino. Y así.
Besicos, gracias por vuestras palabras.

Erika Contreras dijo...

La violencia en contra de la mujer es una lacra social tremenda. Muchas mujeres no denuncian por temor o por que creen que pasará y ellas podrán manejar la situación...Hasta que es demasiado tarde.
saludos
erika

Anónimo dijo...

Un dato:
Tenemos un grupo de tertulia de unas 16-18 personas, buenos compañeros. Nos reunimos una vez al mes a charlar y compartir opiniones sobre diferentes temas. Llevamos 6 años haciéndolo sin faltar nunca a la cita. Desde las diez de la noche a las cuatro de la madrugada, lo exprimimos todo.
Sólo en dos ocasiones hemos abordado la violencia machista contra la mujer. Se armó la de Dios, en las dos ocasiones. Y llevamos años compartiendo opiniones!. Es curioso el abismo de razonamiento que separa a "algunos hombres" de "algunas mujeres" y en el centro, la mayoría de los hombres y de las mujeres, que no tienen problemas porque los dos asumen sus papeles y aquí paz y después gloria...
No sé, es todo tan complejo!. Pero la violencia NUNCA!
Un abrazo grandote!. (Prometo no ser tan visceral en la próxima)

Lucía Benítez dijo...

Comprendo que seas visceral, Celeste. Es muy difícil hacerse entender en este tema que está tan arraigado, que oculta tantos intereses. Muchos Besos

PIlar M Clares dijo...

Creo que el principal interés es masculino, Lucía, incluso en mujeres muy tradicionales la violencia en la pareja no es hoy de recibo. Para esto al menos está sirviendo la prensa y la mediatización de este victimismo de la mujer.

Celeste, qué bien ese foro de puntos de vista sobre los temas, es una idea estupenda, muy interesante. Sobre vísceras andamos iguales hombres y mujeres; hay temas que remueven por dentro, éste es uno. Es importante debatirlo, tacita a tacita...

Erika..ay, David contra Goliat... gane quien gane, hay más gigantes.

Añado una idea en Babelia, sábado 13, "Después del feminismo", un reportaje de Beatriz Preciado:

"El objetivo del nuevo feninismo es desmantelar los dispositivos políticos que producen las diferencias de clase, de raza, de género y de sexualidad"

Y añado además: que a lo mejor lo que merece la pena es luchar por otro concepto de sexo y por otro concepto de sociedad.

Y muchos besos.

Perdo M dijo...

Como hablas de periódicos, yo añado que he leído que "el ministerio fiscal pide quince años para Eduardo J. M.R. y Sonia A. por un delito continuado de violación... según relata el fiscal en el delito de acusación, desde fechas no determinadas, el acusado mantuvo relacionae sexuales con la v´ctima de diez años". La niña tiene otros tres hermanos de la madre con otra pareja... la violaba de manera habitual y la madre incluso colaboraba conduciendo a la niña hasta el dormitorio..."

Quince años me parecen pocos. No hay curso que rehabilite este delito. No hay nada suficiente para que esta experiencia se borre de la vida de esta ¿niña? No me extiendo con otros aspectos del caso aún más traumáticos.

Estoyd e acuerdo contigo, tendríamos que buscar otra lucha, otros campos, otro modo de ver el sexo, otro modo de ser humanos.

Un fuerte abrazo

PIlar M Clares dijo...

Besos, Pedro, como suele pasar, estamos de acuerdo.

Anónimo dijo...

Una sangría, tenemos una sangría que parece imposible que se pueda solucionar.

Saludos desde Andalucía.

crueladevil dijo...

¿Se rehabilita en nuestra sociedad un terrorista, o al menos se le supone la capacidad de rehabilitarse? Sea cual sea la respuesta, se debe aplicar a los terroristas de género, pues no otra cosa son sino eso mismo. Es difícil verlo, pero lo son, ya que responden a los mismos parámetros y definiciones.

PIlar M Clares dijo...

La primera muerte de mujer a manos de su ex-pareja se produjo ayer en Ciudad Real, a 21 días de iniciarse 2007. Aquí no hay tregua. El asesino, del que se dan las siglas J.M.M.V. , se ahorcó después. Lo de siempre ¿por qué no antes? Locos a la desesperada que hacen daño por no poder vivir ellos. Un minuto de silencio por esa mujer de 41 años.

domingo, 4 de febrero dijo...

Benito Paz Piñero, de 51 años, mata a su mujer de50 en Sanxenxo, Pontevedra, con un cuchillo. Ella era mariscadora, y había denunciado a su marido -y asesino- en septiembre de 2004 por otro inento de agresión, pero unos días después ella misma y sus hijos optaron por retirar la denuncia. Varios vecinos advirteían al alcalde de que benito era "agresivo y se emborrachaba con frecuencia, aunque aparentemente era culto y educado"

Un minuto de silencio por María del Carmen Fontán, que así se llamaba.

PIlar M Clares dijo...

A 14 de febrero, 8 mujeres muertas en España, la última ayer, en un pueblo de Sevilla