martes, enero 23, 2007

TRAMPAS

Billete de 500 euros, el llamado Bin Laden,
se sabe que existe, pero nadie sabe dónde
El público que asiduamente mantiene la tv puesta durante la mañana como fondo o a la espera de alguna soporífera tertulia, recibe en cualquier canal el mismo mensaje machacón de palabras atropelladas contrareloj con pegadizos toniquetes: si no tienes dinero será porque tú no quieres; una cantidad de hasta 6.000 euros está a tu alcance sin explicaciones, en unas horas y con una amortización adecuada. Lo que no dicen es al interés que se pagará la necesidad o la tentación.

Se trata de los credi-fácil, toda una institución en el mundo del consumo que, según el Banco de España, creció durante 2005 un 21,5%. Los datos del año que acaba de finalizar aún no se conocen, pero todo hace pensar que hablarán de crecimiento. Resulta que, contra todo pronóstico, el crédito al consumo per cápita en España es de los más bajos de Europa, en lo que influye sin duda que también hablemos de sueldos de los más raquíticos de la moneda única.

Las previsiones de la banca son que mientras que progresivamente se va a desacelerar el mercado hipotecario -a intereses mucho más bajos y con el fin más o menos exclusivo de la vivienda- se multiplicará a lo largo de los próximos diez años por cuatro el recurso del préstamo personal de bajas cuantías, porque esta es la clave, a menor cuantía, mayor interés, más TAE.

Los préstamos al consumo habituales aplican un interés de entre el 6 y el 9 por ciento, pero exigen una cantidad mínima que en algunas entidades es de hasta 30.000 euros. Además, llevan un tiempo y para ellos se exigen unas condiciones laborales y cierta salud financiera que los avalen. Conllevan también gastos de apertura y estudio, seguros, y algún que otro requisito de dudosa moralidad como contratar nuevos seguros, planes de pensiones o cualquier asunto que coincida con los objetivos de la entidad financiera de turno. Siendo funcionario, por ejemplo, se te puede plantear la situación de requerírsete un seguro por 300 euros sobre desempleo. Además de ser absurdo en sí mismo, la cantidad se restará de lo solicitado, por lo que ya se contempla de antemano que el préstamo será de mayor cuantía para compensar la pérdida, más los gastos, etc.

En cuanto a los credifáciles, los intereses oscilan entre el 19 y el 26 por ciento y su éxito se basa en que al consumidor necesitado lo que le importa no es este dato, sino que la cuota, se extienda lo que se extienda en el tiempo, sea baja. Están fundamentalmente dirigidos a familias de renta media que viven al día, economías débiles e inmigrantes que recién llegados están ajenos al mercado de consumo de esta sociedad, además tienen precisión de establecerse en sus hogares procurando hacerlo de manera que se les acepte y, por último, hasta hace no mucho no eran contemplados como consumidores por la banca tradicional.

Este tipo de finaciación -da la impresión que más de las economías de los bancos que de los castigados ciudadanos- entró en la oferta española a través de entidades francesas, pero en la actualidad la española se le ha apuntado al reparto del pastel. El resultado es que si se ha pedido una cantidad de 3.000 euros, por ejemplo, con una cómoda cuota de 100, se acaba pagando 4.200 aproximadamente y con las variantes que pueda presentar. La media prevista es que se pague un 25 % más de lo conseguido. La morosidad se sitúa sobre el 2,5%; se calcula que aumentará en la misma medida que el uso de este tipo de créditos.

19 comentarios:

AZUL dijo...

A veces hay cosas que parecen mitos urbanos
y son una realidad, curios e inesperada...

Un biko!

Anónimo dijo...

últimamente no me he comido el hígado de ningún contable, lo que me recuerda que debería hacerme en breve con un gestor de cuentas porque mi Visa Extra Platinum está semiderretida de tanto y tan fuerte que le da al lector de la máquina del Dorsia (ese que tiene las camareras que están tan buenas y por el que siempre siempre te cobran un PASTÓN). Y es que yo no estoy dispuesto a pagar menos por nada, ofensas las justas. Pilar, esta noche te invito a cenar. Pago yo, claro.

PD: ¿Alguien sabe como conseguir la cuenta de Fisher?

PIlar M Clares dijo...

La realidad inexplicable da lugar a los mitos, Azul, que esconden verdades. Acaso el lío de los estudiantes de Alcorcón guarda en sus entrañas el desconcierto de la edad adolescente que por fin ha encontrado donde canalizar hormonas fuera de sus pandillas y sus familias, y además sobre extranjeros -y así con más razón-tan parecidos a ellos.

Y hablando de entrañas, Andrés, acepto encan-sangren-tada, pero quid pro quo, tendrás que asistir a mi bacanal de criadillas recién cortadas y pasadas por multiorgásmica termomix (por cierto, ¿sabes tú el teléfono de Botín?)

Anónimo dijo...

yo ví dos!!!!!

PIlar M Clares dijo...

¿craidllas, mari? apunta la dirección y me la pasas para la cena. Besicos

Anónimo dijo...

uau cada vez los hacen mas reales no?

Anónimo dijo...

el problema es que se considera usura cuando estos créditos llegan al 25%, y la usura, bien sabe Dios, está prohibida en este país desde hace más de 500 años. Si no se llega al 25%, ya no es usura... pero vamos, se le acerca bastante. El caso es que los poderes públicos deberían defendernos de esta clase de intereses tan altos (que repito, no son usura porque no llegan al 25% aunque se le acerque). Sí, probablemente sería intervencionismo, pero no creéis que el Estado debería velar por los intereses de los más desfavorecidos (en este caso los deudores de tales créditos), o soy demasiado aristotélico???

Haciendo de tripas (o criadillas) corazón, y apurando al máximo el presupuesto mensual, la invito a usted y al agraviado (en mi último cometario) señor andrés, a un vermú y 250 gramos de quisquillas del Puerto. Se apuntan?

Salud!!!

PIlar M Clares dijo...

María Cristina ya sabes que lo que sale en pantalla no existe, pero si puedes, es tuyo.

¿has dicho, querido Harry, más del 25%????. Pues tenemos caso usurero verdadero, sincronicemos los relojes: Dinero Ya, de Cofidis, al 25,56% ...
Y lo del Puerto ¿no te referirás al de (la) Santa María, al que venero por chupetear allí todo lo que pillo en aquellas maravillosas vitrinas de bigotes, patitas, molliscones, no sabes lo que has dicho, mi altar, hmmmm...no me tientes

Anónimo dijo...

si eso es verdad, es para denunciarlo... y sí, llevas razón, me refería a esa bonita localidad gaditana llena de crustáceos y mariscos

no la tiento, la invito

Besos

Anónimo dijo...

esto esta lleno de ladrones, ayer me llamaron por teléfono a mi casa, para que mem hiciera socio de la cruz roja, la tia me mete un rollo superoficial y supermotivador.
yo le digo que si, que voy a hacer una donación anual de 50 euros(creo que eran 50), entonces me pide mis datos bancarios, le digo que no, que me mande la informacion por correo, la tia me dice , que no , que es una "promocion", telefonica. como que una promocion le digo, no era una donación.
la tia se pone borde y me cuelga

Anónimo dijo...

muchas gracias pilar, por la invitación a criadillas (para desayunar estaría bien) y por compartir tu billete. Ayer lo imprimí y con él le pagué el alquiler al casero. No me quedaban tintas a color, pero quedó contento igual (creo que porque se lo hice a tamaño A4). Besicos mañaneros.

PD: el teléfono de Botín es el 95467869953876 (más o menos) pero no le llames hasta la tarde que creo que esta mañana quedó para alicatar el cuarto de baño de su cuñado.

3'14 dijo...

Putas trampas ratoneras. Y perdón por el lenguaje, pero si ya es triste tener que acceder a pedir un crédito no bancario por que la situación financiera no hace factible esta vía, ¿Cómo se permite el robo a través de esos intereses de quienes no tienen ni una nómina fija (o lo suficientemente jugosa)? Está claro, el dinero da dinero y encima el que no lo tiene está condenado a pagar más. Son cosas de esta sociedad que me cuestan entender. Será porque siempre he estado en el bando de los que tenemos qué perder...

PIlar M Clares dijo...

Teniendo qué perder ya se tiene algo, 3,14 , no entraremos en detalles, pero que sepas que en cuanto me toque la primi -está al caer, tú serás la primera- ¡por mis hígados - de pato! Andrés, que nos vamos a poner como el kiko que conocí en Francia y acabó foie... este Emilio, siempre de chapuza en chapuza, todo por no pedir un credifácil...si sabrá él lo que valen, me callo, Harry, porque no sé cómo estamos que no nos metemos en líos porque ya se sabe que pleitos tengas y los ganes, pero así se lo gasten en medicinas (maldición gitana) cada uno de esas especies de personas a las que corresponden las criadillas pasadas por la parabellum, que darían para desayunos, meriendas y cenas.
Amante ¿qué fue de la comunicación en manos de las tele+concepto vacío...? Menudo potingue llevan incluidas las instituciones públicas.din, din, din 902...quería hablar con ...musiquilla, señorita o caballero que se presenta como si te fueras a acordar del nombre de los seis que pasarán antes del objetivo, si se alcanza. Yo, puesta, y con recochineo, les digo, perdone, me puede repetir su nombre, tomo nota... pequeñas venganzas de mi complejo de oca.
Muchos besos a todos, paciencia y bilis para cuando haga falta.

Lucía Benítez dijo...

Algún dato complementario para este post tan interesante: el billete de quinientos euros, que le llaman Bin Laden, es según datos de Hacienda el que más circula de España. Es decir, que es del que hay mayor número de billetes: cien millones de billetes de quinientos euros, que hacen un total de cincuenta mil millones de euros. Aquí la gran mayoría no los vemos, pero los hay. Se calcula que son la cuarta parte de los que hay en Europa (en algún otro sitio seguro que no lo han visto jamás) y es significativo a la hora de evaluar la economía sumergida que en España tiene unos índices propios de un país subdesarrollado.
Supongo que esos billetes también alimentan los negocios de usureros.
Ah, una cosa más: el número de billetes de quinientos euros es más del doble de los de cinco euros que circulan en nuestro país.

LOLA GRACIA dijo...

Habría que meter en la cárcel alguno de esos usureros-empresarios..sobre todo por vender en esos anuncios días de sol radiantes con dinero fácil. Hay gente que se lo cree. El dinero no es fácil...es feo, cuesta conseguirlo y normalmente la gente más podrida de dinero suele ser la más ratufa (o tacaña).

PIlar M Clares dijo...

Creo que leí que de cada diez de los de 500 en todos los países de moneda "única", cuatro están en España. Buenos datos los que añades Lucía, un 40%, que teniendo en cuenta nuestros sueldos y un mercado frente al alemán, el inglés o el francés débil, es bastante sospechoso de lo que sabemos todos: economías sumergidas: inmigración, material de construcción apunta pala-nunca mejor dicho-, tráfico ilegal en general, fraude a hacienda imparable... Pre-crisis cantada.
Estoy de acuerdo contigo, Lola,y más feo para quien no tiene.
Besazos a ambas.

Pedro M dijo...

Yo no creo en los billetes de 500 euros, pero existir existen. Personas que no suelen mentir juran que se les han aparecido. Después de todo, somos un país con tradición de visiones místicas, quizá por eso aquí brotan más que en el resto de Europa. Es lo que aseguran al menos las autoridades económicas, que acaban de informar de que la cuarta parte de los billetes de 500 euros que hay en el universo mundo se manifiestan en España, aureolados por lo general con el resplandor del dinero negro. Lo lógico es que la economía sumergida, que es a todas luces ilegal, trabajara con dinero falso, pero las cosas no son tan sencillas, amigo. A veces, lo normal y lo paranormal se abrazan de tal modo que no hay manera de tirar del hilo. Quizá hayan cambiado las cosas, pero hasta ayer mismo, en los despachos de los notarios, cuando se firmaba una escritura, la parte contratante de la primera parte le pasaba una cantidad de dinero negro por debajo de la mesa a la parte contratante de la segunda parte. El notario, para no dar fe, se iba a hacer pis. Si eso ocurre en los despachos de los notarios, qué no ocurrirá en los del hampa, cuyos titulares están de la próstata.
Juan José Millás, 21 del 4 de 2006.

PIlar M Clares dijo...

22/02/2007
La pasada semana se presentó en la sede de Ecologistas en Acción la constitución de Coop57-Madrid, con más de 25 entidades socias. Su objetivo es proporcionar una fórmula ética, solidaria y autogestionada de financiación, como alternativa a la banca tradicional

Pueden estar asociadas a Coop57 organizaciones, a modo de socias de la cooperativa, y particulares, a modo de socios colaboradores.

Coop57 nació en Cataluña, donde agrupa a más de cien entidades, en 1995. Desde entonces ha conseguido reunir un millón seiscientos mil euros de recursos propios y en el año 2006 concedió préstamos, convenios o subvenciones por un importe de 2,2 millones de euros para financiar proyectos sociales: desde una asociación catalana que trabaja por la recuperación histórica, hasta una cooperativa dedicada a la instalación de aire acondicionado

El dinero recaudado es invertido en proyectos de desarrollo social decididos por los propios socios o socios colaboradores. Los proyectos están dirigidos, según los responsables de Coop57-Madrid, Nuria del Río y José Haro, a construir un nuevo modelo de mercado, una red social que permita una intervención directa sobre las consecuencias de nuestra economía, es decir, "saber donde está nuestro dinero".

Canal solidario, el 28 de marzo, dijo...

Para que los microcréditos triunfen es necesaria otra política migratoria, más formación y ayudas a la mujer. Dos especialistas y dos emprendedoras explican las carencias y efectos de los microcréditos que se conceden en España.Ver http://www.canalsolidario.org/web/noticias/noticia/?id_noticia=8652

¿Una moda?, ¿un invento inviable?, ¿una oportunidad para salir de la pobreza? Cuando las pioneras fueron las organizaciones sociales, ahora grandes bancos y cajas se apuntan al fenómeno de los microcréditos

Y es que, desde que nacieron en los 70 en Bangladesh, estos instrumentos han experimentado un gran crecimiento alrededor del mundo.

En España, se calcula que el volumen de dinero que mueven los microcréditos ha crecido de 1.1 millones de euros en 2001 a un total de 62.1 millones de euros en 2005