jueves, noviembre 22, 2007

RIP FERNANDO FERNÁN GÓMEZ


Perdemos
Pocas veces me duele tanto que muera un intelectual. Ha vivido en la cultura española con intensidad. Lo llevamos viendo desde siempre. Teatro, cine, escritos de toda índole. Perdemos. Reconocimiento y homenaje desde este blog. Y un fragmento de su obra escrita más conocida, "Las bicicletas son para el verano", crónica del inicio del largo 36, adelanto de lo que serían los funestos años posteriores sin perder de vista la intimidad de la vidas de los personajes.
Cuadro VIII
Una cama. Una pequeña estantería con libros. otros montones de libros por el suelo. Es el cuarto de Luis.
(Luis está con Pablo; Pablo se ocupa de ordenar su biblioteca. Luis lleva dos jerseys, uno encima de otro. Pablo no se ha quitado el abrigo, que ya le queda algo raquítico. de vez en cuando Luis suspende su labor para atender con más interés a la conversación. Luz de invierno)
Pablo: -Nosotros, es que no podemos irnos a ningún lado...
Luis: - Claro, ni nosotros.
Pablo: -Pero el gobierno ha dado orden de evacuar Madrid...
Luis: - Sí; y todos los días repiten por la radio que el que pueda que se marche. Mis padres lo han pensado.
Pablo: - Pero tu padre, aquí, trabaja.
Luis: -Y Manolita. Y yo voy a entrar en las Bodegas dentro de unos meses.
Pablo: - A mí un compañero de mi padre me va a meter de repartidor de telégrafos.
Luis: -Eso está bien.
Pablo: - Han llamado cuatro quintas.
Luis: - Sí; y en la otra zona igual.
Pablo: Creo que allí más.
Luis: - No sé.
Pablo: -Lo digo por mis hermanos. Seguro que Salvador está en el frente. Y a lo mejor el otro también. O algo peor, porque es comunista.
Luis: -¿Sí?
Pablo: -Eso decía. Menudas peloteras armaba en la mesa con mi padre.
Luis: -Pero tu padre es republicano.
Pablo: -Sí, pero no comunista. Jerónimo es partidario de que no haya propiedad, que todo sea del Estado, y que los hijos no hereden a los padres, y del amor libre y todo eso...
Luis: -A mí no me parece mal: lo que creo es que no se puede hacer.
Pablo: -¿El qué no te parece mal?
Luis: - Todo eso que dice tu hermano.
Pablo: -¿Lo del amor libre tampoco?
Luis: -Hombre, el amor debe ser libre.
Pablo: -¿Sí? ¿tú crees? Pero en los países que hay amor libre no hay putas.
Luis: -Claro que no
Pablo: -Entonces, cuando un hombre quiere joder...
Luis: -Pues busca una mujer que también quiera.
Pablo: -¿Y si quiere, pero no con él?
Luis: -Pues busca a otra.
Pablo: -¿Y si ninguna quiere?
Luis: -¡Coño, qué difícil lo pones!
**********
Haro Teclen en la introducción de la edición de Espasa, Austral, lo describe así:
"Recuerdo a Fernando por la calle de Álvarez de Castro. Vivía yo en Eloy Gonzlao, con mis balcones sobre la calle de Álvarez de Castro, él en la casa donde estaba el taller del santero. Nos separaban unos metros; también unos cuantos años, muy pocos, pero que a esas edades separan mucho. El penacho rojo, la nariz adelantada, el cuerpo alto y escuálido, no pasaban inadvertidos en el barrio (...) Hemos compartido el mismo paraíso -el barrio de la niñez- sin apenas convivirlo-. Era el barrio de Chamberí: un cirto prestigio, un cierto casticismo (...) el barrio tenía confines muy amplios. Estaban los cafés literarios de la glorieta de Bilbao: la cervecería Vinces, un poco republicana, con las gentes de El Sol y La Voz, los periódicos que habían puesto su casa en la calle de Larra; luego con los de Arriba, que se incautó de esa casa; el Europeo que sería escenario de La Colmena de Cela..."

16 comentarios:

Karuna dijo...

Bonito homenaje Pilar, y muchas gracias por hacerme recordar un pequeño retazo de aquel libro, que ya hace tanto que leí...

Para mi también es una pérdida significativa en el área de las artes, cuánta personalidad afloraba este hombre ¿verdad?y ¿cuánto genio!

Un besote,
karuna

Pilar M Clares dijo...

Hola Karuna. Estos días hemos oído hablar a mucha de gente de la cultura sobre la categoría de Fernando Fernán Gómez. Yo me sumo, es una persona y una parte de la vida española muy importante para el siglo veinte. Pertenece a una generación que no lo tuvo nada fácil, llena de trabajadores artistas luchadores, incansables. Desaparecen, dejan huecos y huellas. Me gusta hasta las apreciaciones malhumoradas que hace, tiene razón, no es lo mismo con o sin casi, un adverbio puede llegar a separar la vida de la muerte.
Un beso

Paco Pintado dijo...

En aquella calle de Álvarez de Castro lo recuerda su amigo Haro. Él se recuerda allí, en "El río amarillo" de esta forma:

"Tengo diez años. En el pequeño cuarto de estar de Álvarez de Castro, 11, con la mesilla cuadrada, el armario de cocina pintado de verde, la bombilla sin tulipa que esparce su luz amarillenta, vocifero en plenitud, arengo a un ejército, o doy órdenes a la caravana de negros que atraviesa la selva, o desde el centro de un escenario recito versos a grito pelado; grito y grito, cada vez grito más. Hasta que en el patio se abre de golpe una ventana y pregunta la voz de una criada:
- ¿¡Qué pasa!?
Otra ventana se abre u otra criada contesta.
-¡No pasa nada! ¡Es el hijo de la cómica!
Enmudecí"

Allí inicia su trabajo y su lucha en los duros tiempos a los que haces alusión, Pilar. Curiosanmente, hace quince días volví a ver "El extraño viaje", película de culto en mi casa por su tremenda modernidad y que invito a ver a quienes todavía no la hayan visto y a revisar a quienes ya lo han hecho.
Comparto tu emoción, amiga.
Un beso.

Paco Pintado dijo...

Predonad el "lapsus linguae". Me quería referir a "El tiempo amarillo".

Pilar M Clares dijo...

Paquico, qué grande eres y qué gusto verte aquí.
Comparto las dos emociones, la de la película, imopresionante y extraña, sí, alucinante, y la de la pérdida, nos lo cantaremos.

Y oye, no he leído "El tiempo amarillo", gracias, es la hora de la revisión. No esperaba que muriera para ello, no, que siempre lo admiré profundamente.
hummm, besicos

Aloia dijo...

Bonito homenaje, Pilar, me uno a la pena. Gran pérdida para nuestras artes; la Historia, ya, le abre sus puertas.
Biquiños

Hôichi dijo...

un genio, faltan palabras

Mari dijo...

salud.

Pilar M Clares dijo...

Saludos a todos, Aloia, Hoichi, Mari.

Leí que en su funeral, Enma Cohen, su compañera, repartía poemas que guardaba Fernán Gómez en sus cajones. Lo consideré una pequeña traición convertida en homenaje íntimo. Dijo en una ocasión que se consideraba un poeta frustrado. YO creo que cualquier acto de creación es una extensión poética. Es mi idea de poesía, esencia que se desparrama, en formas.
Besos

Sintagma in Blue dijo...

Un hombre genial, sin duda.

Equinoxe dijo...

Requiem por el dramaturgo.
Sin dramas.

geo dijo...

...es extraño, pero siento que no se ha muerto...besos, Pilar.

LOLA GRACIA dijo...

Pilar
Cuánto tiempo sin pasarme por aquí. Te escribo porque quiero comentarte algo de un programa de TV (En La Opinión TV) que quiero hacer el próximo cinco de diciembre.
Escríbeme por favor mi e mail o dame un móvil y te llamo
lolagraciaexpo@gmail.com

Pilar M Clares dijo...

Concidimos, in blue, precioso nombre, coincidimos, geo la muerte no se lo lleva todo, se lleva lo mejor, pero no todo, no estoy para hablar de este tema, me pilla cerca. Intentaremos evitar los dramas, buen juego de palabras, equinoxe, agudo amigo. Muchos besos, sentidos.

Lola, precisamente andaba pensando pasarrme por tu "casita" porque tengo un proyecto yo también que comentarte. Te escribo inmediatamente. Muchos besos, gracias.

ella y su orgía dijo...

Un hombre del Renacimiento, como alguien lo definió, lúcido y comprometido.

Besos orgiásticos.

Raquel dijo...

Recuerdo que cuando estudiaba BUP nos llevaron a Madrid, al teatro, a ver, precisamente, LAS BICICLETAS SON PARA EL VERANO.
Un hombre todo talento.