miércoles, enero 30, 2008

EL BLOG COMO TERAPIA

Xavi L, autor del blog "Yo y mi garrote"

Una noticia de hace un par de años anunciaba que el blog puede resultar una terapia psiquiátrica. Un músico e informático de 32 años, Xavi L , daba cuenta a través del blog "Yo y mi garrote" de su internamiento en un psiquiátrico catalán al que entró, según el Doctorcito V como él lo llama en sus escritos, con un cuadro severo de delirio y fenómenos psicosensoriales. Desde principios de diciembre de 2006 hasta el 30 de mayo de 2007, se siguieron sus post desde El País con un número de visitas considerable. En el último, titulado "Libertad", cuenta la salida del centro, que reproduzco:

Le dije a mi madre que me soltaban a las nueve de la mañana del martes, para poder salir tranquilo a las ocho y que nadie me estuviese esperando. Me abrió la puerta el doctorcito, que estaba emocionado. Me palmeó y me dijo: “Hala, vete ya”. Me estaba esperando un taxi, y yo apretaba un billete de veinte en la mano. En la otra tenía la maleta, con un poco de ropa y mi garrote.


Le di al taxista la dirección de mi casa y abrí la ventanilla. ¡Ah, el aire! Saqué un poco la cabeza y cerré los ojos, como si fuese un perro feliz.


A la media hora entré a mi casa con mi propia llave. Mi madre no estaba, claro: había ido a buscarme al hospital. Revisé la casa a las apuradas y solamente conseguí doscientos cuarenta euros. Me dije que era suficiente. Bajé al garaje. Allí estaba mi motoreta, igual que la había dejado hace trece años.


Me subí y me fui. (Miento: antes me comí una pera.)


Paseé un poco por mi barrio, viéndolo todo por primera vez, y seguí viaje hacia cualquier sitio. Le puso un poco de gasolina a la motoreta, almorcé en un Pans&Company, me fumé un cigarro y le grité cosas a dos chicas. Una de ellas sonrió, la otra me puso cara de asco.


Vi cosas que hacía mucho tiempo no veía (paradas de autobús muy modernas, algunos edificios nuevos) pero el mundo me pareció el mismo, quizás un poco más sucio y más triste.


Pasé sin querer por mi colegio. Me puse detrás de un árbol y comencé a tirarle piedras a las ventanas. Tengo una puntería pésima. No logré romper nada y seguí camino. A las seis de la tarde llegué al cementerio donde está enterrado mi padre.


No le dije mucho. Solamente quería que me viera. Que supiera que ya soy libre. Le dije casi únicamente eso:
—Yo ya soy libre, y tú sigues muerto.


Repetí esa frase muchas veces, a veces despacio y a veces dando gritos, hasta que dejé de llorar. Entonces me subí a la motoreta, me limpié los mocos y regresé a casa.


Mi madre estaba muy preocupada. Cuando llegué me comenzó a regañar. Me dijo insensible, me dijo muchas cosas. Yo la miraba pero no la veía. No sé si fue entonces, o más tarde, cuando pensé en matarla. Supongo que fue después, mientras cenábamos y ella hacía ruido con la sopa.


Lo sopesé con serenidad, sin perturbación: “Me gustaría matarte”, pensé. Pero todo quedó allí. De momento no he hecho nada.


Ahora son las seis de la mañana del miércoles. Estoy en casa y ella duerme. Podría dejar de escribir, subir las escaleras con cuidado y ahogarla con una almohada.


Podría hacer tantas cosas ahora que soy libre.


Voy a enviar este texto, que es el último, voy a despedirme de vosotros para siempre, y cuando salga el sol veré qué hago con ella.


Nunca me ha gustado mucho esa mujer.

21 comentarios:

Azul dijo...

Hay momentos en que la realidad puede...saltarte la fantasía...si.

Bikos.

Celeste dijo...

¡¡¡¡Me gusta este post!!!!!!!

Yo al menos, podría escribir perfectamente historias parecidas.
Y no es que yo me Seguismundee, sino que fuisteis vosotros los que me Seguismundeasteis.
¿Cuándo estamos dentro o estamos fuera?.
¿Quién o qué es el punto de referencia?.

3'14 dijo...

¡Que bueno! Ya me he guardado la página para leer todos los posts anteriores. Insisto: Buenísimo.

Raquel dijo...

¿Fantasía? ¿Realidad? ¿Los renglones torcidos de Dios? Un beso.

anda suelto dijo...

Os pensais que los locos no nos lavamos los dientes después de comer tierra.

Celeste dijo...

He pasado un buen rato curioseando el blog, es estupendo! Todo un hallazgo Pilar, gracias. Me encanta, ya lo he agregado.

Pilar M Clares dijo...

azul :me suena esa palabra, cómo era, ¿realisía?

Celeste : vuelve a mirar la carta de Xavi y especialmente lo de su madre: ¡¡¡sólo quiere matarla!!! (Loquillo)
Ah, y pregunta: futuro perfecto de subjuntivo de segismundear ( en pasiva con mundear); suelta las chuletas, vamos.

3,14 :en muchos blgs de amigos, creo que en el tuyo también, en alguna ocasión he leído que el blog es como una terapia. No me identfico con esa idea. Me gustaría que me la explicaras. ¿Comunicación?

Raquel :escribir es arriesgado.

no llevo suelto :No serán son tan malos los menús del psiquiátrico. Anda, vuelve al pabellón. Hoy, enfermera jefe.

mIl besos y me-os pregunto
¿por qué nos atraerá tanto la locura?

Equinoxe dijo...

Si Xavi L lee mi último post es bastante probable que sí la mate.

Me contactaré con él.

Lástima que su padre esté muerto porque tenía un potecito de vaselina sobrante por ahí.

Aloia dijo...

Bueno, pues a mí lejos de entusiasmarme...como decirlo, me sobrecoge. Está claro que tiene su punto, y es interesante, pero a mí, estas cosas siempre me han dado un poco de yuyu. Qué pasa que un día se está en una realidad que se cree la real pero no es la real de los demás...uffff, escalofrío, escalofrío...y qué pasaría si al día siguiente de ese post realmente se carga a la madre y leo la noticia tomándome el desuyuno...uffffff. Tampoco entiendo los blogs como terapia emocional, no los veo como una terapia; otro futuro buen debate, Pilar.
Mil biquiños

Pilar M Clares dijo...

jajjajequinoxe, lo que dices en tu post creo que ahy que decirlo al menos una vez en la vida, ahora,¡ a plantar el árbol!
Un besazo

Aloia, estoy contigo. A mí me pone los pelos de punta esa obsesión. Según tengo entendido es eso, exactamente una obsesión que no indica que un enfermo con su cuadro sea capaz realmente de matar. Pero soy su madre y no sé qué me creería.
Este es un ser sufriente, me gustaría saber quée s de él. En su vídeo lo dice: no se siente curado, quizás no lo esté nunca, ojalá que sí.
La atracción de la locura está en reconocernos, quizás.
Muchos besos

3'14 dijo...

Desahogo, más bien.
Hay quien opta por pastillas, otros acudir al psicólogo, hay quien le basta con usar y abusar de los amigos/parientes, los hay que hacen desporte, los que se meten con los más débiles (y más prácticas igual o más reprobables) y luego están los que escriben.

Supongo que me dejo muchas alternativas, pero supongo que todo reside en expulsarlo de dentro.

Hôichi dijo...

hay un program de radio argentino que se llama la radiolina, que se emite desde un psiquiátrico, hecho todo por enfermos mentales, ya hay delegaciones en muchos paises, entre ellos el nuestro. Es un organización que se reune y establecen contenidos, etc

posdata:todos estamos locos, el concepto de normalidad es un invento psicológico, de algo tenian que vivir jjejeje. No digo que no se deba ir al loquero si se tiene un transtorno grave que conste, pero muchas veces es un enteleguia

besotes

el brazo de cervantes dijo...

tengo que decir que hay una parte de su discurso que me fascina,me gusta, pero me aterroriza la distancia y la naturalidad con que habla de cargarse a su madre. Horrible tener siempre voces ajenas en la cabeza . Alguna vez he escuchado en la radio por la tarde, en la cadena ser un espacio donde conversan varias personas enfermas mentales , entre ella una mujer que siempre hace una lectura de su poesía .Siempre me engancho cuando pillo este programa, quizá que todos compartimos un poco la locura.

Pilar M Clares dijo...

cervantina, ese debe ser el programa al que se refiere hoichi, besos a los dos.

Engancha sí, porque desde fuera tiene un eco romántico eso de situar el pensamiento y la percepción en otro lugar. La realidad es otra bien distinta, es pastillas, angustias, ruptura de estima,inadaptación, etc. Es tratamiento médico. Yuyu.

Claro 3,14, todo ayuda a vivir. Beso

Celeste dijo...

Lo considero querida amiga, seguro que me yo solita me habr� segu�smundeado (con vuestra ayuda eh!) por eso me gusta lo que escribe Xavi desde su mundo, y acepto que algunas veces...
Jajajajaa!!!

Marta Zafrilla dijo...

Menudo hallazgo. Qué prosa tiene el tío.

Pilar M Clares dijo...

Qué prozac, sí, marta, besicos.

Ganaste el concurso de verbos ¿qué prefieres, Celeste, un libro aguilar de Calderón o un viaje alrededor del segis-muslo?

(Marta, el seg(ism)undo para ti, que también me verbeas bien)

Muasc

Celeste dijo...

Me quedo con el libro!
Del segis-muslito, tengo todos los pasajes ya comprados.

Anónimo dijo...

Siento desepcionarlos

http://orsai.es/2007/05/seis_meses_haciendome_el_loco.php

Pilar M Clares dijo...

De la web a la que renite el anónimo, estraigo alguna información desveladora (?)


Jueves 31 de Mayo, 2007
Seis meses haciéndome el loco
por Hernán Casciari


Hace veinticuatro semanas empecé a escribir una novelita de 75 capítulos que fui publicando, de incógnito, en El País Digital. El pacto fue extraño, arriesgado y divertido: me pagarían por narrar una historia de ficción en donde no debía aparecer mi nombre, ni yo, por tanto, podría promocionar la obra entre mis lectores. El contrato duraría seis meses y se me pagaría sólo si nadie descubría mi identidad. La aventura comenzó el 1 de diciembre de 2006 y acabó hace unas horas. Por suerte, nadie se dio cuenta de nada.

“Yo y mi garrote” nació, entonces, a contramano de los deseos naturales de una obra escrita: era necesario que pasara desapercibida, que no hiciese demasiada alharaca en su camino novelesco. En general los textos surgen para esparcirse en el boca a boca —Internet es un vehículo viral—, pero en este caso lo mejor serían bocas cerradas, porque el patinazo de la delación podía ser fatal.


Allí lo cuenta todo.
Pues eso. Menos mal.
Lo de la madre sonaba rarillo, pero coló, vaya que sí. JA

Esto tiene otro post. Hablaremos

Pilar M Clares dijo...

remito, extraigo

...teclados, ostras...