domingo, enero 20, 2008

DOCUMENTO HISTÓRICO (s. XX)

Otros documentos históricos para La pistola de Larra:
(s.XIX)
(1923)
(1 de octubre de 1931)
(1940)
(1920)
(s. XXI)

15 comentarios:

Aloia dijo...

Mi abuelo era ferroviario...y me has hecho recordar las "anécdotas" que contaba mi abuela de documentos parecidos al que muestras...incluso cuando yo era pequeña y me marchaba al pueblo a pasar el verano con ellos, a mi abuela le seguían ticando un billete llamado quilométrico que sólo podía utilizar conla autorización de mi abuelo...Ella lo veía como algo innecesario,le molestaba, yo en cambio, lo veía como un cuento de hadas, eso de quilométrico me evocaba sitios lejanos, era como si emprendiéramos un viaje hacia otro universo...y eso que sólo íbamos al pueblo. Hoy en cambio, entiendo a mi abuela....Qué épocas...cuánto se ha conseguido..y cuánto queda....
Mil besos Pilar!!

Azul dijo...

Cuanto pasa el tiempo y cuanto pueden las palabras seguir nuestra vida a la expectativa de ser descubiertas....

Un biko!

Clandestina dijo...

Me encantan esos documentos. Sabes, hago la genealogia d emi familia y nada me encanta mas que buscar historias familiares, y saber sobre las vidas de esta gente.

Un beso

Pilar M Clares dijo...

Me alegro tanto de compartir este documento con vosotras, y de las historias que os vienen a cada una, ¡qué interesante!
Sigamos evocando
Mil besos, grandes sois, Aloia, Azul, Clandestina. Más

Chocoadicta dijo...

Otro documento para mi colección, mil gracias :). Aunque mis investigaciones históricas van por otros derroteros de principios del XIX me encanta coleccionar y guardar toda este serie de documentos relativos a la mujer. Con papeles similares, de principios del XIX, he topado por casualidad en los archivos... Si te interesa te aviso cuando tropiece con ellos, es posible que muchos puedas obtenerlos on-line desde el propio archivo :).

Besos

Pilar M Clares dijo...

Desde luego que me interesa!!!
Y te pido colaboración ya, cuando quieras. Hablamos. Mil gracias, y besos

que no se leer, que no se leer dijo...

Pues tendrá su significación político-histórica-social y esas cosas, pero yo me quedo con ese trazo firme y sensible a un tiempo. Cuanta significación intencionada en una caligrafía.

besicos.

Celeste dijo...

Sí, avanzamos!

Papelucho dijo...

ese documento deberia estar guardado en una camara al vacio o en un baul en el fondo del mar.

Hôichi dijo...

la propia vida es un contrato.Y ello no me gusta demasiado

besotes niña

ella y su orgía dijo...

Eres muy generosa, Pistolita.

Gracias.

Besos orgiásticos.

Pilar M Clares dijo...

Os agradezco a todos enormemente vuestras palabras.

Es un documento especial que tiene, como ve ése que no sabe leer y lee tan bien, muchos significados. Autorizaciòn a la esposa y tres menores, bien menores seguro, de finales de los sesenta como titular y beneficiario de familia numerosa (no hace falta más palabras)

Estamos a cuarenta años de ese escrito impecable por otro lado. Y ese otro lado es el que contiene todo lo que significa una mano escribiendo, la mano de un pintor, un artista, mi padre, que murió el 1 de diciembre.
A él le hubiera gustado este post, aunque le trajera una sensación extraña, como me sucede a mí: pudor, homenaje, recuerdo, nostalgia; reconocimiento y admiracion. Su mano y su modo de ser. Más que un documento, por eso quiero que permanezca en mi blog. Somos tiempo.

Besos Ella, Celeste, comprometido Hoichi, Pepelucho (estos documentos mejor dejarlos a la vista)
Más besos, y a todos

Equinoxe dijo...

Menos mal que para los 70 ya era otro el cuento y ni que decir de los 80 en adelante.
Siguen habiendo rezagos muy sutiles, sí, el mal sigue ahí, latente, pero al menos ya se combaten mucho más los síntomas más alarmantes, como esos que los documentos certifican.
¡Por Dios, que no vuelva a pasar nunca más, que no sólo las mujeres son víctimas sino los mismos hombres, muy a pesar de nosotros mismos!

Celeste dijo...

Hay un tema que me apasiona:
Cuando yo era pequeña (ya lo escribiré) se pagaban los "jornales" a los obreros, con vales, que sólo podían ser gastados en la tienda del "señor". Gran tema. Esclavitud, siervos de gleba en el 1965 España.
Al releer tu artículo, lo he recordado… la infancia llena de preguntas siempre sin respuestas: por qué?…por qué?...por qué?

Pilar M Clares dijo...

Celeste, es curioso que te hayas fijado en esa palabra, llena de significados. Vale, efectivamente era la clave de la autorización, validaba. Dice RAE: "apuntación firmada que se da al que ha de entregar una cosa"; también "tarjeta para adquirir comestibles" . De los de la tienda no dice nada. Eso va a ser cosa de los años, sí,y en España. La desiguladad no es solo cosa de género, vayaaaaa

No diría yo que no sigamos siendo unos "santos inocentes", Equinoxe, ¡que siga el mundo!

Fuegos artificiales para todos.