miércoles, mayo 07, 2008

VUELVE, VALENTINA, VUELVE


Guido Crepax (Milán, 1933-2003) hizo aparecer por primera vez a Valentina en 1965, en la revista Linus. Se inspiró, dijo, en su propia mujer y en la actriz de cine mudo Louise Brooks. Desde entonces Valentina, fotógrafa y aventurera, fue creciendo en muchas y muy sugerentes vertientes: historietas eróticas de deslumbrante riqueza estilística, historias perversas en sofisticadas formas gráficas influenciadas por el pop art, Art Nouveau, marqués de Sade, Lovecraft o el mejor cine clásico francés.

Valentina, siguiendo los pasos del tebeo francés Barbarella, llevó al cómic la revolución sexual de los 60 y compuso un nuevo eros imaginativo y provocador. Valentina, la siempre bella, desnuda, medio vestida, en lencería, con botas de cuero o correajes al más puro estilo del Crazy Horse parisino,, se convirtió en una musa de las vanguardias y de muchos y muchas adolescentes que bebían del boom del cómics en las últimas décadas del siglo pasado. En 1995, en su 53 cumpleaños, Crepax la mató en una historieta titulada Al diavolo Valentina!

Hace un par de semanas, Norma Editorial ha presentado en el Salón del Cómic de Barcelona el primero de los cuatro tomos recopilatorios con las aventuras de la reportera. De nuevo Valentina y sus juegos sexuales, masturbación, lesbianismo, sadomasoquismo, fetichismos... Freud puro, que no viene nada mal para otro ismo, el puritano, o ese olor a naftalina.

11 comentarios:

Sibyla dijo...

Veo que la industria quiere recuperar a Valentina.
Y como veo el sexo siempre vende, aunque sea en historietas..jejeje

Un abrazo:)

Aloia dijo...

En serio que hay una recopilación!!!!????Pues me la pido, mis primas, las gabachas parisinas(sí, sí, no te asustes, así como suena, eso de haber nacido allí les tenía el ego muy subido cuando se venían de veraneo al pueblo...y eso que eran mucho mayores que yo...)tenían alguno de esos comics, a mí no me quedaba otra que leerlos a escondidas, no levantaba un palmo del suelo(no es que levante mucho más ahora, la verdad....)y además sus cosas eran SUS cosas........ESTA ES LA MÍA!!!!
Mil biquiños!!

Trenzas dijo...

Pues me alegro de que la resuciten. Apenas si he llegado a ver un par de comics y no tengo ninguno en propiedad, así que no estoy muy segura de por donde iban los tiros :)
Me alegro porque en mi familia hay dibujantes de ese género y siempre es bueno revitalizar el sector (¿se me nota muy egoista?)
:)
No me gustan mucho los comics pero les reconozco el valor que tienen como lanzaderas. Pensemos en todo lo que ha derivado del Hombre Araña, o de Superman, o de Marvel. ¡Y tantos otros...!
Un abrazote, amiga.

el Joker dijo...

Ansioso, Robin le dice a Batman:
- ¿Me das el Batmóvil?
- Claro que si, apunta: 669...

Pilar M Clares dijo...

Me encantan los cómics, he pasado muchas horas con ellos, cómo no con Valentina también, de la que aprendí muchísimo y a la que transportaba a todos sitios. Valentina es todo un mito de independencia con su aspecto de fragilidad. Me encanta que vuelva, no han pasado los años por ella, a pesar de que Guido la matase a los 53. Ya es, ya.

En el sexo siempre nos recomponemos ¿por qué no? como en tantas cosas que venden. Te haría una pregunta malévola, Sibyla ¿sólo se paga por sexo dentro del ámbito de la prostitución? Es un tema que me interesa. ¿Sexo por interés? ¿solo en mujeres? ¿en la educación hay algo de esto? Espero opiniones

Velentina nunca te hubiera hecho eso, Aloia, creo que te gustará, yo desde luego que me apunto a retomarla.

Trenzas, suelen ser buenos lectores los que han pasado por el cómic, yo del priemr tebeo pasé a las alucinaciones de Moebius. A partir de ahí, me cabe todo. (Suerte eso de la familia tuya, buena charla tendréis, seguro)

¡Suelta el teléfono entero! Joker, me dejaste con el murciélago en la boca.
Valentina está ajena a los teléfonos, Velantina observa y, con su aparente pasividad, entra en acción. Valentina es la mano armada del nihilismo. Es una bomba de destrucción masiva.

Y mil besos, bellas y bello.

Hôichi dijo...

Pilar, entono un mea culpa, soy un gran devorador de comics, y no conocía el susodicho. Me lo apunto y me doy algún latigazo, jejejejee

besets

pe-jota dijo...

Un clásico absoluto o un absolutamente clásico, me da igual el orden. Imprescindible par quien no lo haya leído.

Pilar M Clares dijo...

Otro pecado capital, Hoichi, ¿cuántos llevamos ya? A mí que no me quiten ni uno; te espera un placer nuevo. Creo que te gustará su surrealismo a(r)mado. Hiii, un abrazo, bonico

Qué bien lo pasamos leyéndo a Guido, eh, pejota Yo quería ser como Valentina, reportera y a tope de experiencias. Me sorprendía y atraía su aparente pasividad. Vanguardia pura que reultó ser bomba feminista ¿estás de acuerdo? Besazo, un placer (¡que sea doble!)

TOROSALVAJE dijo...

No la conocía.

La buscaré. Tengo curiosidad.

Besos.

Equinoxe dijo...

A naftalina huele el closet y los que no se animan a salir de ahí.

Pilar M Clares dijo...

¡Equix!, ¿¿naftalina!!!! te lo acepto si va por Freud, el que no se comía una rosca, el que decía no sé qué de una cosa llamada clítoris que no había visto en su vida. Una imginación productiva la suya.

Besicos, para ti también toro dulce