jueves, mayo 25, 2006

AYUDA EN LA WEB: MÉDICOS SIN FRONTERAS Y ANESVAD

Todos hemos pensado alguna ocasión hacernos socios de MÉDICOS SIN FRONTERAS o de ANESVAD porque, tanto una como la otra, comparten un objetivo, llevar la sanidad a enfermos sin recursos, no sólo económicos, sino humanos en general. Recuerdo una época en que algunos amigos se animaron en Médicos Sin Fronteras, sobre todo los más relacionados con el mundo sanitario. Santi Costa, por ejemplo, inestimable pediatra, fue y es cuando puede activista de la ONG. Viéndola en conferencias cuando defendía el derecho de todos a algo tan esencial, sinceramente, me cambió la visión familiar que tenía de la medicina: mi tío enganchado a las probetas y el laboratorio, mis primas a los libros y el vecino, el Dr. Egea que, aunque era ginecólogo, nos miraba las anginas cada invierno. Ahora me doy cuenta que algo había de ONG en él también.

MÉDICOS SIN FRONTERAS tiene una web de sobra conocida en la que publicita sus orígenes desde 1971 (Más de treinta años ayudando a los olvidados) y su carácter insistentemente independiente y aconfesional.


La página de inicio sobre fondo blanco, rompe el tópico sanitario con el contraste de rotundos rojos y negros en tramas grisáceas que le dan un aire de manifiesto reivindicativo. Recuerda la tipografía de los años setenta pasada por la linealidad de los trazos actuales.

Cinco desplegables la cruzan en su margen superior: Noticias, Proyectos, Participa, Trabaja con nosotros y Conócenos. Las tres últimas, en segunda persona, van directamente dirigidas al usuario. Además, a la izquierda, un enlace imperativo: Hazte socio, que volverá a aparecer cada vez que entremos en cualquier zona de información. Haciendo clic en él, hacerse socio es muy fácil: pinchar en aquí o una opción telefónica. Se elige más abajo la cuota. Otra opción en el margen inferior: Date de alta y participa de nuestras noticias. Con ella se recibe la información diaria de la organización por e-mail. Coincide este sistema con el que regularmente hacen vía mailing.

La imagen combativa general de esta ONG se completa con un volumen importante de información de campañas, noticias de la institución y revistero de prensa. Todas estas características convierten la web a los ojos del usuario interesado en un tipo de revista médica en clave distinta a las habituales en papel. El discurso es otro: más divulgativo, menos cientifista, no sé si científico, y, desde luego, menos cómodo que los quirófanos al uso.

El origen de ANESVAD se remonta a 1968, en Bilbao, por iniciativa del jesuita Javier Olazábal, cuya primera campaña importante fue pocos años después contra la lepra en Filipinas. El mundo occidental recuperó con él la imagen de una enfermedad demonizada, estigmatizadora y deliberadamente olvidada. Sólo esta acción acredita ante mis ojos sobradamente su existencia, y no es la única. Progresivamente ha ido abriendo sus competencias. No hace mucho emprendió una campaña contra la explotación sexual en la infancia que va dando sus resultados; ha evidenciado otro silencio aceptado cínicamente por muchos sectores sociales.

En la imagen, ANESVAD utiliza el azul sobre blanco dándole un tono sanitario y austero. A veces da la sensación de un vacío deliberado.

Arriba, cuatro desplegables: Quiénes somos, Nuestros retos, Sensibilización y Colabora. En el último, una opción, Hazte socio, en los mismos términos que MSF. También se incluye Donativos, Números de cuentas, Empresas, Herencias y Legados, Actividades y Dar a conocer ANESVAD. Por lo tanto es en Colabora donde la web se pone en contacto con el usuario que desee hacerse socio. También la publicidad que domina la franja derecha de la página ofrece avances, resultados, campañas y la posibilidad de hacerte socio haciendo clic o hacer un donativo --números de cuentas, cuotas, donativos--.

Lo que sí está claro es que, desde las primeras palabras del discurso de esta ONG, se deja ver el matiz religioso (sensibilización, retos, valores, misión, visión, donativo, etc.).

De MÉDICOS SIN FRONTERAS destaco la entrevista a Christelle Boulanger por su investigación sobre la PROBLEMÁTICA DE LA VIDA SEXUAL EN LIBERIA. Resume que, durante 2005, el hospital Benson de Monrovia (Liberia), en el que MSF trabaja desde 2004, atendió a casi 1.200 víctimas de violaciones. De éstas, entre un 30 y un 40% eran menores de edad y que una tercera parte de estas agresiones fueron perpetradas por personas del círculo más próximo a las víctimas (familiares, amigos o vecinos). Tras la guerra, la cifra se ha ido recortando, sobre todo a aprtir de las actividades por parte de organizaciones nacionales e internacionales y a la reciente creación de la Unidad de Protección de Mujeres y Niños dentro del cuerpo de policía nacional.

De ANESVAD, la CAMPAÑA CONTRA LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE NIÑAS en el mundo. Sólo en Camboya, el año pasado se rescató a 392 niñas secuestradas para trata de blancas y destinadas a la prostitución. Actualmente residen en centros donde se les atiende física y psicológicamente. La ONG desarrolla esta tarea actualemente en Filipinas, Tailandia, Vietnam, Camboya y Laos. Ya el año pasado se iniciaron 34 procesos judiciales en Camboya, de los que han resultado condenados 27 proxenetas y traficantes.

7 comentarios:

PIlar M Clares dijo...

Esta entrada es una práctica de Tecnología que consiste en comparar las web de las dos ONG´s así como pensar, como usuario, en cuál de las dos sería más fácil inscribirse, informarse o cuál resulta más atrayente en cuanto a los contenidos.
Quienes se acojan al tópico que ha circulado en los últimos años sobre qué se hace con los fondos de las ONG´s, deben desde mi punto de vista dejar fuera de toda duda estas dos agrupaciones. Me parecen cada una dentro de su línea ideológica, profesional, temática y de resultados, impecables y necesarias.
Hacerse socio es igual de fácil en ambas, no sólo por internet, sino por cualquier vía de las que posibilta la vida ordinaria (vallas, mailing, folletos´, etc).

Depende de un solo clic, el de la cabeza.

Anónimo dijo...

Si el clic de la cabeza fuera tan instantaneo como el del ratón, no estaríamos hablando de esto.

Mercedes dijo...

Eso es verdad, pero hay cosas que las hacemos con menos reflexión, y son coherentes a pesar del impulso. Creo que tenemos montones de decisiones tomadas que tienen que ver con valores sustanciales y que no se materializan sin razón.

luciadelmentidero dijo...

En muchas ocasiones, la inercia nos arrastra con tanta fuerza que visto después da la impresión de que vive la vida por nosotros, que la escribe a diario: Cuesta a veces pararse y pensar, obligarse a diario a llevar los temas hacia nuestros valores, al lugar de la razón

PIlar M Clares dijo...

A los médicos y personal sanitario en general, les debe pasar como al resto de los profesionales, que no entendemos por qué la sociedad no se implica más en los temas esenciales.
Se es tan imprescindible como sector cuanto más se le critica. ¿Qué sería de una sociedad sin medios de comunicación, sin sanitarios, sin docentes?
Gracias por vuestras opiniones a los de arriba. Besos también.

Pedro M dijo...

Yo soy de mSF desde hace tiempo, y soy bastante consciente de que lo soy, porque aunque me hice precisamente después de un acto callejero, recibo información y al estar allí, le presto más atención. El lío nos viene de la saturación informativa ¿no creéis, sres. y sras. periodistas?

Robyn Grace dijo...

Your article very helpful for us about the Enfermedades Desatendidas which i was searching but your blog providing me allot of information thank you.


Enfermedades Desatendidas