domingo, mayo 07, 2006

MARÍA PRECARIA Y EL MOVIMIENTO MAYDAY

María Precaria es el nombre de una diseñadora de moda sevillana que recientemente ha mostrado su colección en unas peculiares pasarelas, las puertas del Ayuntamiento de Sevilla.

A los trajes de haburgueseras, inmigrantres, becarias, amas de casa o jóvenes culturetas les acompañaron las voces reivindicativas sobre la situación de estas trabajadoras: “Nuestra limpiadora luce un modelo sencillo. Trabaja diez horas al día, gana 500 euros al mes y no tiene tiempo libre para hacer lo que realmente le gustaría”.


Se trataba del desfile de la moda Precaporter organizado por el movimiento Mayday, fiesta del 1 de mayo que conmemora la muerte de unos trabajadores que se manifestaron en Estados Unidos. En esta ocasión, con el desfile, se evidenciaba la escasez de recursos económicos para miles de mujeres así como la dificultad de encontrar un trabajo que permita algún tiempo libre y no sea excluyente: "Nos rebelamos contra la precariedad en todos sus sentidos: en el trabajo , la cultura, la vida, los afectos y los derechos " declaró la portavoz Mercede Cordero.

Mayday
es el código que se utiliza en la navegación para solicitar ayuda cuando se está en peligro. El movimiento, tal y como se está extendiendo por Europa, tiene un doble e irónico sentido: llamada de ayuda mútua entre precarios y llamada de atención en las jornadas del 1 de Mayo, fiesta del trabajo.

Piensan que el sujeto, en la psomodernidad en la que (mal)vivimos, se convierte en engranaje del sistema que lo hace girar en y para su propio vacío. Por otra parte, la división del trabajo/paro se cristaliza en "el precario", otorgándole sometimiento, servidumbre, abducción, alienación, inacción y soledad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pilar, toda mi admiración ante esta ingeniosa diseñadora que es María Precaria, lástima que todas estas reivindicaciones no sean las que se divulguen en los grandes informativos ni estén avaladas por los mayores sindicalistas de este país.
Creo que desde que tener una vivienda se ha convertido en un lujo, que te deja hipotecado durante media vida, lo de vivir (lamentablemente) ha pasado a cuarto o quinto lugar.
Encarna

PIlar M Clares dijo...

Hola Encarna, qué bien verte por aquí.
Bueno, siguiendo con lo que dices, creo que vivimos entre la contradicción del consumo y el mito de la individualidad. Los esquema familiares se resquebrajan, la microestructura social alrededor de las personas que habitan una vivienda se cae, tendemos cada vez más a intereses individuales relacionados con el bienestar, la apropiación del tiempo, la diversificación en trabajos y actividades de todo tipo; pero luego resulta que la economía de una sola persona no es suficiente para la oferta que satisfaría (se supone)todos esos objetivos. El consumo no está pensado para que vivamos una persona por vivienda, sin embargo, individualmente cada vez tendemos más a ello.
Así que sentirnos precarios es lo más fácil.

Hay, además, otros temas económicos contradictorios que creo que tienen que ver, entre otras cosas, con época de cambio: dinero negro por todos sitios, gasto sensacional en la calle --economía clandestina permitida--, y explotación laboral salvaje en los sectores oficiales, que pagan (pagamos) para que los otros tengan cobertura legal.

No sé si hay solución.

Pedro M. dijo...

Atentos a la manifestación a nivel nacional por la mejora de las condiciones en general: vivienda, salarios, etc. Sobre todo, los más jóvenes.

Mercedes dijo...

Leo esto en la prensa de hoy:

"La sentada organizada en Madrid con el lema 'Por una vivienda digna' acabó a primera hora de la noche con cargas policiales contra los cerca de 1.000 manifestantes que se dieron cita a las 19:00 en la Puerta del Sol.
Uno de los participantes en la convocatoria, realizada de forma espontánea a través de mensajes de móviles e Internet, aseguró que durante las cargas se produjeron varios heridos y que unas 20 personas podrían haber sido detenidas.
Según señalaron fuentes de Emergencias Madrid, los facultativos del Samur-Protección Civil atendieron por lesiones leves a ocho personas en las inmediaciones de los varios recorridos de la concentración juvenil
(...)

(...) han vuelto a convocar la sentada para el próximo domingo a la misma hora y en el mismo punto de la capital. Su intención es crear un comité que se encargue de la convocatoria de futuras acciones y englobe a las distintas organizaciones que coinciden en su protesta por el elevado precio y malas condiciones de la vivienda.

Y digo yo ¿quién se merece los palos?