sábado, septiembre 23, 2006

PASARELAS:NUEVO CANON DE BELLEZA

Recientemente se ha celebrado en París la feria de Prêt-à-Porter donde la sección SO Ethic, reservada a la "moda ética y comercio justo", presentó 20 piezas de la colección primavera-verano de una marca brasileña DASPU (DAS PUTAS)

Esta marca fue creada por la ONG Davida haciéndose eco de la iniciativa de Gabriela Silva Leite, ex-estudiante de sociología que en sus tiempos de facultad decidió dedicarse a la prostitución, hasta que hace diez años la dejara para poner todo sus esfuerzo en la regulación de las trabajadoras del sexo.

DASPU reúne a 22 meretrices de prostitución callejera de Río. Ellas mismas elaboran los trajes que lucirán posteriormente en las pasarelas. Al contrario que las maniquíes profesionales, estas mujeres de formas opulentas sonríen y lanzan guiños a la audiencia mientras desfilan. Tal escenografía ha alcanzado un éxito notable en Brasil además de hacer crecer las arcas de la ONG. Gabriela Silva se sintió satisfecha de que Paris respondiera a la pregunta que se hacía desde hace años: "¿A qué empresa le interesa asociar su imagen a la de una puta?". Pues parece que a la moda sí.
Unas semanas después hemos asistido al debate en PASARELA CIBELES sobre el peso mínimo exigido a las modelos participantes. Algunas de ellas, parece que las más internacionales, se han negado a la revisión médica que les exigía tener una masa corporal del 18%acorde con la estatura --se considera anorexia por debajo del 17,5%--. De las que pasaron el control, un 30% han sido excluidas. Parece que finalmente, Cibeles respondía a la pregunta que estaba en el aire desde hace tiempo: ¿A qué empresa le interesa asociar su imagen a la enfermedad?
De los diseñadores participantes en la última edición de Cibeles, 31 se han mostrados partidarios de una decisión pionera en este tipo de encuentros. DEVOTA& LOMBA destacó que lo que ha sido un inconveniente a corto plazo, a la larga traerá probablemente un cambio en los cánones de belleza.

3 comentarios:

cuentolasgotas dijo...

lo de las prostitutas, no sé, están en guatemala para irse a guatepeor

PIlar M Clares dijo...

Me alegra saber de ti, hace tiempo que veo tu blog en obras.

Bueno, estoy de acuerdo contigo, aunque el tema tiene desde mi punto de vista una doble lectura: por una parte convierten un tema denigrante para la mujer y por el que se lucha para su erradicación en espectáculo esperpéntico, me recuerda algo así como lo de los enanos toreros, una ridiculización de un tema serio para que la sociedad se divierta. Tremendo. Por otra parte, las modelos prostitutas vienen de la calle de Río, al menos la han abandonado y eso les puede abrir otras posibilidades, abrir otros mundos.

Resulta sarcástico que se muestren ante un público tan específico como el que acude a esos desfiles, seguramente perteneciente a uno de los sectores que con más comodidad acepta la prostitución como parte de lo que no le afecta o lo que le afecta "para bien".
Un beso, y espero reencontrarte en "Ciudadanos Tribales".

Sobre las pasarelas, Intermón Oxfam dijo...

Existe otro lado de la moneda en la ropa que vestimos. Miles de mujeres de países como Marruecos, Turquía o Bangladesh confeccionan las prendas en condiciones precarias: tienen prohibido asociarse`para defender sus derechos, son obligadas a trabajar hasta 48 horas seguidas y reciben salarios de miseria. Son las mujeres invisibles.
La mitad de la ropa de "marca" española se hace en países donde no existen garantías de respeto a os derechos laborales. Intermón te anima a que tires del hilo y descubras lo que hay detrás de la pasarela Intermon Oxfam