domingo, diciembre 14, 2008

CARMEN ARRABAL: DESEO MULTIPLICADO

Mural central de la video-instalación Yo es mil(2006) de Carmen Arrabal

Carmen Arrabal creó “Yo es mil” en 2006, una caleidoscópica instalación integrada por vídeos que ella misma protagonizaba con un tema central, mostrar la vivencia real del deseo. Dice en su web: “Comencé a filmarme experimentando a través de mi cuerpo las múltiples representaciones del deseo y los fantasmas sexuales.” Además, añade, eligió una cámara digital con el fin de dar a las imágenes un tono privado, y un formato pequeño para acentuar la impresión de voyeurismo. Los títulos de los vídeos son: Cerca de mi, Fantasías de virginidad, En la cocina, El sexo es divertido, Soy una técnica del amor, Desátame, Sueños de Geisha, Yo es mil y Enemigo público-

Unos meses después, en el mismo 2006, la autora prolonga la idea en “Sex Mirrors”, conjunto de imágenes estáticas capturadas de los vídeos anteriores; un modo, da la sensación, de poder seguir exhibiendo con facilidad, quizás algo de prevención incluso mojigatería, las mismas ideas: sexo y pulsiones.

Fantasma rejilla en Sex mirrors, 2006, C.Arrabal

En su web habla de “lectura monstruosa y deformada del cuerpo femenino (…) el cuerpo fragmentado y multiplicado ofrece una metáfora barroca de la identidad sexual contemporánea, en la que co-habitan atracción y repulsión, belleza y monstruosidad. Una reflexión abierta sobre el cuerpo manipulado, objeto y sujeto de las pulsiones, victima –hasta la cirugía- de los canones establecidos.”

Fantasma enfermera, Sex Mirrors 2006, C. Arrabal

Carmen Arrabal vive y realiza su obra entre París y Madrid. Se considera una artista “experimental, autodidacta, productiva y polivalente” Aborda sus obras desde diferentes prismas, la creación, realización, interpretación o montaje. Consciente de la complejidad del mundo y la identidad, se expresa con propuestas analíticas sobre los iconos contemporáneos. En su blog, Espacio Púb(l)ico, una cita de Cioran: No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos que forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el Tiempo.

17 comentarios:

Víctor dijo...

Curiosa propuesta la de esta artista, no cabe duda.

Gracias por pasarte por mi pequeña cafetería, siempre es un placer ver a algún cliente ocupar una mesa.

Un beso.

TOROSALVAJE dijo...

Gracias por la información. No la conocía en absoluto. Parece bastante interesante.

Besos.

Pilar M Clares dijo...

...e inquietante, Toro, reconocerás. Gracias a ti, beso.
Tómate algo, Víctor, la barra a la derecha. También beso.

En los textos de YO es mil, dice la autora:
...sin formulaciones simbólicas, en una profanación obscena de la anatomía femenina. El cuerpo fragmentado nos ofrece la acción misma sin ninguna retórica. Y como en el cine porno, el argumento desaparece en una repetición fisiológica e hiperrealista de limitadas variaciones, en las que solo se renueva incansablemente el deseo y sus representaciones. La diferencia fundamental es que, al contrario que en el porno, no se trata de una ficción en la que las pulsiones son fingidas sino de una grabación video de pulsiones reales

¿os sugiere algo?

YO no termino de entender esa idea de profanación si no es a través de sí misma, en cuyo caso ¿por qué profanación? ¿O habla de industria?

¿Qué pensamos del cine porno?

Besicos, vamos al diálogo.

El Deme dijo...

Con ese apellido tan barriobajero, no me extraña que tire palante con estas obras tan provocativas. De todas formas yo siempre concibo el cuerpo como una fiesta privada más que como un escaparate público, quiero decir que el deseo siempre para mí es algo muy de puertas para adentro, lo otro es exhibicionismo, glamour papel charol, ganas de provocar: el verdadero deseo suda y huele.

Celeste dijo...

Como expresión artistica, perfecta y nueva.
Necesitamos artistas creando trabajos, que modifiquen.

Me planteo: qué tendrá lo sexual que siempre lo abordamos como fuera de nosotros?
Lo miramos como no nuestro. Exagerado. O Minimizado. Soslayado. Evitado casi siempre.
O presentado como algo que tiene que ser "algo".
Como si no supiéramos expresar nunca qué es.
Cómo si nunca tuviéramos formas o palabras para abordarlo.
Como si no supiésemos nada sobre ello, o todo.
No sé si me hago entender.
Lo que quiero decir es que: haríamos todo esto ante el hábito de lavarnos los dientes?

Abrazos castos:)

ernesto51 dijo...

No conocía a la artista y me parece una obra innovadora, y valiente, por intentar plantear la sexualidad como algo para analizar y, sobre todo, hablar con total normalidad.

El texto de ella que citas me sugiere el aspecto puramente mecánico del sexo, el ritmo. No me parece adivinar en ningún caso referencia alguna a la profanación, tal vez exhibicionismo.

Desde luego hace pensar y reflexionar.

Besos.

Clares dijo...

A mi el texto me parece enigmático también, aunque quizás tenga razón Ernesto. Yo creo que se habla demasiado de sexo, y no lo digo por represión, o por lo que no es aceptable o cosas asi; si hay que hablar, se habla, pero hablar por hablar. La artista esta es lo bastante buena, atrevida, creativa, original y romppiente como para tener que ponerle palabras. Es como si temiera, y creo que les pasa a muchos artistas contemporáneos, que no la entendieran lo bastante con su creación plástica; o como si pensaran que cada obra de arte tiene que venir con un manual o guía, como los aparatos. Me gustan más los artistas que callan, porque para mí era suficiente inquietante y misterioso ver esas fotos caleidoscópicas. En fin, cada cual...

Pilar M Clares dijo...

Me parece deme, que hay un exhibicionismo intencionado y tiene un sentido dentro del feminismo queer que por un lado va por el derrotero de romper con los roles de los géneros, más que del sexo, y por otro por el de la reinvindicación del sexo propio, el de mujer. Exhibirse como provocación pero para lo contrario, por ese mecanicismo. Es como lo entiendo, quizás.

Efectivamente lo que confunde un poco es su propia explicación, que estoy de acuerdo, Clares, es valioso el silencio, pero ya ves que es una postura política, porque dice, político es el sexo. Habrá que seguir su evolución, quizás en unos años esto ya no le merezca la pena, pero ahí nos tuvo, mirando, aquí nos tiene, lo mismo y hablando. Un tema del que todos podemos hablar, vayaaa

Con un cepillo de dientes...algo se podría hacer jajjajaaj, Celeste, pero no es lo mismo, no jajajjaj. Creo que la cultura ha girado alrededor del sexo, y no de los dientes, que mira que son básicos, pero tienen otros tabúes, menos ideológicos. Lo tuyo es ir de vuelta, y lo entiendo. Muchas veces hemos hablado de girar el tema sexual en la mujer, esto son propuestas creo que sugerentes, didácticas por la provocación, y con resultados interesantes. Me gustan esas imágenes, si estuvieran disponibles vería los vídeos, qué quieres, que me llama el tema...

Ernesto, sí, estoy de acuerdo en el tema de la profanación. Ese mecanicismo es una caída de algo, lo que profana quizás es lo que no está. A mí me resulta llamativo que no haya hombre y sea tan fálico, creo que eso también dice algo. YO me lo hago, es mecánico, y esto es el sexo del que se nos habló. Hummm...quizás

Pues muchos besos bien eroticones para todos, y sigamos.

Lo que yo ahora me planteo es el tema del deseo, eje de la primera y segunda exposición: ¿el deseo como una construcción? ¿lo desmonta en las imágenes? --o se lo pasa pipa jajajaj???--

(y se me han puesto las letras cachonillas...4ª intentona, joé)

Clares dijo...

¿deseo? ¿qué deseo? que ya he cambiado los pecados capitales, capitana, que ya sólo la gula... ¿qué era lo otro?

Sintagma in Blue dijo...

Experimentar, siempre experimentar.

Gracias por dárnosla a conocer.

Pilar M Clares dijo...

¿Gula era COMIDA, Clares? jajaja
creo que lo que te falta es una experiencia queer. Venga, las plataformas a los reyes, las mallas te las regala la pistola de larra, y llamamos a Beatriz Preciado que te pase unos sobres de testosterona, ella que te lo explique. Año nuevo, vida nueva, queer, queer...a la bim, a la bam... Beso apretao.

Que por mí no quede, Sintagma, inga. Gracias a ti siempre. (Seguro que genial en la presentación de Madrid...buan pinta tenía) Besicos

3'14 dijo...

Pilar dixit: "Me parece deme, que hay un exhibicionismo intencionado y tiene un sentido dentro del feminismo queer que por un lado va por el derrotero de romper con los roles de los géneros, más que del sexo, y por otro por el de la reinvindicación del sexo propio, el de mujer. Exhibirse como provocación pero para lo contrario, por ese mecanicismo. Es como lo entiendo, quizás."
Así lo entiendo yo, Pilar, después de pasearme por su web y contemplar su obra. He tratado de analizarla, pero es que, con este tipo de artista que pretende reivindicar usando como crítica lo propio de lo que tiene en diana, pues como que no lo acabo de entender... Estoy con Celeste, en cuanto a su pregunta de si haría todo esto sobre el hábito de lavarse los dientes, entendiendo como esto una similitud a que, la sexualidad debería contemplarse como algo natural, en eso estamos de acuerdo, luego están los gustos y apreciaciones individuales, y ahí cada cual es libre (o debería serlo, ese es otro tema que sí es interesante abordar) de manifestar su sexualidad como le plazca (nunca mejor dicho).
Aplaudiría más su propuesta si las fotos fueran más naturales y no tan impostadas (por más que de su explicación de porqué son así...)

Según la RAE:
pornografía.

(De pornógrafo).

1. f. Carácter obsceno de obras literarias o artísticas.

2. f. Obra literaria o artística de este carácter.

3. f. Tratado acerca de la prostitución.


Su obra no deja de ser porno, lo que pasa es que se le ha dado una connotación negativa a este por su tendencia a cubrir especificamente unos gustos masculinos, dejando a la mujer en segundo término, e incluso degradándola (según algunos sectores), que para gustos los colores, y pienso que, la mejor forma de reivindicar esa libertad sexual es ampliando la oferta en la industria del porno, que no digo "porno para mujeres", por dios, que concepto más estúpido... Si no, desmarcándose de lo establecido con diferentes propuestas. El sexo, como dice el Deme, suda y huele. Lo demás está de más. Como recientemente en una conversación respecto a este tema, me dijo mi chico: el porno, no deja de ser un juguete sexual más, quien quiere que haga uso de el, quien no, pues no.
La concepción de como vivir una vida sexual satisfactoria reside en la educación que se transmite/recibe, y ante todo, en la experimentación sin censura de uno mismo con su cuerpo y el de otros (siempre bajo consenso mútuo, por descontado)

Por cierto, lo interesante del discurso de Beatriz Preciado es que, como defensora de la teoría Queer, sostenga que, todos deberíamos participar del debate, que no sea algo que parece de exclusividad entre feministas y/o homosexuales.
¡Que rule esa testo! ;)

Besos!

Por cierto: De la obra de Carmen Arrabal destaco lobotomix e identidades.
Gracias por la sugerencia Pilar.

el brazo de cervantes dijo...

la obra me pareció como si estuvieran retratando a un insecto, esos libros de naturaleza con fotos tan exactas y perfectas, y de lejos, a los manises de la Alhambra, demasiado frio en un tema tan caliente.Creo que el porno cumple un papel importante , precisamente por su carácter lúdico como apuntan por arriba,un poco de humor y exageración que bien viene a temas que a veces se ponen tan serios , tan serios de más .
El juego de mujeres incompletas y desmembradas para conseguir el efecto caelidoscopio me resultó repulsivo en algún momento, pequeñas monstruas...un poco desasosegante aunque en conjunto,de lejos es de lo más efectista.

Lucía Benítez dijo...

Me encanta, Pilar, es una artista a tu altura. Gracias por acercarla.

Pedro M dijo...

El porno es como el olor de la buena comida, que invita; aunque no siempre hay ganas de comer, se abre el apetito.

NO la conocía. Besos, Pilar

Pilar M Clares dijo...

Decís cosas tan interesantes que no sé por dónde empezar.

Desde luego estoy contigo Pedro: y ¿hay entonces también anorexia sexual?

Está claro que todo el mundo no tiene el mismo apetito, y que no hay norma, dependemos en parte de nuestra biología, pero también de la educación y me voy mucho antes de cuando íbamos a la escuela.

Roles y posiciones, 3,14, --riqueza tienes siempre, esos comentarios tan sugerentes, gracias--. Es que no es como lavarse los dientes porque nunca se planteó como si así fuera, todo lo contrario, se elevó a categoría espiritual --reproducción seeerrr madrrrreee-- cuando quería decir deseo, ganas vamos. y naturaleza. Y en nombre de eso quedan todas esas huellas individuales en comportamientos encasillados según se sea mujer u hombre, colectivos en roles sociales...
Vamos a pasos agigantados, pero atravesamos borrascas aún. Fíjate la RAE: pornografía=prostitución y oscenidad. En esa relación hay algo de verdad, en cuanto que el papel activo del sexo patriarcal es lógicamente del hombre; para la mujer queda la pasividad si es la madre de sus hijos, la prostitución si es la sexualidad libre. Y las prostitutas, ciudadanas ya de tercera -de segunda las esposas-, ellas las protagonistas de esas historias, en muchas ocasiones con abuso, engaño, siempre desprecio. Cossassss han pasado-pasan.

jajajaj, qué bueno, brazo, de todo menos insecto había oído denominarlo, jajajj, y sí, algo de célula multiplicada, algo de tratado de biología, seguramente de eso se trata, quizás. También vale de edredón jajjajaajaj ayyy, o azulejo de cuarto de bañooo, (¡estaría bien!)
Sí, menos seriedad para estas cosas del comer (en general), totalmente de acuerdo, eso sí que es un empezar.

Lucía, ¿o bajura? jajajajaajajj
Me ha gustado eso de que lo veas apropiado para mí, grande eres. Gracias por tenerme en tan buena, excelente, consideración.

Muchos besos a todos, a todas, me parece que se acercan fechas ¡de acción! Claqueta, que no paremos, solo le pido a diosssss
Abrazos

pe-jota dijo...

Una propuesta valiente e interesante entorno a la cual hay bastante mojigatería y no menos estereotipos, además el hecho de venir de la mano de una mujer le confiere un mayor calado.