domingo, abril 30, 2006

TEXTOS PARA LA HISTORIA DE LA MUJER- (s.XX)

BELÉN SÁRRAGA (1873-1945) Y EL CONGRESO DE LIBREPENSADORES
En 1.920, Belén Sárraga, federalista y librepensadora feminista, representó a la Federación Provincial Obrera de Málaga en el Congreso de Librepensadores de Ginebra. En una publicación posterior sobre lo que allí se debatió, recoge la intervención de la representante de Suiza:

"... Madame Starkof se levanta y en un arranque generoso de indignación dice, dirigiéndose a los hombres:
--Intentáis ir contra el autoritarismo eclesiástico y gubernamental, ¿y el vuestro para con la mujer y el niño? ¡Cuán evidente es que esas conclusines las formuló una comisión en la cual no había ninguna de nosotras!"

"Semejantes palabras- prosigue Sárraga- producen expectación en el auditorio. Algunos sabios graves miran con recelo a aquella ciudadana que así se revuelve contra la injusticia social; quizás no habían contado con que las reclamaciones del feminismo robasen tiempo a las cuestiones filosóficas (...) Madame Starkof propone: abolición absoluta del poder marital y paternal degradante para la mujer y peligroso para el niño"

Más adelante, la misma Belén Sárraga interviene en el debate y lo cuenta así:
"Me levanto y un sordo rumor recorre la asamblea; esto me hace sonreír tristemente; adivino el pensamiento de la mayoría. Va a hablar la hija del país sanguinario y católico de los torquemadas (...) Comprendo que por azares de la suerte tengo en aquel momento la alta misión de ayudar a la dignificación de mi patria ante Europa (...) Discutimos --digo-- uno de los puntos quizás el más importante que debe resolver esta asamblea. El autoritarismo religioso en sus distintas manifestaciones sólo puede llevar a la humanidad a caminos de perdición. El autoritarismo del Estado mata la libertad individual sin la cual el hombre pierde la cualidad que más dignifica. Ambos toman vida de otro autoritarismo aún más peligroso: el autoritarismo de la familia".
Deja tu texto del s.XX y tu opinión

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Pilar, me parece interesantísma esta sección que has abierto. A mí s eme ocurren muchos textos literarios, magníficos, que ya iré metiendo -¿Y la literatura?-, pero como veo que has seleccionado uno feminista, que no está de más, aporto uno en esa línea y ya habrá tiempo...
Mira, se trata de la abogada Mercedes Formica en "El domicilio conyugal", un artículo publicado en ABC en el 1953:
En un hospital madrileño agoniza una mujer, víctima de doce cuchilladas. La noticia extraída de entre las que pregonan el discutido Premio Nóbel, el estatuto de Trieste, el asesinato de Bobby Greenlease, o la catástrofe de Cestona, pasa inadvertida (...) las razones que que llevaron a este final sangriento se pone en claro que la muerte de la desgraciada mujer la porvocó la convivecia, una convivencia que, por humanidad, debió ser evitada"
Creo que en el 53, en pleno franquismo, maltratar, asesinar, a las mujeres tenía menos transcendencia que hoy habiendo probablemente más casos aún.

Veo queno haces referencia en el blog a este tema. ¿lo abordarás en algún momento?
Besos y felicidades por el blog.

Mercedes

PIlar M Clares dijo...

Hola, Mercedes, muchas gracias por tu texto. Fíjate, imaginemos esa sociedad absolutamente masculina en la que la familia rondaba alrededor de la autoridad paterna, las iglesias, los párrocos pidiendo paciencia y comprensión con "las cosas de los hombres", y la pobreza. Menudo cóctel.

Tienes razón en que la literatura aquí la tengo un poco abandonada, pero llegará su momento, precisamente tengo prevista una entrevista a Marta Zafrilla, que creo que saldrá, no sé si la conoces, una joven jovencísima que publicó el año pasado un libro muy interesante de poesía, "Toma sostenida" en la editora Regional.

Y en cuanto a los malos tratos, sí que me gustaría plantear un debate de una forma sería, no sé aún cómo (tengo poquísimo tiempo, ya sabes el lío montepío que llevo).

Un besazo muy fuerte, y me encanta verte por aquí.

Mensaje del Foro Ciudadano que difunde Elvira Ramos dijo...

Por la libertad de la sexualidad no alienada de las mujeres. No compartimos la postura de Hetaira sobre la legalización de la prostitución. Por la misma libertad de expresion que ellas reclaman, las abolicionistas envían carta a Pedro Erquicia ern contra de la emisión del reportaje.
Además, difunden un artículo de una prof de Amsterdam, colgado en Google: "Ten Reasons for Not Legalizing Prostitution
And a Legal Response to the Demand for Prostitution" de Janice G. Raymond (Published in simultaneously in hard copy in Journal of Trauma Practice, 2, 2003: pp. 315-332; and in Prostitution, Trafficking and Traumatic Stress. Melissa Farley (Ed.). Binghamton: Haworth Press, 2003.

cuentolasgotas dijo...

Interesante eso de la familia como tiranía, claro que podemos llamarla así; y peor aún, es una tiranía patriarcal. Quién tiene el poder siempre es la figura paterna (casi siempre es el que trabaja, o el que gana más por ser hombre) y más en países tercermundistas como acá, México. Y claro, métele ideologías que ayudan a inculcar estas ideas, como las de las religiones, y zaz, todo se va más a la mierda. La familia tiene que desaparecer o replantearse.

(Acerca del comentario de Elvira, hay un libro, precisamente Español, donde muy someramente se resumen las posturas de las feministas hacia la prostitución, el libro es Feminismo para Principiantes de la autora Nuria Varela. Yo tampoco estoy a favor de su legalización, pero mientras existan las prostitutas tiene que haber derechos para ellas, se tienen que crear sindicatos y todo eso. Hay una propuesta de legalizar la prostitución pero con fines de abolirla, sería interesante buscar acerca de eso).

PIlar M Clares dijo...

Gracias por la bibliografía, me gusta mucho que aparezca en el blog. Ahora, sentarme a leer tranquilamente fuera de la pantalla es un placer enorme.

El tema de la familia es que se está reestructurando, lo quieran o no. Creo que cuando a principios del XX, Belén Sárraga hablaba del autoritarismo familiar, avanzaba ideas que hoy se van confirmando y que entonces debían sonar extrañas. A algunos hoy les siguen sonando así; son éstos los que se quedan atrás y los que ponen resistencia para que se rehagan las relaciones no igualitarias.
Besos