viernes, abril 14, 2006

DEBATE ABIERTO: (I) PROSTITUCIÓN/PUTA. Origen


PROSTITUCIÓN
Se suele asociar la aparición de las prostitutas desde tiempos inmemoriales a mujeres malignas, sacerdotisas o mediadoras entre los humanos y los poderes divinos, a seres con características que van más allá a la esencia humana.
Las sociedades regularon las relaciones entre hombres y mujeres para salvaguardar el cuidado de los menores y la seguridad sobre el parentesco que los unía con sus padres; con las madres, en general, no cabían dudas. A partir de ahí, el matrimonio se transforma en el espacio legítimo para que la pareja dé cuenta, de manera legal y socialmente aceptada, de su sexualidad, además de legitimar la paternidad y, por tanto, la herencia.
La socióloga
Julia Varela cuestiona la creencia de que la prostitución es el ‘oficio más antiguo del mundo’ y fecha su institucionalización a finales de la Edad Media, cuando “prostitución e imposición del matrimonio indisoluble constituyeron las dos caras de una misma estrategia”. La tradición mariana, desde la Iglesia, sacralizó a la mujer poniendo como modelo el de la madre de Jesús, virgen. Es en esta época cuando en Europa crece de forma considerable la prostitución.
En estos nuevos ordenamientos, el papel de la mujer y de su sexualidad se va centrando por imperativo social e íntimo en la pareja, en la maternidad. Ser madre se convierte en una misión que pasa a obligación. Así, se dejan de lado muchos otros aspectos, especialmente los relacionados con una sexualidad lúdica y placentera en la mujer. La mujer honesta y virtuosa es aquélla que renuncia al placer de la sexualidad.
Según los estereotipos,
la mujer doméstica es, ante todo, madre, mientras que la prostituta afianza su papel de proveedora de placeres.
Las mujeres de “vida alegre” son las prostitutas, las anodinas y tristes sufridoras, las madres. ¿Es verdad este tópico extendido por la sociedad y el lenguaje? (Deja tu comentario)

PUTA
Hay dos versiones sobre la procedencia del término puta: (
Wickdiccionariode Linux)
1.- Del verbo
latino putare, pensar. En el momento en que los griegos fueron conquistados por los romanos, los hombres se utilizaron como educadores, y las mujeres como prostitutas. Al ver los romanos que las mujeres eran conocedoras de la ciencia y la política las calificaron como pensadoras, o en latín putas, palabra que todavía se conserva en catalán.
2.- Del latín de nuevo, pero de una diosa menor de la agricultura llamada
Puta. En los días de la poda, las sacerdotisas de la diosa hacían un bacanal sagrado en honor de ella.
Los orígenes documentados se remontan a
Sumeria y a Babilonia, donde las mujeres tenían que acudir cada año al templo y practicar el sexo con un extranjero en señal de hospitalidad, a cambio de un precio simbólico. En épocas posteriores se practicaron formas similares de prostitución, con carácter religioso o cultural, en lugares como Chipre, Cerdeña y Sicilia, y otros colonizados por los fenicios. En Corinto el templo llegó a tener más de mil prostitutas.
En
Israel también existía esta clase de prostitución. Parece ser que las prostitutas y prostitutos formaron parte del culto, siendo la mayoría hombres. Según su estatus y especialización, estaban las cuadrantarias, llamadas así por cobrar un cuadrante (una miseria), las felatoras, practicantes de la fellatio, etc. En esa sociedad, así como también en la antigua Grecia, las prostitutas comunes eran mujeres independientes y a veces influyentes que llevaban vestidos de color púrpura para diferenciarlas de las demás y pagaban impuestos. De esta forma, las Hetairas griegas eran personajes comparables a las geishas japonesas en su condición entre prostitutas y cortesanas.
¿Cuáles son las razones por las que este término se utiliza como insulto? (Deja tu comentario)


7 comentarios:

Mamen dijo...

El diccionario de la RAE da al término un "origen incierto"

Clares dijo...

Pues mira, me parece que este post es muy suave. La ordenación del matrimonio se realiza desde tiempos muy lejanos en base a un sistema llamado patriarcal, que establece la herencia por vía patrilineal y por tanto se tiene que asegurar de la legítima paternidad, institución de la que nacen los harenes, los gineceos, los celos, el honor y demás desmanes. La mujer se convierte en una propiedad del varón: es botín de guerra y moneda de cambio con otros grupos de varones. Y esto sólo se ve con leer los poemas épicos antiguos.
La prostitución nace precisamente de esa institución cerrada de vigilancia de las hembras reproductivas. Eso hace que las que queden, por cualquier razón, fuera de las posibilidades de reproducción sean consideradas "malditas" y por tanto accesibles a cualquier varón. El obtener beneficio "económico" o de manutención simplemente viene a continuación. Se consagra tal estado en estadíos de civilización muy tempranos. En Grecia, con cierta dignidad en algunos casos, existía ya la prostitución y en Roma, ni te cuento. La prostitución "sagrada" de civilizaciones más antiguas no es más que poner a ese remanente de mujeres "no reproductivas", hijas de nadie y por tanto propiedad de nadie, bajo la protección de una diosa o dios. Y no sigo más porque estoy cansada de explicar esto y que todo el mundo me diga que es un trabajo. Es una injusticia patriarcal perpetuada hasta nuestros días. Si no, mirad quiénes son las mujeres que hoy en día se dedican en la mayor parte a la prostitución: las hijas de nadie, las extranjeras, las marginales.

PIlar M Clares dijo...

Mamen, no sé si eres la dolomita de Córdoba, pero en cualquier caso, gracias por lo que dices. Efectivamente la RAE da el origen como incierto, es más, sólo añade: "Prostituta, ramera, mujer pública". D. Víctor se ha quedado corto, no sé si por mojigatería, parece raro, o por descuido, aún más raro, siendo una palabra tan común.
Clares, me gustan mucho tus aprotaciones, son muy interesantes. No te canses de decir lo mismo si ya lo has dicho;tampoco creo que pienses que por decirlas las conce la humanidad o son verdades absolutas. Ya ves la RAE lo que sabe de puta.
Te agradezco mucho la información.

Otra cosa, la pregunta era: ¿Por qué se utiliza la palabra puta como insulto?

Clares dijo...

Decirle puta a una mujer, sobre todo si no lo es, como un insulto, es asimilarla a lo marginal, a lo maldito, a lo que queda fuera del sistema aceptado donde el fin de la sexualidad femenina es únicamente la reproducción (biológica y del propio sistema). Ahora bien, si la puta es objeto,y se supone que ella no tiene deseos, sino que es receptáculo de los deseos del varón ¿cómo es que se le atribuye la maldad, la intención, la sexualidad perversa? Simplemente, en psicología eso se llama proyección. Es algo complejísimo en este caso, pero es eso. Tendría que desarrollar la separación que en el sistema patriarcal hace entre naturaleza y cultura, para dejar claro que esta separación es tajante, pero que hay una separación más tajante aún: entre los deseos encaminados a la reproducción y los encaminados a la liberación de los instintos perversos. La puta es el chivo expiatorio de todo un sistema. Cuando se insulta a una mujer diciéndole puta, le estamos llamando depósito de los instintos no sometidos a orden social. Ella no actúa, simplemente es espejo deformante de quien la mira. El que se mira en una puta cree que lo que ve en la superficie es otra persona, no él mismo.

PIlar M Clares dijo...

Encuentro esta explicación en http://www.elalmanaque.com/Amor-sexo/puta.htm

Puta (en mayúscula). Nombre propio, femenino, de puto, putare, putatum; diosa protectora de la poda de los árboles. Otra acepción: puta (imperativo de puto), es decir, por ejemplo, verbi gratia, a saber. Ut puta = como por ejemplo. La expresión popular valenciana puto qui (que cita Corominas) con el valor de "a ver quién", no puede traer su origen más que de este valor latino. El latín fue la lingua franca de Europa durante toda la Edad Media y la mayor parte de la Moderna, en los ambientes cultos. Para acercarnos más al valor que tiene actualmente esta palabra, hemos de pasarnos al masculino putus, que significa muchacho.Y es por aquí por donde la palabra deriva hacia el significado actual. El propio Virgilio nos pone en la pista del uso ya torcido: "Dispeream, nisi me perdidit iste putus; sin autem praecepta me vetant dicere: sane non dicam, sed me perdidit iste puer": "Me perderé, si es que no me ha perdido ya este puto; pero puesto que las normas me prohíben llamarlo así, no se lo llamaré, sino que diré 'me ha perdido este chico'." Si la prostitución empezó por la mujer, el puterío empezó por el hombre: los romanos (y antes que ellos los griegos) con la misma lógica que ahora decimos "mi chico" o "mi chica", decían también "mi niño" o "mi niña". Y hubo épocas en que se llevó mucho el hetairismo, que sólo excepcionalmente era femenino (piénsese en las etaireiai / hetairéiai = heterías) y que por definición no podía ser servil (en este caso hubiese perdido todo su prestigio). La diferencia entre la prostitución y el hetairismo está en que éste no era solamente sexual(es célebre la anécdota de Platón ofreciéndose en la cama a su maestro Sócrates para mostrarle su profunda admiración de discípulo). A su chico o "niño" los romanos no podían llamarlo "puer" porque con este nombre denominaban habitualmente al esclavo,por eso recurrieron a su sinónimo putus. Y como era de prever, dado que el hetairismo, que degeneró en sólo sexo, esta palabra adquirió, ya entre los romanos, una connotación ofensiva.

Mamen dijo...

No soy de Córdoba, entré aquí por casualidad. Ahora no sé que decir, con tanta cultura. ¡que pensaran ellas! glup, porque esl termino dice lo que dice. Es mi aportación

PIlar M Clares dijo...

No sé si es demasiado extremo decir que la prostitución se construye con las que no eran reproductivas. La historia del dinero, poder, privilegio por sexo me da la sensación de que es algo bastante sustancial a lo humano. Me gustaría documentarme sobre el asunto, Clares. A ver si me mandas algo.