viernes, abril 14, 2006

DEBATE ABIERTO:(II)PROSTITUCIÓN Economía

La sociedad exige explícita e implícitamente que cada
una de las actividades que desarrollan sus miembros, por más sencillas que parezcan, posean su lugar económico que les confiera el sentido de legitimidad.
La mujer, como trabajadora, hasta los últimos tiempos, y en los recientes aún, con frecuencia es computada como población inactiva, habiendo realizado sin embargo desde antaño múltiples tareas de toda índole.

Si hablamos de prostitución, surge una contradicción añadida: la sociedad y el hábito, en algunos casos también las leyes, la autorizan y sin embargo su ejercicio es criticado y perseguido por muchos actores sociales.
Es una profesión porque ocupa un lugar económico en la sociedad, pero sabemos que no se trata de una profesión como otra cualquiera Blog Asuntos propios "Si es un trabajo como otro, exigiremos que se pongan ciclos medios y superiores de formación profesional. Así mismo, que se hagan listas en el INEM. A cualquier muchacha –o muchacho– en paro se le ofrecerá un puesto de prostitución en un club y si lo rechaza, dejará de cobrar el paro. Si una hija –o hijo– tiene vocación, no la disuadiremos, sino que le procuraremos la mejor formación…”
Por otra parte, aun siendo una actividad económica, el dinero que adquiere la prostituta es calificado, por la misma sociedad que la hace crecer, de sucio y en las lindes de la actividad delincuencial.
Según la ONU, la prostitución mueve anualmente entre 7 y 5 billones de dólares, representando para algunos países del 2 al 14 % del PIB.

Se realiza bajo un alto riesgo y, como dicen las mismas profesionales, cubre parte del gran desempleo en el que viven mujeres proveninetes en su mayor parte de los estratos pobres y marginales de los países en vías de desarrollo o con escasos recursos. Según la Guía Internacional del Sexo y la Prostitución, “las mujeres sin familia, inteligencia o fortuna han utilizado el único medio de que disponían para ganar dinero rápidamente... A 30 dólares por cliente, estas muchachas pueden ganar mucho más que trabajando en una fábrica por 4 dólares diarios, como suele suceder en casi todos los países subdesarrollados.” Esta guía, que cuesta 30 dólares en Estados Unidos, añade que cada uno debe sacar el mayor beneficio posible de su actividad comercial.“Mientras no se arregle la situación económica mundial y el problema de la superpoblación –añade- alguien tendrá que pagar la cuenta.”

En las épocas de crisis económica en cualquier país, la mujer utiliza su cuerpo o los escasos bienes –casa por ejemplo- en act ividades relacionadas con la prostitución. En la España más pobre y religiosa de los años cuarenta, florecen los alquileres de habitaciones para fines sexuales y la prostitución en mujeres de clase media.

En la actualidad, las nuevas exigencias sociales obligan a que ingresen adolescentes y pre-adolescentes al mercado de la prostitución porque son las preferidas. En las calles de las ciudades desarrolladas o en las de mayor pobreza, en los burdeles más caros o más baratos, hay chicas cada vez menores inducidas, en ocasiones, por las propias familias que se benefician de sus ingresos. En situaciones de pobreza o marginación, el secuestro y posterior trata es un sistema de captación de niños y niñas.

Según el Convenio de las Naciones Unidas para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena, de 1949, ratificado por 72 Estados: “la prostitución y el mal que la acompaña, la trata de personas, esclavismo, maltrato, abusos etc. son incompatibles con la dignidad y el valor de la persona humana...” Sin embargo, el nuevo tratamiento dentro de las sociedades más avanzadas reclama el reconocimiento de la prostituta como trabajadora sexual y que conlleve los derechos que como tal tiene.

Se traza una línea divisoria entre la prostitución “libre” y la prostitución “forzada”. En general, las abolicionistas sostienen que la gran mayoría de esas mujeres son obligadas a ejercer la prostitución, y las trabajadoras del sexo replican que las cosas no son forzosamente así. Este es el testimonio de Elena Reynaga en el II Foro en VIH/SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual de América Latina y el Caribe organizado en La Habana: "no soy puta, no soy prostituta, no soy trapo ni jinetera, no soy cuero, no soy meretriz ni ramera, tampoco cortesana. Soy una mujer trabajadora; una mujer trabajadora sexual".

En la revista Diagonal, en el especial sobre la prostitución de marzo, se dice: “La lucha por el reconocimiento de la prostitución como un trabajo ha llevado a la creación de sindicatos, para reivindicar y defender los derechos de las y los trabajadores del sexo”. Así, una de las experiencias más conocidas es la de la holandesa Rode Draad (RD), cuyo objetivo es mejorar los derechos y las condiciones laborales de las trabajadoras del sexo, informarles sobre sus derechos y cambiar la percepción pública sobre esta actividad.
En España se puso en marcha hace un año una experiencia similar, el Col·lectiu de Treballadores y Treballadors del Sexe de Comisiones Obreras, fruto del activismo de un grupo de trabajadoras del sexo de Barcelona, y del apoyo de la Secretaría de la Dona.

Si se acepta la solución de que la prostitución se asuma como trabajo, ¿estamos convirtiendo a los proxenetas en "empresarios" y a las redes de tráfico de mujeres (niños y niñas) en "flujos de inmigración" para trabajar en la industria del sexo?

¿Es la prostitución una actividad económica a la que tiene derecho toda mujer que lo desee?
¿Está la política nacional e internacional dispuesta a cortar con semejante movimiento económico?

25 comentarios:

Mamen dijo...

Tanisha nació en Jamaica y llegó a los Estados Unidos cuando solo tenía dos años y medio. Tuvo un historial de abuso sexual. Su padrastro la violó cuando tenía siete años, y sus tíos políticos abusaron de ella a partir de los 12 años.
"A los 16 años tuve una hija", cuenta Tanisha. "Yo todavía estaba en la escuela y carecía de dinero para mantener a la bebé... tenía que ganar dinero de alguna manera y rápidamente. No había podido conseguir un empleo".
http://www.unicef.org/voy/spanish/explore/cse/explore_1337.html

Un testimonio de los tantísimos. ¿Qué tiene que cambiar? ¿Cuántas niñas son objeto de abusos?

Karuna dijo...

Personalmente opino que la prostitución va contra la dignidad de quien la profesa(eso si, excepto para los casos de 'prostitución obligada' por trata de blancas...) Aquí estaríamos hablando de mujeres que se ven atrapadas, sin poder elegir, a riesgo de perder su vida o incluso la de sus seres queridos!! (véase Once Minutos, de Paulo Coelho)
Y con respecto a si debe considerarse una actividad económica reconocida como tal, seamos claros, el quid de la cuestión debería ser el intentar evitar a toda costa lo que conlleva trabajar para el sexo (enfermedades de transmisión sexual, SIDA... ) y para evitar ello, una gran vía sería la posibilidad de reconocer esta actividad, dándoles de alta en la Seguridad Social... Así que, en mi opinión, excusarse diciendo que entonces:"...habría que animar a nuestros hijos si tienen aptitudes para practicar la prostitución, ofrecerla como puesto de trabajo para los registrados en el INEM... SON TONTERIAS SIN SENTIDO!!
Por favor, seamos serios e intentemos solucionar los problemas...!! lo otro me parecen excusas para evitar hacer algo que no se quiere))

Clares dijo...

Aquí hay mucho que desbrozar. Lo primero, Karuna, no puedes decir tan agriamente que lo que alguien dice es una tontería, así, sin reflexionar ni pensar. ¿Has leído el artículo completo? ¿Te has parado a pensar en lo que yo -soy la autora del artículo- quería decir con eso?
Sencillamente, te diré, no soy una moralista, no soy abolicionista porque me dé la gana a mí y me busque excusas, me encanta que la gente haga lo que le dé la gana con su sexo y con el de las demás personas, pero, ¡cuidado!, lo que le dé la gana, no otra cosa. El sexo venal no es libre. El sexo venal no establece una relación de igualdad entre dos personas. El sexo venal interfiere en el estado físico y psíquico de las mujeres y hombres que lo practican. El sexo venal pretende controlar la salud del usuario (putero) y no la de la prostituta. El sexo venal no es un trabajo. Un trabajo supone una serie de condiciones que la prostitución no tiene. Si quieres considerarlo un trabajo, dale todas las condiciones y verás qué absurdo. Sobre todo, ¿para quién es un trabajo, según tú? Para nuestras hijas no. Para las hijas de las otras, sobre todo si son pobres y extranjeras.
Y no voy a ver Once minutos de Coelho, porque creo que hay literatura en el mundo de mucha mayor calidad.

Pina Fernando dijo...

A veces decimos lo que no somos y somos lo que no queremos ser.

Porque nos parece absurdo que se pueda considerar la prostitución un oficio y no nos parece tan absurdo todo lo que se puede ver en unas fechas como las que estamos pasando. Contratos Basuras, Empresas Tapaderas, Empresas que venden aquello que no es fijense en lo que estan haciendo por ejemplo con el Aceite, Fraudes, Especulación...con esto quiero decir que no hay un FP para muchos de los oficios que hay por la tierra o es que acaso alguien nos enseña como Especular con un terreno, como mezclar aceite de girasol con colorantes para vender un Aceite de Oliva de puta madre, etc.... etc...El oficio o trabajo sale de cualquier sitio hasta de lo que no esta normalizado y tiene estudios de por medio.

Se puede considerar oficio a la prostitución si no que le pregunten a las 5 abogadas detenidas por prostituirse dentro de la Cárcel utilizando a sus clientes, y ganar así un dinerillo extra o es que acaso lo hacían por hobbie? Que va lo están haciendo como oficio el suyo...

Acaso no es más puta un especulador inmobiliario que la chica que hace de "funcionaria" en la esquina.

Y Viva Pablo, veo que te ofendes porque "critiquen" o "ataquen" tu Articulo, quizás tambien ofendes a la gente que lee tan mala literatura.

Karuna dijo...

Perdóname si te he molestado, sólo doy mi opinión y desde luego acepto la tuya. No voy a entrar en disputas porque no el lo mío, desde luego sería absurdo considerarlo trabajo por los motivos que dices entre otros(me he leido el artículo completo), sólo pretendía hacer incapié en algo que imagino que tú también estarás de acuerdo, y es que lo que habría que intentar a toda costa sería encontrar una solución lo antes posible al tema de los problemas de salud que se desencadenan... Aunque esa solución fuera disparatada...

Y con respecto a Once Minutos, la verdad es que mi lectura es muy variada, y decir que una lectura es de baja calidad... bueno, a mi me parece que eso es muy subjetivo no crees?? Me dijiste al opinar en mi blog(gracias por tu participación) que leíste Dostoyevski, yo no he leido mucho de él pero no te voy a decir que es lectura de baja calidad... desde luego que no...
Paulo Coelho es uno de mis escritores favoritos y mencioné el libro en cuestión porque hacía referencia al tema.

Clares dijo...

Esto para karuna:
Como otras veces, tengo que aclarar que yo no soy mi hermana, sino yo. Es decir, compartimos el apellido, así que puede haber confusión. Yo soy la otra, vale, así que yo no opiné en tu blog, fue la otra, o sea, mi hermana. No te preocupes, da lo mismo. Yo he leído a Dostoyevski, pero creo que no lo dije en tu blog.
Como de lo único que sé en esta vida algo, aunque sea poco, es de literatura, te puedo decir que una persona puede tener los gustos que quiera, leer lo que quiera y disfrutar con lo que quiera, pero que eso no significa que lo que lea sea literatura. Mi tío disfrutaba un montón con novelas de kiosco de Marcial Lafuente Estefanía, pero eso no era literatura.
Por lo demás, es que me había parecido que calificar inmediatamente de tontería una expresión que mi hermana (la otra) había citado de un artículo mío, aparecido en mi blog, pues era muy irreflexivo por tu parte, porque piensa en el fondo lo que se dice. No son excusas. Es que a mí no me importaría que mi hija fregara suelos a sueldo si lo necesitara, pero no querría que fuera prostituta. Y eso que es tan fácil de entender no es demagogia, es simplemente saber que la prostitución no es un trabajo, sencillamente, sino un impuesto revolucionario que el patriarcado impone a las mujeres, a las excedentes, a las pobres, a las marginales... Para explicarlo aquí es complicado, pero hay razones psíquicas, físicas, éticas, sociales, políticas, para explicar que la prostitución no es un trabajo.
Y esto para el otro:
Y por mí, viva todo el mundo, pero en mi biblioteca sólo vive quien yo quiero. Y no me corto de decir lo que me parece flojete y light en literatura. Vende bien, pero eso es todo.

Clares dijo...

Tú, fernando pina, juegas con la depreciación que el patriarcado hace de la palabra puta. Te aclaro, las putas son más dignas que todos esos que nombras, pero no son más dignos los hombres que van de putas, sino igualmente depredadores e inmorales. Sencillamente.
Ya que hay especuladores, vamos a legalizarlos y les damos un estatuto para que al menos nos esquilmen dentro de lo legal.
Las putas (en el mal sentido) no son ellas, son ellos, los que pagan por las mujeres, los que violan la naturaleza y la justicia.
Y lo más curioso, casi siempre son hombres los que con más ardor y menos matices defienden la legalización de las prostitución. ¿Por qué?

Anónimo dijo...

Lo primero es que os agradezco mucho a todos/as las aportaciones que hacéis. Este es un espacio para que digamos lo que pensamos libremente. Así es que no hay jueces sobre las opiniones.

Me gusta la idea de Karuna sobre la dignidad en las personas forzadas a la prostitución porque no es exactamente la del decoro del que hablan los diccionarios, y sin embargo lo es. Respeto para ellas. Lucha contra quienes las explotan.
Sabemos que la prostitución no es un trabajo cualquiera, todos lo sabemos, Clares, excepto las prostitutas y sindicatos que quieren defenderlo como tal.Pienso que dar condiciones nunca es absurdo. Son mucho peores las que tienen.
Habrá que pensar en un nuevo modelo que contemple a quien lo desea y a quien no, un modelo social, quizás, de mayor igualdad entre ricos y pobres, hombres y mujeres... También entiendo que la batalla empiece por algún lado.

A mí tampoco me gustaría ser actriz porno ( o ladrona o especuladora, adulteradora de aceites, etc. como dice Pina fernando, aunque eso, por despreciale que sea, no es dinero por sexo,)y tampoco existe ciclo formativo para este tema.

La prostitución está más allá de los burdeles y de las calles de las ciudades donde se ve clara. Trabajo por sexo no es solo cosa de prostitutas, tiene mucho que ver con la situación de la mujer y el hombre en la historia y en el presente.También con la educación.

Una pregunta ¿Cuántas situaciones cotidianas se os ocurren en las que se cambie dinero por sexo?

PIlar M Clares dijo...

La anónima era yo, Pilar, que se me ha ido la mano al editar el comentario, (y, por cierto, no he escrito nada sobre Dostoievski no sé dónde). Yo he felicitado a Karuna por su blog y he hecho una apreciación sobre la necesidad de crear polémicas para hacer pensar.
Lo demás, que corra.

Karuna dijo...

Lamentablemente hay muchas situaciones en las que se realiza el deshonesto trueque del sexo por dinero (reitero que sólo deshonesto cuando a la mujer no se le priva de su libertad y se le da opción a elegir)), a la orden del día mujeres por ascender en la escala social, por ejemplo. Tengo un amigo que conoce varios casos en los que por sacarse el mísero carnet de conducir!!! por muy increible que ésto parezca...

PIlar M Clares dijo...

Seguramente en la educación o carencia de educación de muchas trabajadoras del sexo ha estado presente la posibilidad o la necesidad de vivir del sexo. En la educación de hombres y mujeres no profesionales, hay más de este tema de lo que parece. Ya ves el caso que me cuentas, aunque a veces sea leyenda, tiene una parte importante de verdad, me parece.
Karuna, gracias por tus opiniones.

luciadelmentidero dijo...

Yo no quiero que haya prostitución pero la hay y eso beneficia un determinado estado de las cosas. Lo primero para cambiar esta situación creo, sinceramente, que debe ser reconocer los derechos de esas mujeres. No guste o no, los proxenetas son "empresarios" que compiten dentro de la economía ilegal y desrregulada, obteniendo inmensos beneficios en un negocio opaco. Desde dentro se pueden cambiar las cosas como ha ocurrido en otros temas, hasta que no se reconocen los derechos, la lucha es desigual y ésta es tremendamente desigual.

PIlar M Clares dijo...

Es desigual y además no tiene voz. Ni insitutos de la mujer ni pamplinas, nadie recoge su voz, porque a ellas no les sale del cuerpo.
En la información que recojo en el post, está el testimonio de Elena Reynaga.

Del colectivo Hetaira:
"En la actualidad, en nuestro país, la prostitución se mueve en una situación de alegalidad: su ejercicio no constituye un delito, pero las personas que lo ejercen carecen de derechos reconocidos...Creemos que urge, no sólo que se reconozcan, sino que se pongan los medios necesarios para que se garanticen". Hay un manifiesto al que adherirse ¿quién lo hará?hetaira@colectivohetaira.org

Gracias por tu comentario, Lucía. Besos

luciadelmentidero dijo...

El sistema de opresión siempre se repite: invisibles, sin voz, sin derechos, sin reconocimiento. Ha sido así para esclavos, homosexuales, mujeres, inmigrantes... El camino ya lo conocemos: la visibilidad, la palabra, los derechos.

Clares dijo...

Pues esta es la última vez que intervengo en este debate, sencillamente porque ya veo que es la línea regulacionista la que está presente y valorada. Yo sigo diciendo que NO. Es simplemente una cuestión del modelo social que se desee para el futuro. Y además, ¿estáis dispuestas a asumir esa actividad para vuestras hijas en el caso de que no tuvieran el medio de vida que deseáis para ellas? Pues si no, aplicarlo. Las demás también son hijas de alguien, aunque ese alguien sea una meteca, una esclava, una extranjera.
Hace años nadie podía pensar que la violencia de género era una lacra social. Empezaron a crearse corrientes de opinión, a levantarse voces, a explicarlo. Eran pocas y estaban solas. Eran las feministas. Pasará lo mismo con la prostitución. Regularizar es la hipocresía de las personas "caritativas". Yo quiero servicios sociales y posibilidades para todo el mundo, no consolarme pensando que se las follan y las convierten en objeto, pero que al menos tienen seguridad social, pobrecitas. Mientras los cerdos de los proxenetas ponen sus grandes supermercados del sexo a las afueras y se persigue a las pequeñas prostitutas de esquina. ¿O habéis creído que es para ellas esto?
Firmar lo que queráis, sólo estáis dando una nueva baza al patriarcado mercantilista. Yo me quedo sola con cuatro más a seguir indignada de que hasta las propias mujeres consideren bien que las injusticias hay que consagrarlas con la ley para que las chicas honradas puedan seguir siéndolo.

Karuna dijo...

Hace no mucho ví un documental en el que salían mujeres que ejercían la prostitución, a cara descubierta, reconociendo ellas mismas que era una actividad que aunque no les gustara no querrían dejar la calle pues les reportaba mucho dinero. Hablaron de cantidades, sin exagerar algunas 3000 € al mes... y mucho de este dinero se lo gastaban para operaciones de estética que en mi opinión no la necesitaban e incluso se empeoraban . Qué decís de ésto? Desde luego yo me siento incapaz de defender a este tipo de mujeres e incluso velar por su seguridad... muy distinto de otros casos desde luego...

PIlar M Clares dijo...

Pienso que se da visibilidad a aquello que es oportuno, que al lado de las de esos reportajes, hechos para ser vistos en tv-espectáculo, siempre con un cierto aire publicitario, con mujeres más o menos bellas de acuerdo a esos cánones, que dicen disfrutar el sexo en su trabajo, tan sofisticadas,hay una mayoría silenciosa, sin espacio televisivo.
Me parece que siempre se ven los polos opuestos, o la prostitución de más riesgo y marginal, o la más elistista, como si fueran personajes de novela.
Por otra parte, detrás de cada una de ellas, pertenezcan al mundo que pertenezcan, y como ya se ha dicho por aquí, estoy de acuerdo en que se encuentra una mujer maltratada en infancia, violada, sometida a huillaciones, etc.
Estoy de acuerdo con Lucía: palabra y derechos. Añado: volutad política para modificar el sistema que permite y perpetúa.
(Karuna, me gusta el aire que tiene tu blog, es de los más abiertos y personales que he visto)

Karuna dijo...

De acuerdo con que son una minoría las mujeres que decía, es una pena que hoy en día siga latente la profesión 'más antigua del mundo', porque ante todo va contra la dignidad de la persona (de quien la ejerce Voluntariamente, así como el cliente y el putero...)

Gracias Pilar por lo que dices, entro bastante a tu blog, seguro que ya te han dicho que no está nada mal.

Besotes

Pedro M dijo...

Hola, Pilar, ya veo que me voy unos días y me encuentro un lío montado.
Si me permitís, voy a decir algo.
Soy hombre, y nunca he ido a burdeles ni iré porque me resulta humillante para ellas y para mí.

Digo que en ese sentido soy abolicionista.
Problema: existe

Creo que la solución empeiza por posturas personales y se desarrolla en posturas políticas.
Problema: no hay intención política, ya veo que personal la tenenmos aquí todos.

Vengo de las vacaciones veo las portadas de periódicos alarmando sobre los muertso en carretera. Vamos asumiendo el problema incluso cuando conducimos :tantos muertos en tal fecha.
¿Cuándo entra en el márketin político el tema de la prostitución?

PIlar M Clares dijo...

Hello, Peter, de viaje, qué bien. Ttoalmente de acuerdo contigo. Imagínate paneles por las carreteras que conducen a los burdeles: Cientos de niñas desaparecidas protituídas después de ser vendidas a protíbulos. Miles de proxenetas -también mujeres, ya sé, algunas- enriquecidos con la humillación sexual. Muertas a palos en las calles después de ser violadas salvajemente...pufff...a lo mejor se les quedaba otra disposición...

SempreFeministas dijo...

Olá!

Como não sei escrever em espanhol, optarei pela minha língua materna, o português!
Não consigo conceber a prostituição como uma actividade profissional, pelo que não acho que deva ser legalmente reconhecida. Exceptuando alguns casos, a mulher que se torna prostituta não o faz pelo facto de adorar ter relações sexuais. Fá-lo porque é coagida, directa ou indirectamente. O objectivo de uma prostituta é sempre a saída; a sua permanência na prostituição é temporária e o seu término é, fortemente, ansiado.
Para as prostitutas de interior, que até têm autonomia nas sua actividade, reconheço que a regulamentação seria mais conveniente. No entanto, enquanto mulher e feminista, não consigo conceber a prostituição como um trabalho digno da mulher, ela merece algo muito melhor que é certamente a venda do corpo.
A sociedade tem o dever de proporcionar oportunidades laborais enriquecedoras da figura feminina. Nenhuma família, nenhuma criança deseja para o seu futuro uma "profissão" como a prostituição.

Termino o meu comentário mencionado ainda um especial agrado por saber que há pessoas que se interessam e debatem, publicamente, este tema.
Foi um prazer visitar o seu blog.
Visite também o meu: Feministactual.blogspot.com!

Gracias,
Anabela Santos, Portugal.

PIlar M Clares dijo...

Hola Anabela, no sabes el placer que es para mí tener tu idioma mi blog y ¡poder entender! el comentario. Te agradezco tu visita y tus palabras. He estado en el tuyo que desde aquí lo recomiendo, es magnífico, aunque tuve problemas para comentar o ponerme en contacto, quizás es que lo tienes configurado así.

El tema de la legalización de la prostitución es tan complejo como evidente que ser abolicionista es la base y la finalidad, creo que cualquier persona con conciencia tiene que coincidir en ello, porque es una labor asociada al esclavismo, al abuso de poder, a la diferencia y a al delito. Más claro que el agua.

Ahora bien, que la sociedad contemple un cambio en valores de hábitos, educación, economía, equidad entre los humanos, etc, es algo que se produce con lentitud y por lo que estamos luchando una buena parte de la población para la que está claro que las armas, por ejemplo, siempre son para matar, o que las diferencias siempre generan abuso del poder sobre el subordinado, etc.

La cuestión en este tema, pienso, es que la clandestinidad no favorece el camino hacia su final, y muy especialmente para las porpias trabajadoras. Sabemos viene de largo y que porque se ilegalice no va a desaparecer. Creo que legalizarlo le daría visibilidad a las mujeres que ejercen la prostitución, y lo que creo, finalmente es que con voluntad política y medidas de inserción social de verdad y contundentes, se daría un paso importante.
Un beso,de nuevo gracias, y espero que sigas paseando por aquí

Anónimo dijo...

Extracto del mensaje de Maite Lucerga, del Sindicato de Servicios Públicos de STERM-La Intersindical:

En el conjunto del Sindicato STERM-La Intersindical se alzan voces, desde hace muchos años, que abogan por la regularización de la prostitución. Tenemos afiliadas compañeras que trabajan en CATS “Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo”. Están elaborando una investigación sobre las condiciones de vida y trabajo de las personas que ejercen la prostitución en Murcia.
La principal ventaja de este tipo de investigación es que con ella, se invierten los tradicionales roles de sujeto y objeto de estudio, de modo que las personas que ejercen la prostitución son quienes a lo largo de todo el proceso han ido marcando sus motivaciones, sus intereses y la selección de los aspectos de su realidad que quieren dar a conocer al resto de la sociedad

Igualmente colaboramos, unas más que otras, con el colectivo Hetaira de Madrid, sobre todo difundiendo la información que nos hacen llegar.

(…) Así como pedimos “papeles para todos”, debemos ser conscientes de que estas personas trabajan en la calle, sin papeles, sin derechos laborales, estigmatizadas por el desarrollo de su trabajo.

Cuando hablamos de mafias, es evidente que luchamos contra ellas. Contra todas las mafias, no sólo contra las de la prostitución, también contra las de la explotación infantil, contra las de la droga, contra toda forma de opresión y merma de las libertades de las personas, de todas las personas. Igual que denunciamos las mafias urbanísticas, de las administraciones públicas o de cualquier mafia con la que nos topemos.

(…) Si vamos a denunciar, que no sea solamente el mogollón de “putas” (con perdón) que habrá en el mundial de fútbol, denunciemos lo que supone que millones de personas gasten esa cantidad ingente de dinero mientras el mundo se muere de hambre y enfermedades. Denunciemos las mafias, el alcoholismo y la drogadicción que fomentará tal evento. En definitiva, marquémonos los listones más altos en la denuncia, porque el aumento de la prostitución será uno más de los múltiples efectos paralelos que producirá el mundial.

Anónimo dijo...

Un enlace de interés:

http://www.hombresabolicionistas.org/tiki-view_articles.php

Una posición clara.

PIlar M Clares dijo...

4 DE JULIO:

La Guardia Civil ha detenido a 42 usuarios de Internet y ha imputado a otras 120 personas como presuntas autoras de un delito de corrupción de menores y posesión de pornografía infantil dentro de una operación llevada a cabo en todo el territorio nacional y Andorra.

La operación Voyeur, que continúa abierta, se inició hace siete meses a raíz de una denuncia interpuesta en un puesto de la Guardia Civil de la Ribera de Navarra por UNA JOVEN DE 17 años...

Empresarios, informáticos, médicos, funcionarios y cargos públicos figuran entre los detenidos e implicados en la operación, que ha sido coordinada por el juzgado de Instrucción Número 1 de Tudela. Navarra es la comunidad autónoma en la que ha habido más detenciones.