viernes, abril 06, 2007

EL PODER DE LA CONVERSACIÓN


¿Son los internautas sujetos pasivos que se sientan frente a un ordenador dispuestos a consumir contenidos ajenos o por el contratrio producen, controlan y distribuyen información?

Los datos dicen que hay 100 millones de vídeos aproximadamente colgados en Youtube y unas 150 millones de fotos en Flickr. Existen unos 60 millones de blogs y 1,5 millones de artículos en la enciclopedia Wikipedia de usuarios que presentan un alto grado de fiabilidad. Por otra parte, sitios como Digg o Menéame permiten decidir qué artículos de la Red gustan más; también desde los blogs se han originado campañas decisivas en dimisiones de colosos de la información como el periodista americano Dan Rather.

Está claro que en poco tiempo las relaciones entre usuario, empresa, política, movimientos sociales e información en general han cambiado: "Ya no son unidireccionales, sino bidireccionales", dice Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, y añade: "Los usuarios reaccionan, tienen voz propia, y la manifiestan. La web 2.0 ha introducido la conversación en las relaciones comerciales". Efectivamente, ni Youtube ni Flickr invirtieron nada en su difusión inicial, sino que se nos han mostrado como un hallazgo fortuito consecuencia de la frustración, en el caso de Youtube mientras intentaban sin éxito enviar el vídeo de una fiesta entre amigos, en el de Frickr cuando investigaban en un videojuego.

Después el boca a boca y el blog a blog ha sido su medio de difusión, es decir, se han servido de las redes sociales que ellos mismos alentaron y que hoy crecen solas produciendo información visual o escrita, interpretando la de los medios de comunicación tradicionales, compartiendo experiencias, apoyando campañas sociales, por sectores, individuales. Es el pequeño gran poder de la individualidad y el tecnicismo. Para Philip Meyer, autor de
The Vanishing Newspaper, 2043 será el último año de la prensa tradicional escrita.

Se reconoce que ha surgido el valor de la colectividad, y quizás como salvación política en el intento de legitimar los sistemas representativos que están en el punto de mira de votantes insatisfechos, o como un modo de dar nombre a un movimiento al que la organización social no puede estar ajena.

Somos conscientes hoy más que nunca de la desigualdad, vivimos con el malestar de los muchos que somos y la información media alcanza a las cuentas y a las intenciones de los otros pocos que obstentan el poder. Por otra parte, los datos dicen que tendemos a informarnos por internet pero, mientras esto sucede, también los datos hablan de los principales intereses del internauta: cómo enriquecerse y dónde ir al cine. Dice Jason Lanier en
"Maoísmo digital" que la colectividad no necesariamente es garantía de nada: "El colectivo es tan estúpido como cualquier individuo, y en algunos casos concretos, mucho más estúpido y la ausencia de contenidos comprometidos intelectualmente en los vídeos más vistos así lo confirma".

La expresión por antonomasia personal de la opinión se encuentra en lo que se viene llamando la blogosfera que procura un espacio individual de carácter personal --blogs más abundantes--, creativo en cualquiera de las artes, sobre viajes, de tipo social, político, alrededor de los conflictos bélicos, ecológicos, información en general --o metainformación--, especializados en una profesión, tecnología, etc. Cualquier tema y unos conocimientos básicos hacen posible crear un blog. Sin embargo, y quizás por la diversidad de formatos y la facilidad de acceso, su principal problema hasta el momento es la credibilidad.

Se sospecha de la opinión particular , de la información no contrastada, de la manipulación de los datos extraídos de los medios online, de la falta de originalidad de los textos, del anonimato que permite en la red esconder la identidad, del aislamiento en que vive en ocasiones el internauta que origina una brecha con lo que siempre se ha entendido como realidad. También se sospecha de la interpretación porque, quizás, aún no se cuenta del todo con que el usuario puede decir algo o puede intervenir de forma directa ofreciendo otra cara de la información. Quizás porque a pesar de todo no hay confianza en que la ciudadanía puede actuar directamente, o porque la llamada en los últimos tiempos a las opiniones individualizadas desde los ámbitos políticos suena a cosa extraña.

Asistimos en los últimos días a la aparición de la llamada
wikipolítica, o que las 'webs' permitan a los internautas modificar sus contenidos para configurar el programa electoral o recordar a los candidatos sus promesas en tiempos electorales. El proyecto, que ya está funcionando, se llama 'Lo prometido es deuda y utiliza el formato de Wiki para que los internautas guarden los compromisos anunciados en las próximas elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo. Para uno de sus creadores, conocido exclusivamente como Sergio, "el éxito de este sitio depende de la participación de los internautas". Según parece, su interactividad es ya mayor a la de las páginas de municipios de las comunidades autónomas.

No se acaba de inventar la ciudadanía, no es todo oro lo que reluce, no sabemos hasta qué punto somos conducidos por fuerzas mayores, pero por no saber nada como siempre, no perdamos de vista que esta herramienta puede servir para mucho. Con
J.Jauma Blu en su Diario impertinente, podemos creernos que es la hora del ciudadano y que podemos ser críticos y comprometidos mientras no se diga lo cotrario, en cuyo caso, protestaremos como siempre.

17 comentarios:

Julia Ardón dijo...

Interesantísimo. Ya lo enlacé.

Buitre Desahuciado dijo...

Parece que el cielo en la tierra de la internet, va a llegar a convertirse en la verdadera tierra más allá de la realidad...

Muy muy interesante.

Bombermán dijo...

Me parece que el meollo del asunto lo constituye esta parte "vivimos con el malestar de lo muchos que somos y la información media alcanza a las cuentas y a las intenciones de los otros pocos que ostentan el poder".
De aquí se parte a mayores reflexiones.
Kisses.

Pilar M Clares dijo...

Muy buenas estas reflexiones, el cielo está en la tierra, --no el paraíso, que no es lo mismo-- Buitre, un saludo, bienvenido, a lo mejor es que hay revisar eso de realidad, y Bomber, vaya, a pesar de lo mal hecha que me quedó la frase, efectivamente ahí hay un meollo--que tampoco los meollos son únicos, uf, sería horrible--; somos conscientes y luego nos quedamos según las estadísticas ¿con aspirar a perpetuar la situación? nooooooo, seamos menos apocalípticos, estamos aquí hablando precisamente por lo contrario. Gracias Julia

Invitación: ¿Para qué usamos nuestros blogs?

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Internet siempre tendrá unas consecuencias imprevisibles, sobre todo si conseguirmos que las reglas comerciales que dominan el mundo no campen a sus anchas, cosa que no es nada fácil y donde los bloggers tenemos muchos que decir.
PD: no sé que me pasa en tu blog que no lo puedo leer demasiado bien, no sé si es el tipo de letr4a que utilizas, pero me sale como escrito en un alfabeto cirílico.
Saludos.

Elías Torres dijo...

Justamente esa ruptura del papel pasivo del lector de noticias es lo que hace a internet diferente.

Ahora no somos consumidores pasivos, podemos ser partícipes activos de la información

LOLA GRACIA dijo...

muy interesante el artículo. lo suscribo todo, punto por punto

LOLA GRACIA dijo...

Para qué uso mi blog??
Es una explosión muchas veces de lo que siento, un modo de comunicar cosas que me interesan y compartirlas con el resto.

Hôichi dijo...

internet ha cambiado nuestra forma de interrelacionarnos, depende de nosotros hacer un buen uso

besitos

Pilar M Clares dijo...

Cambian las formas y cambia el mundo, o al revés, Hoichi, creo que el mundo siempre cambia.

¿Mejora la comunicación? al menos la amplía, pero me confundo, porque desde que la cogieron los matemáticos y los tecnólogos yo ya no sé qué es, ¡hasta me sale el cirílico!, Gregorio, qué risa me ha dado, lo que nos faltaba, mejoraré la caligrafía jajaj.

Vamos a por un papel activo, vayamos, eso, bienvenido Elías , lo que me sorprende de los datos es que no se busquen noticias, y las utilidades que se persiguen. ¿Se lee la prensa online, por cierto? ¿Confiamos en la información de los blogs, por otra parte?

Lola, lolica a ti no hay más que leerte para ver que explosionas estupendamente en tus post, tienes madera, y eso siempre tira, informas de cualquier modo.

Yo hago mi blog porque creo en la información y en la interpretación, y porque creo que nos alimentamos de muchos tópicos que ingenuamente me gusta destruiiiiiirrrrr!!! También porque creo en la CONVERSACIÓN,vaya, que me gusta darle al palique.
Besos a todos.

Buitre Desahuciado dijo...

Hace algún tiempo un profesor decía que la internet había expandido las posibilidades de comuncarse y de informarse. Pero al mismo tiempo al hacer casi incontables los medios por donde un individuo podía consumir la información cabía la posibilidad de que creciera también la desinformación.

Al mismo tiempo la posibilidad de este medio de ser uno y mil a la vez hace que internet sea un medio en el cual todo se virtualiza. ¡Hasta la información! Lo que se lea o las personas que se conozcan caen en una nueva forma de duda metódica. ¿Quién nos asegura, por ejemplo, que yo sea de Costa Rica, realmente? ¿O que sea hombre, o que sea buena gente o al contrario, que sea un infeliz...? ¿Quién nos asegura realmente que las noticias que me llegan del periodico virtual, son verdaderas? ¿Quién me asegura que tal o cual acción internacional o nacional es correcta o no, cuando unos dicen que sí y otros que no? La confianza -en la información- se torna casi un acto de fe.

Claro, ésto para aquellos que tienen acceso a este cielo en la tierra... ¿Qué pasa con los que no pueden llegar a "knocking on heaven's door"?

Mari dijo...

internet....
aysh
me cambió la vida

Pilar M Clares dijo...

Un exceso de información produce lo contrario, es verdad; de lo que yo dudo, Buitre, es de que se acceda a una información con selección propia, de la voluntad de informarse, ese para mí es le verdadero origen del caos. Por otra parte, nuestras capacidades para ocultarnos creo que van más allá del anonimato (?) de la pantalla, y los que no pueden llegar al menos han alacanzado visibilidad por los que sí. Sería un tema a debatir: las conveniencias de creer que todos debemos tener los mismos accesos, esa idea globalizadora me temo que se manipula; hay muchos modos de vivir ¿no crees? Gracias por tus opiniones, ricas.

Mari, no sé si estarás de acuerdo, la vida siempre cambia. Besicos

Pedro M dijo...

No solo el poeta es un fingidor, como decía Pessoa, el ser humano está abocado al fingimiento. Una máquina es solo una herramienta que en este caso traspasa. El ser humano va más allá.
Besos

Pilar M Clares dijo...

"Las empresas de medios aprenden a acelerar los flujos de contenido por distintos canales de entrega para ganar más, ampliar mercados y fortalecer el compromiso del espectador. Los consumidores aprenden a usar estas distintas tecnologías para llevar plenamente el flujo de medios bajo su control y para interactuar con sus compañeros (significant others). Las promesas de este nuevo entorno de medios abre expectativas de un flujo de ideas y de contenidos más libres". HenryJenkins "Convergence culture"

Cada vez más la gente usa los medios de manera perturbadora en las batallas políticas del momento, concluye el artículo de Francis Pisani que me envía Lucía Benítez recogido de El País.
Gracias, Lucía, el tema es muy interesante, la convergencia más allá de la tecnología. También la CONVERGENCIA cuando la imprenta iba más allá de inventar un nuevo artilugio, ¿QUÉ HABRÍA SIDO DE LUTERO SIN ELLA?

El diario el País dijo...

Una abuela 'hippy' escribe un 'blog' desde Bagdad integrada en una unidad militar de EE UU
Jane Stillwater, de 64 años, dejó su hogar de California para "decir la verdad" sobre lo que pasa en Irak" 12-4-07 El País

Raquel dijo...

Personalmente, el blog me ha permitido conocer personas con muchas cosas que decir, me ha abierto muchas puertas, aprendo de muchos blogs porque en cada uno de los blogs que visito encuentro algo interesante.Para mí es una ventana al mundo.